VEHÍCULOS

Circus Maximus: The Chariot Wars (Xbox)

Circus Maximus: The Chariot Wars, la Guerra en la Antigüedad no Consistía Solamente en Enfrentamientos Multitudinarios en los que Participaban Activamente Dos o Más Facciones Bien Definidas, Por lo que Este Interesante Videojuego se Enfoca en Mostrarnos una Perspectiva Muy Diferente y Mucho Más Veloz de los Conflictos Romanos

La Guerra de Carrozas Acaba de Comenzar

Antes que nada, debemos admitir en primer lugar que esta semana ha sido algo dura para nosotros, ya que tuvimos que dedicarle un tiempo muy especial a la gran mayoría de los lanzamientos correspondientes a la que es sin lugar a dudas una de las mejores franquicias bélicas dentro del género de los juegos de disparos con perspectiva en primera persona, la cual por cierto tuvo su origen en una idea del gran director de cine Steven Spielberg inspirado en los gustos particulares de su hijo adolescente, quien al parecer era un gran fan de la obra maestra Golden Eye lanzada en su momento para el ya legendario Nintendo 64, de modo que claramente nos estamos refiriendo a la serie mundialmente conocida como Medal of Honor, una saga que marcó un antes y un después en la historia de los videojuegos, siendo a su vez el primer título de disparos completamente inspirado en la Segunda Guerra Mundial con un carácter exclusivo para la robusta PSX de la Sony Computer Entertainment, logrando conseguir un margen de ventas bastante elevado tras su eventual lanzamiento al mercado, al tiempo que generó una enorme lista de lanzamientos posteriores para los diferentes sistemas y plataformas que estuvieron disponibles durante las pasadas generaciones. En este mismo sentido, con el pasar del tiempo esta afamada franquicia originalmente concebida por los genios de la hoy extinta DreamWorks Interactive en colaboración directa con el creador del filme Salvando al Soldado Ryan, demostró que podía mantenerse a flote a pesar de las circunstancias, pero a causa de todo un conjunto de malas decisiones por parte de los veteranos de Electronic Arts, la serie se vino abajo literalmente, algo que fue ocasionado en gran parte por la gran decepción representada en la forma de la entrega denominada Medal of Honor: Warfighter, aunque si bien es cierto que ya se sabía que este árbol seco estaba relativamente próximo a caer en cualquier momento, además de que luego de terminar con lo que sería nuestro primer artículo dedicado a una saga completa desde sus humildes y tortuosos inicios hasta su posterior caída en desgracia, nos dimos a la tarea de hablar sobre la más reciente entrega de la saga Fire Emblem, la cual por cierto no fue lanzada para ninguno de los sistemas actualmente desarrollados por la Nintendo.

En relación a esto último, también comentábamos que la versión conocida como Fire Emblem Heroes no era más que un simple Spin Off especialmente diseñado para funcionar en los dispositivos que cuentan con el sistema Android, siendo esta una decisión por parte de la Nintendo con la que al parecer pretendían aprovechar al máximo el reciente éxito alcanzado por un fenómeno mundial producido por ellos mismos y que fue conocido en occidente como Pokémon GO, además de que ya habían acumulado algo más de experiencia tras la introducción del genial Super Mario Run como un juego de carácter pago para los dispositivos móviles, por lo que a pesar de que Fire Emblem Heroes sigue la misma tendencia free-to-play de otros juegos disponibles en el mercado, aún así ha estado ofreciendo a los usuarios la posibilidad de realizar pequeñas transacciones en su interior, la cuales les permitirían contar con algunas ventajas importantes a la hora de intentar superar el Modo Campaña, el cual por cierto consta con una gran dificultad, siendo esta una característica que comparte con los demás títulos de la serie, aparte de que no pudimos dedicarle mucho más tiempo al Modo Historia debido al hecho de que este era un poco repetitivo, por lo que decidimos concentrarnos más en los segmentos de batalla y otros aspectos interesantes antes de que procediéramos a revisar la otra propuesta que teníamos aún en cola. En este mismo sentido, y antes de entrar en materia, comentaremos nuestras impresiones con respecto a un título de la serie Total War especialmente centrado en las hazañas y combates multitudinarios de la civilización romana, esto con motivo de servir como antesala ante la particular propuesta que abordaremos en breve, de modo que Rome: Total War, al igual que los otros juegos que forma parte de la popular serie Total War, es una entidad en sí misma, la cual ciertamente no es para todos los usuarios, pero para aquellos que disfrutan del género de la estrategia es un juego sin igual, a la vez que resultará ser una experiencia bastante grata y entretenida, sobre todo porque la parte principal del juego tiene lugar en un mapa que pretende representar un mapa de Europa, el norte de África y Asia Menor, pero lo cierto es que va más allá de ser un simple mapa de carácter político, pues reconstruye toda el área completa en tres dimensiones, incluyendo a su vez los ríos, las montañas y otras características particulares de la tierra, aparte de que en este mismo mapa, es posible llevar a cabo el despliegue y posicionamiento de las tropas, reclutar nuevas unidades, proceder a la construcción de edificios, gestionar los impuestos y hacer otras tareas que son necesarias para el levantamiento de nuestro propio imperio.

Asimismo, y en términos de juego, en la entrega Rome de Total War existen dos caminos principales a elegir, por lo que se puede optar por dejar todo en manos de los gobernadores que son previamente nombrados por el ordenador, o bien, uno mismo puede llevar a cabo la microgestión de todo el conjunto, además de que la primera opción funciona lo suficientemente bien para aquellos que no quieren dedicarle mucho tiempo al mapa de campaña, prefiriendo en su lugar llegar directamente al Modo de Batalla, siendo este último el que permite tener controlados los impuestos universalmente y elegir los patrones de reclutamiento en relación a la construcción para cada ciudad siempre en base a nuestras necesidades, de manera que si uno se decide por la microgestión, debemos tener muy en cuenta que esto puede no ser una tarea muy fácil de realizar, lo que se debe en gran parte al hecho de que el orden público, el crecimiento de la población, y los ingresos están desglosados ​​en diversas variables, al tiempo que cada una puede ser manipulada a través de las guarniciones, aparte de que, algunos de los problemas, tales como la miseria, son muy difíciles de enfrentar, siendo a su vez muy perjudiciales para el orden público. Por otro lado, uno de los cambios de Medieval, en términos de gestión de la ciudad, consiste en el requisito de que un miembro de la familia se encuentre en una ciudad con el fin de establecer directamente la tasa de impuestos, de modo que los Gobernadores sólo pueden llegar a ser generales, los cuales a su vez solamente pueden aspirar a ser miembros de nuestra familia, aunque si bien es cierto que los capitanes excepcionales pueden ser adoptados en cualquier momento y los hombres se pueden casar dentro de su propia facción, además de que el uso de los barcos en Rome tiende a ser mucho más importante de lo que era en los juegos anteriores, con bloqueos que son muy útiles para cortar una economía enemiga y con batallas navales que terminan siendo mucho más numerosas de lo que ya eran en la entrega Medieval, por lo que el contar con una fuerte marina es uno de los principales requisitos para alcanzar el éxito a través del juego, al tiempo que en cuanto al modo de juego, el movimiento de tropas se maneja mucho mejor de lo que era en las entregas anteriores, lo que permite el estacionamiento de tropas en cualquier parte del mapa, aparte de que las unidades especiales, tales como los diplomáticos y los espías son mucho más útiles de lo que eran antes.

Dentro de este mismo marco, vamos a iniciar lo que será una nueva revisión tomando como base un juego que parte de una idea que a muchos puede llegar a parecerles un tanto extraña, ya que el mismo nos ofrece la posibilidad de vivir un ambiente de guerra a través de una forma a la cual no estamos muy acostumbrados, pero aún así se relaciona con el título descrito hace unos cuantos párrafos atrás por el simple hecho de enfocarse en algunos aspectos importantes de la civilización romana, aunque en este caso en particular, vamos a poder contagiarnos del espíritu de guerra romano a través de las carreras de carrosas, pues aquí es posible competir en una serie de violentas carreras contra otros jugadores, contando cada uno con su propia carroza de guerra que incluye un caballo, un conductor y un gladiador especialmente entrenado para luchar y morir en combate, mientras evitamos ser las primeras víctimas de aparatosos accidentes, participando al mismo tiempo en encarnizados combates cuerpo a cuerpo durante el desarrollo de estas alocadas carreras, además de que el juego en cuestión toma su nombre directamente de las competiciones a puerta cerrada llevadas a cabo dentro del territorio Romano, siendo perfectamente capaz de ofrecernos una experiencia de juego muy realista a pesar de algunos fallos y otras características que han dejado mucho que desear, de modo que el título sobre el cual estaremos haciendo referencia en los que resta del presente artículo llegó a occidente bajo el nombre de Circus Maximus: Charriot Wars, consistiendo en un videojuego de carreras enfocado en el ambiente romano, siendo desarrollado en su totalidad por una empresa llamada Kodiak Interactive, mientras que la gente de Encore y los veteranos de THQ fueron los encargados de su posterior publicación a nivel internacional. De esta forma, el lanzamiento al mercado de esta particular propuesta inspirada en una forma de entretenimiento de la antigüedad comenzaría a tener lugar a partir del 24 de febrero del año 2002, momento en el cual era posible encontrarla disponible para la potente consola Playstation 2 de la Sony Computer Entertainment, aunque ya para el 5 de julio de ese mismo año fue introducida una versión especialmente diseñada para funcionar en la poderosa Xbox de la Microsoft, algo que fue posible gracias al excelente trabajo realizado por el gran equipo de THQ a nivel de distribución, además de que este interesante videojuego ofrecía a los usuarios de ambas consolas la posibilidad de jugar en un Modo que otorgaba en todo momento una experiencia de juego para un solo jugador o través del Modo Multiplayer claramente enfocado en las partidas entre varios participantes.

Características Principales

En vista de ello, es importante señalar primeramente que en el ámbito de los videojuegos, existen algunos temas de carácter estándar que tienden a ser reutilizados una y otra vez, de modo que a lo largo de todos estos años, los jugadores han tiendo que enfrentarse a cientos de invasores alienígenas, diversos clanes ninja, innumerables pandillas de matones e interminables hordas de no-muertos con cada nuevo lanzamiento que ha venido apareciendo para cada uno de los sistemas y plataformas, por lo que en lugar de tomar una de estas rutas habituales, los visionarios de Kodiak Interactive se aventuran en territorio fresco con su propuesta denominada Circus Maximus: Chariot Wars , la cual consiste en un juego que intenta fusionar la esencia de películas clásicas de gladiadores con una mecánica de juego que recuerda a los títulos de combate vehiculares tales como Road Rash y Twisted Metal, lo que en realidad es un buen concepto, pero lamentablemente el juego no alcanza a reproducir la intensidad de sus inspiraciones. Por otro lado, en los días del Imperio Romano, una de las formas más peligrosas pero también más rentables de alcanzar la gloria era las peligrosas carreras de carros o Equirria, siendo este el nombre con el que los romanos las conocían, de modo que en ellas los corredores podían pasar de tener simples harapos a ganar extraordinarias riquezas al ser muy exitosos en su labor, o bien, podían morir sin piedad en el hipódromo frente a la mirada complacida de la colectividad, además de que las familias patricias y los comerciantes ricos acostumbraban servir de patrocinadores con su riqueza para así lograr que sus respectivas familias ganaran aún más respeto o influencia política de la que ya tenían y, por supuesto, mucho más dinero para sus arcas, aparte de que también se podía ganar mucho con las carreras a través de las apuestas.

Igualmente, en los últimos años del Imperio Romano y los primeros tiempos del Imperio Bizantino, los emperadores y sus rivales políticos directos también comenzaron a apoyar a los equipos, lo cual a final de cuentas fue la principal causa de muchas disputas a nivel político entre partidarios de diferentes equipos, a la vez que incluso terminó iniciando una sangrienta guerra civil a su alrededor, de modo que Circus Maximus: Chariot Wars intenta recrear los días de gloria de ese violento deporte que despertó mucha pasión entre los habitantes romanos, el cual por cierto constituye en sí mismo una premisa muy interesante y bastante inusual para un juego de video, aunque si bien es cierto que este título ha estado recibiendo a lo largo de todos estos años mucha mala prensa por parte de algunos críticos profesionales, pero después de ser lo suficientemente valientes como para no tomar muy en serio sus argumentos, simplemente podemos decir que no estamos del todo de acuerdo con ellos, aparte de que decidimos jugarlo justo después de leer las opiniones de los jugadores que le han dado una puntuación consistente en un pulgar hacia arriba. En este mismo sentido, el hecho de leer un gran número de comentarios de los jugadores comunes y corrientes en lugar de los que son escritos momentos antes de las fechas oficiales de lanzamiento u otros similares, es un buen indicador, por lo que una importante lección que aprenderemos aquí consiste en no dejar que los profesionales juzguen siempre las cosas por nosotros, así que bien podemos decir ahora que Circus Maximus: Chariot Wars es básicamente un juego de lucha que tiene lugar en las famosas carreras de caballos de origen romano, siendo esta una descripción bastante extraña pero en realidad esa es la mejor manera de describirlo, ya que es como un Road Rash que se lleva a cabo en la antigua Roma, de modo que todo el concepto a nivel general suena verdaderamente muy interesante a la vez que resulta ser algo muy innovador después de todo, por lo que esto es lo que hace al juego tan divertido, aunque también es muy probable que en ningún momento de nuestras vidas hayamos tenido la oportunidad de haber jugado algo similar a este título, pues en realidad constituye el primero en su tipo y eso es lo bueno, aparte de que el único problema consiste en que el juego en cuestión puede ser un poco superficial en algunas ocasiones y lamentablemente consideramos que podría haber utilizado un poco más de maniobras de combate para mejorar la experiencia considerablemente.

En relación a lo anterior, básicamente todo aquí se trata de carreras de carros en combinación con segmentos de combate algo intensos, además de que antes de sumergirnos en las carreras se nos brinda la posibilidad de elegir y eventualmente personalizar a nuestro “equipo“, de modo que lo consideramos un equipo porque se nos permite llevar a cabo algunos ajustes personalizados en relación a nuestro carro, al conductor, el caballo y nuestro guerrero, al tiempo que cada opción no sólo se ve muy diferente, sino que cuenta con algunas estadísticas tales como la velocidad y la maniobrabilidad, pero lo bueno es que son solamente conductores y guerreros, así que con ello queremos decir que el conductor es simplemente eso, el sujeto que se encarga de conducir o tirar de las riendas del carro, mientras que el guerrero es el tipo que se sienta en la parte posterior del mismo y literalmente comienza a darle golpes a cualquier carro que logre posicionarse dentro de su rango de alcance, aparte de que podemos usar los botones L y R para hacer giros bruscos con nuestro vehículo, mientras que la palanca de control servirá para moverlo en casi cualquier dirección que queramos. Por otro lado, en este mismo Modo de Configuración se utilizan los botones ubicados en la cara frontal del mando para controlar al guerrero, por lo que este personaje se volteará de forma automática para enfrentarse al chofer más cercano a nosotros, así que afortunadamente no tendremos que preocuparnos mucho por eso, al tiempo que un botón adicional cumplirá con la función de bloquear, el siguiente botón nos permitirá hacer una maniobra específica con el arma mientras que otro botón nos permitirá hacer un ataque especial y así sucesivamente, además de que toda la premisa de batalla es una idea realmente genial y a la vez es lo que evita que Circus Maximus: Chariot Wars sea un juego de carreras muy aburrido, aparte de que cada uno de los carros controlados por los otros participantes contarán con una barra de vida para el guerrero y otra más para el conductor, de modo que cuando esta se agota el carro se desmorona y los caballos corren como poseídos.

Sin embargo, el objetivo final del juego consiste en ganar la carrera en lugar de acabar con la vida de todos los demás corredores de carrozas, por lo que siempre tendremos que tener esto muy en cuenta, además de que también podemos contar con un conductor controlado por el sistema de inteligencia artificial de la computadora mientras tomamos el control total del guerrero, pero esto suele ser una muy mala idea, ya que las habilidades de conducción del ordenador son equivalentes a las de un conductor inexperto en proceso de sacarse una licencia, aunque si bien es cierto que dentro de este juego existe un montón de diferentes Modos, los cuales van desde el Modo de Torneo Principal exclusivo para un solo jugador a un Deathmatch con carácter Multijugador muy marcado e incluso hay un Modo de Entrenamiento que afortunadamente es muy profundo y es casi un juego completo en sí mismo, de manera que el Modo Multiplayer incluido dentro de Circus Maximus: Chariot Wars es realmente muy divertido, aparte de que uno puede configurarlo a gusto para enfrentarnos a uno de nuestros amigos en un Deathmatch de gran intensidad, o bien, es posible jugar de forma cooperativa en un mismo carro, lo que significa que el jugador principal puede ser el conductor y el otro jugador asumiría el rol del guerrero, siendo esto último muy probablemente el mejor aspecto de todo el juego.

Por otro lado, aquí se ha incluido un pequeño sistema de power-ups, pero de nuevo, al igual que el resto del juego, este sistema no es muy profundo, pues solamente encontraremos 4 tipos de power-ups que se obtienen al interactuar con un elemento específico que cuenta con la finalidad de otorgarnos alguno de estos particulares poderes, de modo que el tipo más común son los power ups de vida, aunque si bien es cierto que también hay unos que le permitirán lograr un golpe devastador y otro que nos permitirá alcanzar una velocidad extrema por un corto periodo de tiempo, por lo que este no es un sistema muy desarrollado y fuerte como el que podemos encontrar en otros juegos con power-ups disponibles en el mercado, pero aún así ayuda bastante a mantener la acción y hacerla menos repetitiva, además de que si bien esto suena como un montón de diversión, el juego no es lo suficientemente profundo como para mantenernos jugando durante mucho tiempo, así que realmente no hay mucho más allá de la simplicidad de las carreras y del repetido hackeo, pero si hubiera algún tipo de sistema de ataques especiales, o bien, un sistema de carreras más fuerte, así como también un sistema especialmente diseñado para los puntos de control, este juego sería mucho más profundo y al mismo tiempo más agradable.

Apartado Gráfico y Sonoro

Ahora bien, en lo que respecta a las gráficas de este juego, podemos añadir que en Circus Maximus: Chariot Wars los guerreros y sus carros son los aspectos más atractivos de entre todos los demás, a diferencia de los ambientes que se sienten un poco sosos en su gran mayoría, ya que después de una carrera inicial, notaremos que son la misma cosa una y otra vez, de modo que con sólo cuatro carreras en el campo, el juego corre muy suave, al tiempo que las patas de los caballos se mueven de una manera bastante correcta y las animaciones del guerrero son realmente fluidas, con cada uno de ellos contando con varios tipos de ataques, pero aún así todo lo visto a una cierta distancia se ve muy plano y hasta al mirar mucho más de cerca podemos comprobar que las texturas simplemente no están allí para dar una sensación de realismo, además de que la detección de colisiones es un problema muy importante dentro del juego, aparte de que los efectos visuales no son la gran cosa, ya que las chispas de las ruedas no deslumbrarán lo suficiente, esto debido a que parece un efecto un poco barato en realidad e igualmente el agua es plana y hasta el chapoteo de los caballos corriendo a través de un arroyo son aburridos. Por otro lado, y en lo concerniente al apartado sonoro, tenemos que en Circus Maximus: Chariot Wars los efectos sonoros están muy bien hechos, de modo que los caballos emitirán muchos ruidos auténticos, tal y como lo hacen las espadas al momento de chocar entre sí, pero lamentablemente los gruñidos de los competidores no contribuyen a complementar la experiencia, aunque por fortuna sus gritos de derrota son muy agradables al oído, además de que los efectos funcionan muy bien para sumergirnos en el juego, por lo que ayudarán a que nos sintamos como si en verdad estuviéramos compitiendo en una carrera durante la antigüedad, aparte de que la música es difícil de comentar ya que su presencia es realmente escasa, lo que quiere decir que no hay trompetas altísimas y otras firmas de gladiadores durante la carrera, pues en lugar de ello se deja al sonido de ambiente hacer el trabajo que correspondería a la banda sonora.

Share this Story
Load More Related Articles
  • ACCIÓN

    Call of Duty (Saga Completa)

    Call of Duty, Una Franquicia Realmente Exitosa Dentro del Género de los Shooters Bélicos con Perspectiva en Primera Persona que Logró ...
  • ESTRATEGIA

    R.U.S.E (PC)

    R.U.S.E, Cuando Pensábamos que los Videojuegos de Guerra Basados en la Segunda Guerra Mundial ya No Eran Capaces de Ofrecer Nada ...
  • XBOX ONE

    Sniper Ghost Warrior 3 (Xbox)

    Sniper Ghost Warrior 3, Estamos a Pocos Meses del Lanzamiento Oficial de este Excelente Shooter Táctico que Pretende Otorgarnos Tres Experiencias ...
  • VEHÍCULOS

    Circus Maximus: The Chariot Wars (Xbox)

    Circus Maximus: The Chariot Wars, la Guerra en la Antigüedad no Consistía Solamente en Enfrentamientos Multitudinarios en los que Participaban Activamente ...
  • ESTRATEGIA

    Fire Emblem Heroes (Android)

    Fire Emblem Heroes, Una de las Mejores Franquicias de la Desarrolladora Intelligent Systems Logra dar el Salto a los Dispositivos Móviles ...
  • ACCIÓN

    Combat Elite: WWII Paratroopers (PS2)

    Combat Elite: WWII Paratroopers, La Segunda Guerra Mundial Fue un Gran Conflicto Bélico que Devastó y Dividió a la Mayor Parte ...
Load More By tusjuegosdeguerra.com
  • VEHÍCULOS

    Circus Maximus: The Chariot Wars (Xbox)

    Circus Maximus: The Chariot Wars, la Guerra en la Antigüedad no Consistía Solamente en Enfrentamientos Multitudinarios en los que Participaban Activamente ...
  • PC VEHÍCULOS

    Fighting Steel (PC)

    Fighting Steel, Nos Topamos Ahora Con Una Extraordinaria Propuesta de Simulación para los Ordenadores Caseros que Permite Recrear Con Una Gran ...
  • VEHÍCULOS

    Panzer Front (PSX)

    Panzer Front, Los Tanques de Guerra Invaden Nuestro PSX Brindándonos una Gran Experiencia de Juego Dentro del Marco de la Segunda ...
  • VEHÍCULOS

    Heroes of the Pacific (PS2)

    Heroes of the Pacific, Reviviendo los Enfrentamientos Más Importantes a Nivel de los Cielos Durante el Teatro de Operaciones del Pacífico ...
  • VEHÍCULOS

    Naval Ops: Warship Gunner (PS2)

    Naval Ops: Warship Gunner, Una Interesante Propuesta Naval Especialmente Diseñada para el Playstation 2 de Sony Construye y Utiliza tus Propios ...
  • VEHÍCULOS

    Army Men: Air Attack (PSX)

    Army Men: Air Attack, La Popular Franquicia de Los Soldaditos de Plástico Regresa al PSX Ofreciendo Muchos Combates Aéreos con Helicópteros ...
Load More In VEHÍCULOS

Check Also

Call of Duty (Saga Completa)

Call of Duty, Una Franquicia Realmente Exitosa Dentro ...

Juegos