ESTRATEGIA

Making History II: The War of the World (PC)


Making History II: The War of the World, Estamos Frente a la Secuela Directa de la Entrega “The Calm & The Storm” que Llega a Nosotros en la Forma de un Videojuego Estratégico de Gran Envergadura, En Donde se Nos Permite Recrear con Cierto Realismo los Algunos Combates Llevados a Cabo Durante la Segunda Guerra Mundial

Más Allá de la Calma y la Tormenta

No es tan común encontrarnos con jugadores que realmente disfruten de los juegos de estrategia en todas sus variantes. Pues, la mayoría de los usuarios prefieren en lugar de ello un buen videojuego de aventura, donde se les encargue una misión principal específica que casi siempre consistirá en luchar contra un gran tirano, o bien, contra una amenaza sin rostro, la cual será revelada mucho más adelante a lo largo del juego. Además de que, también existen muchas personas que prefieren dedicar buena parte de su tiempo libre a los videojuegos del género shooter en sus diferentes perspectivas, en donde más allá del objetivo principal que los jugadores deben cumplir, es posible dar cumplimiento a una serie de encargos de carácter secundario. Lo que tiene como finalidad variar un poco la experiencia de juego, alejándola un poco de inevitable linealidad que suele hacer mella hasta en las franquicias más grandes de este género. Aunque, en el caso particular de los juegos RPG, es claro que en ellos podemos hace todo esto y mucho más, ya que también es posible hacer que nuestros personajes evolucionen a lo largo del tiempo, por medio de la experiencia acumulada. Siendo esta particular característica el factor determinante que nos permitirá avanzar dentro del juego, debido a que este tipo de propuestas suelen otorgar la ventaja a los jugadores que hayan logrado alcanzar los niveles más altos, permitiéndoles tener una experiencia de juego mucho más fácil y evidentemente más gratificante.

Sin embargo, también existe un género que se centra especialmente en un grupo bastante reducido de la población, ya que se suele centrar en los aspectos más importantes de la simulación de vehículos de combate. Lo que quiere decir que no solamente debemos ingresar a la cabina y poner en marcha un tanque de guerra como si de un coche automático se tratara, ya que se requiere un conocimiento mucho más avanzado sobre el funcionamiento de sus contrapartes en la vida real. Por esta razón, los simuladores vienen con extensos manuales y tutoriales muy completos que requieren una inversión de tiempo bastante considerable, algo así como un mini curso que debemos hacer antes de empezar a jugar, siendo esta una de las características que suele frustrar a la gran mayoría de los jugadores muchos más acostumbrados a la acción inmediata. Pero, lo cierto es que las propuestas enfocadas en la simulación de vehículos, no son los títulos más complicados que existen dentro del mundo de los videojuegos para los diferentes sistemas y plataformas, ya que hay juegos de estrategia que suelen exigir un grado de atención realmente increíble a todo cuanto ocurra frente a la pantalla. De modo que, un claro ejemplo de ello, son los títulos de la afamada serie Commandos de Pyro Studios, o un título muy bueno que revisamos hace poco y que fue publicado en su momento bajo el nombre de Soldiers: Heroes of World War II, el cual por cierto recordaremos seguidamente como antesala para lo que trataremos más adelante a lo largo del presente artículo.

En base a lo anterior, todos aquellos que alguna vez hayan tenido la oportunidad de haber jugado a títulos de series como Commandos, Sudden Strike o cualquiera de los estilos de juegos de estrategia en tiempo real lanzados durante la vieja época, sabrán exactamente lo que se debe hacer en un juego como Soldiers: Heroes of World War II. Ya que aquí se nos permite asumir el control de un ejército al servicio de una facción determinada, bien sea el bando de los alemanes, los rusos, los estadounidenses o los británicos, para luego involucrarnos activamente en una guerra de gran intensidad por medio de un estilo “Punto y Clic”. Además de que, la ventaja real que este título en particular tiene sobre sus competidores directos, consiste en una nueva opción de “Control Directo”, la cual nos permite tomar el control sobre un soldado individual, o bien, de un vehículo que se encuentre presente en el campo de batalla, todo ello desde una vista con perspectiva en tercera persona. Aunque, si bien es cierto que lo anterior no es más que un intento bastante decente para hacer que el juego sea menos complicado e igualmente para este que nos otorgue un poco más de protagonismo. Pero, en realidad parece bastante inútil tomar el control de un soldado que claramente va a morir después de recibir unos cuantos disparos por parte del enemigo. Mientras que, aquí todo funciona igual que la guerra real, o al menos eso creemos nosotros, ya que nunca hemos estado en una guerra real, ni esperamos estarlo. Así que, por ejemplo, si enviamos a un soldado de infantería al aire libre cuando todos los cañones están disparando sin cesar, entonces es muy probable que un coche negro esté visitando la casa de la esposa unos pocos días más tarde para darle la mala noticia. Especialmente, con un enemigo que parece ser capaz de predecir cada unos de nuestros ataques.

Pero, muy a pesar de que el juego en cuestión es increíblemente brutal en cada lado de la guerra, existe una curva de aprendizaje. Por lo que, para aquellos que nunca antes hayan tenido la oportunidad de jugar un título de estrategia basado en el tiempo real y esperan sumergirse en la batalla durante un lapso de tan solo unos segundos y pasar al siguiente escenario, podemos decirles que habrán perdido a todos sus pelotones y unidades antes de que puedan decir “mayday“. Además de que, Soldiers: Heroes of World War II se mantiene firme con el dicho de que “el trabajo genera sus recompensas”, lo que nos hace pasar por varias misiones de entrenamiento y diversos tutoriales antes de entrar en el combate a gran escala. Pero, a pesar del esfuerzo requerido, comprobaremos que todo valdrá la pena más adelante. Mientras que, el juego nos ofrece la posibilidad de elegir entre opciones individuales o de carácter Multiplayer, y en la opción para un solo jugador, se nos brindará la posibilidad de abrirnos camino a través de las diferentes misiones que conforman la Campaña, o bien, asumir solamente las “Misiones de Bonificación“.

Por otro lado, la acción se irá llevando a cabo a través de varias líneas de tiempo muy diferentes entre sí durante el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial y, por lo tanto, el juego no tiene un verdadero comienzo o fin de una historia. Además de que, las misiones de la campaña nos permiten luchar en una serie de operaciones con las fuerzas británicas, americanas, soviéticas o alemanas, e igualmente podemos jugar estas campañas en el orden que más nos parezca conveniente. Mientras que, las batallas individuales presentes dentro de la Campaña, son obviamente muy diferentes entre sí y funcionan siempre en secuencia. Al tiempo que, las misiones con carácter de entrenamiento se proporcionan para aquellos que no están acostumbrados al tipo de interfaz utilizada, y si alguien que no ha jugado este tipo de juegos con anterioridad, o al menos por un largo periodo de tiempo, quiere sumergirse en la experiencia, estas misiones de aprendizaje son realmente esenciales, ya que la interfaz puede llegar a ser un poco difícil. Aunque, cualquiera que ya esté acostumbrado a los juegos de estrategia en tiempo real, debería poder asumirla con bastante rapidez y sin muchos contratiempos. De modo que, una vez que nos hayamos acostumbrado a la manera en la que se controlan nuestras unidades de combate, descubriremos que este juego puede ser asumido desde una manera bastante directa. Aparte de que, las misiones se establecen muy firmemente y nos proporcionan una cierta cantidad de unidades, todo ello con la finalidad de completar la misión que se nos haya encargado previamente, y hasta vamos a poder guiar a estas unidades hacia la victoria en la forma que nosotros lo creamos más conveniente.

Sin embargo, aquí no hay bases para construir y tendremos que completar las misiones con las unidades disponibles, así como también con el equipo que se nos proporciona justo al inicio de cada misión. Por lo que, si la misión sigue directamente a la anterior, entonces obviamente se nos dejará con las unidades que hayan logrado sobrevivir a los enfrentamientos previos. Además de que, este juego nos permitirá hacer casi todo lo que queramos con las unidades que nos hayan entregado. Mientras que, utiliza un sistema de inteligencia artificial muy bueno, siendo perfectamente capaz de anticipar algunas de nuestras tácticas si no tenemos el debido cuidado. Aunque, otro punto positivo, consiste en la gran versatilidad de las unidades disponibles para el control directo, ya que nuestros propios hombres pueden llevar a cabo una multitud de tareas de forma paralela al combate, las cuales incluyen el reabastecer a los tanques, capturar a los vehículos enemigos, equipo o artillería, desinstalar el equipo de los vehículos de combate y hasta iniciar reparaciones en los mismos. Aparte de que, la cantidad de control disponible para el jugador es también algo bastante versátil, debido a que nuestros hombres pueden esconderse justo debajo o detrás de los árboles, muros, setos, entre otros obstáculos, si así lo deseamos claro está.

Ante todo lo expuesto anteriormente, ahora si nos enfocaremos en la revisión de una propuesta de guerra, que también tomamos en cuenta al momento de elaborar nuestra extensa lista de juegos bélicos considerados como imprescindibles para cualquier jugador. Consistiendo en una propuesta muy interesante, la cual se relaciona con el título descrito hace unas cuantas líneas atrás, por el simple hecho de fundamentarse en la infame Segunda Guerra Mundial, permitiéndonos en todo momento tomar el control absoluto sobre una facción completa. Aunque, si bien es cierto que también será posible asumir el mando de algunas colonias, regiones, ciudades y unidades de combate específicas durante los tiempos antes y durante el transcurso de la Segunda Guerra Mundial, todo ello en varios escenarios que comienzan justamente en los años 1933, 1936 y 1939, basándose siempre en un puñado de situaciones realistas. De modo que, el título sobre el cual estaremos hablando a continuación, llegó a los territorios occidentales bajo el nombre de Making History II: The War of the World, consistiendo en un videojuego de estrategia basado en turnos, especialmente enfocado en los conflictos de gran envergadura. Siendo desarrollado en su totalidad por una empresa llamada Muzzy Lane Software, mientras que esta misma compañía junto a los veteranos de Valve Corporation, Direct2Drive y GameStop fue la encargada de todos los detalles en relación directa con su posterior publicación a nivel mundial.

De esta forma, el lanzamiento al mercado de esta segunda entrega de la popular serie Making History, comenzaría a tener lugar justo a partir del 15 de junio del año 2010, momento en el cual logró ser estrenada en el territorio norteamericano. Aunque, no llegaría a otras partes del mundo sino hasta el 22 de junio de ese mismo año, a través de la plataforma Steam. Estando disponible en todas las tiendas especializadas y en internet, para los usuarios de los ordenadores caseros que cuentan con la plataforma Windows de Microsoft como sistema operativo, así como también para los del sistema Mac OS X de la Apple. Además de que, el título en cuestión, es capaz de ofrecer una experiencia de juego para un solo jugador a través de un Modo Principal integrado, y la posibilidad de participar en partidas de carácter Multiplayer, siendo programado a su vez a partir de un potente motor gráfico conocido bajo el nombre de Sandstone.

Características Principales

Asimismo, debemos señalar primeramente que los juegos de estrategia de gran envergadura basados en la Segunda Guerra Mundial, siempre han tenido un lugar bastante prominente en el disco duro del ordenador casero perteneciente a cualquier entusiasta de los videojuegos de guerra. Además de que, la historia de los juegos para ordenador está totalmente repleta de grandes y no tan grandes ejemplos de estos títulos, e igualmente la popularidad del género es muy fácil de explicar, ya que este tipo de propuestas permite a los jugadores decidir el destino de las naciones, tomando un asiento de importancia en la mesa de los Aliados o del Eje. Aunque, ya para el año 2007, la gente de Muzzy Lane desarrolló su propio contendiente para este género algo saturado. Por lo que, la entrega Making History: The Calm & The Storm, como se le conocía por aquel entonces, fue inicialmente catalogada como una herramienta especialmente concebida para el aprendizaje en el aula. Mientras que, el juego en cuestión se caracterizó por su gran nivel de profundidad, basándose siempre en un sistema de turnos, junto con una interfaz de usuario que resultaba ser muy fácil de aprender para cualquier usuario.

No obstante, unos cuantos años más tarde, los genios de Muzzy Lane están de vuelta en el escenario con la entrega Making History II: The War of the World. De modo que, este interesante juego especialmente diseñado para los ordenadores caseros, fue lanzado hace ya mucho tiempo, justo después de la liberación de una beta pública bastante desigual, en la que el público a nivel mundial probablemente logró ver demasiado de lo que este equipo de desarrolladores estaba haciendo. Aunque, en el caso particular de la versión definitiva, podemos decir que realmente se trata de un juego muy divertido y al mismo tiempo resulta ser muy fácil de jugar. Pero, lo cierto es que el modelo diplomático de esta segunda entrega de la serie, es un verdadero paseo salvaje alrededor de los límites de la historia, y los aficionados de la Segunda Guerra Mundial pueden llegar a preguntarse en cierto momento en donde rayos se han metido esta vez. Además de que, Making History II: The War of the World es un juego de guerra no muy profundo después de todo, pero sin ser demasiado ligero en el proceso. Mientras que, el título en cuestión es fácil de aprender, e incluso los jugadores más principiantes pueden llegar a crear grandes estragos en todo el mundo, justo después de una breve lectura a través de un manual bastante delgado para un juego como este.

Pero, el simple hecho de estemos frente a una propuesta estratégica tan fácil de aprender, y de que el manual incluido no sea más como un simple folleto de referencia, no significa que el juego no tenga un buen nivel de profundidad. De hecho, este título presenta un modelo económico y diplomático bastante complejo. Además de que, aquí un mapa muy colorido cubre la totalidad del globo terráqueo, y el jugador puede siempre tomar control absoluto de casi cualquier nación existente en el mismo. Mientras que, la gran mayoría de los jugadores, probablemente no quieren jugar en la Segunda Guerra Mundial asumiendo en rol de un país como Brasil, pero en esta segunda entrega de la serie Making History, eso es algo muy posible. Al tiempo que, las naciones disponibles dentro del juego, están formadas por un grupo de provincias que también pueden tener dentro de sí algunas ciudades de gran importancia, tales como Nueva York, Berlín o Londres. A la vez que, el juego en cuestión está basado en un sistema de turnos, con cada uno de ellos representando a una semana completa de tiempo real. De modo que, el jugador primero deberá trazar sus respectivos movimientos, tras lo cual se juega forma simultánea con todas las naciones de controladas por el sistema de inteligencia artificial. Aparte de que, durante su turno, el jugador cuenta con una gran libertad para empujar, tirar o ignorar cualquiera de los controles en relación directa con la nación que haya seleccionado.

En este mismo sentido, algunos aspectos tales como la diplomacia, producción, infraestructura, comercio y músculo militar están disponibles con sólo unos pocos clics del ratón. Además de que, en un turno típico como la guerra temprana de Alemania, por dar un ejemplo, el jugador pone en marcha la investigación de apoyo al aire libre en el área de Múnich, establece luego las colas de producción en Berlín para construir un grupo de bombarderos, mueve más adelante un cuerpo Panzer de Polonia a la frontera francesa, y luego da la vuelta enviando una proposición de alianza con Italia. Mientras que, las diferentes unidades militares representan a los cuerpos de tierra, grupos de aire, o hasta flotillas, y cada uno de estos elementos aparecen en la forma tridimensional de un soldado, un barco, un tanque o un avión de combate, el cual a su vez representa la tecnología y el tipo de tropas que podían encontrar disponibles en aquel momento histórico. Al tiempo que, también descubriremos la existencia de muchos tipos de unidades terrestres tales como ingenieros, artillería pesada, artillería de cohetes, entre otros más. Aparte de que, cada tipo de tropas cuenta con sus propias fortalezas específicas, por lo que el simple hecho de combinar a una unidad de ingeniería con la infantería, por ejemplo, mejorará de una forma muy notable la capacidad defensiva a nivel general.

Igualmente, a medida que la investigación va optimizando la tecnología de una nación, nuevos tipos de unidades irán estando disponibles para su posterior compra. Así que, en el año 1933, el jugador tendrá a su entera disposición algunos biplanos, y hasta los tanques de guerra que solían construirse durante el transcurso de la Primera Guerra Mundial. Pero, con unos pocos años más de juego y las investigaciones pertinentes, el jugador puede comenzar a llevar a cabo la construcción de tanques medios básicos y todos los de metal, así como también algunos aviones de alto rendimiento. Mientras que, llevar a cabo la guerra también es algo muy fácil en este juego de estrategia para los ordenadores caseros, ya que sólo se necesitan unos pocos clics del ratón para mover a las fuerzas y para poder coordinar los ataques. De modo que, esto incluye la instalación de bombarderos para proporcionar el apoyo aéreo necesario, usar a los combatientes para patrullar los cielos, y otras acciones similares. Aunque, si bien el combate es sobre todo una cuestión de números, puede tomar varias semanas de juego para que las grandes batallas logren ser resueltas en su totalidad. Pues, si ambas partes tienen fuerzas aproximadamente iguales, definitivamente no habrá un ganador inmediato, y las unidades comenzarán a verse involucradas en una guerra de desgaste muy contraproducente. Aparte de que, el jugador puede mantener todo esto funcionando tal y cual, o incluso ganar, moviéndose en refuerzos.

Lo anterior, constituye una característica de juego muy agradable después de todo, y el jugador que evita participar en este tipo de batallas de desgaste probablemente logrará prevalecer a largo plazo. Además de que, el aspecto económico del juego es igualmente muy fácil de manejar en todo momento, debido principalmente a que el jugador utilizará en todo momento una pantalla central, esto con la finalidad de recorrer los diferentes centros de producción y establecer las prioridades de fabricación. Aunque, si bien es cierto que el jugador no sólo puede llevar a cabo la producción de unidades, sino que también puede crear minas de carbón, municiones, carreteras pavimentadas, fábricas y otras infraestructuras. Mientras que, al jugar a este título de estrategia basado en turnos, el jugador realmente puede ser capaz de sentir la lucha entre la necesidad de construir las armas, contra el abastecimiento de los suministros. Al tiempo que, el juego económico suele girar siempre en torno a cinco recursos específicos que son: dinero, petróleo, acero, alimentos y carbón. De modo que, el jugador produce estos diferentes recursos aprovechables en sus respectivas provincias.

En relación a esto último, si las existencias del jugador están fuera de balance, la segunda entrega de la serie Making History cuenta con un Modelo de Mercado muy sofisticado. Por lo que, el jugador puede llegar a comprar o vender recursos en el mercado mundial, o bien, puede establecer distintos acuerdos comerciales con naciones individuales. Pero, a pesar de la evidente funcionalidad, la parte comercial de este título no parece ser tan importante durante el juego real. Aunque, si bien es cierto que el sistema establece una gran tensión estratégica alrededor de los recursos disponibles. Así que, de una u otra forma, los japoneses lograrán tener acceso al oro negro (petróleo). Además de que, con toda esta funcionalidad, la entrega Making History II: The War of the World tiene un ligero problema de auto-imagen. Mientras que, el juego parece querer ser una simulación seria del mundo durante la era de la Segunda Guerra Mundial, apenas se juega de esa manera. Esto se debe principalmente a que el modelo diplomático es de una forma muy libre, y por tanto, no describe eventos de carácter histórico. De modo que, Alemania no se ve obligada a atacar a Polonia en el año 1939, e igualmente Japón puede tratar de ganar su guerra en China sin tomar el petróleo de la Indonesia Holandesa. Aparte de que, el juego nunca intentará guiar al jugador por el camino real de la historia.

Sin embargo, la buena noticia aquí es que el sistema de estilo libre trae a colación algunas opciones estratégicas muy interesantes, la cuales pueden afectar radicalmente el desarrollo de la próxima guerra. Por lo que, el jugador tendrá muchas oportunidades para cambiar el curso de la historia. Además de que, en la superficie, toda esta libertad de secuencias de comandos suena muy bien, pero en la práctica, el mundo de Making History II: The War of the World puede llegar a ser un viaje brutal. Pues, el Imperio Británico se desintegra a medida que sus colonias se van separando y declarando la independencia. Mientras que, las colonias francesas ceden de la madre patria, e igualmente en 1937, Alemania se encuentra en guerra con los Estados Unidos por el apoyo de la España nacionalista. Al tiempo que, Gran Bretaña declara la guerra a Grecia sin un motivo aparente, e igualmente Rusia ataca y posteriormente anexa a Rumania, todo esto en el mismo juego. Aparte de que en 1942, parece que hay sólo una pequeña posibilidad de que un jugador se encuentre con alianzas históricas en su lugar.

Apartado Gráfico y Sonoro

Ahora bien, en lo que respecta a las gráficas de este juego, tenemos que la mejoría más obvia en la entrega Making History II: The War of the World, puede encontrarse en el departamento gráfico. Por lo que, el mapa totalmente basado en tres dimensiones se ve muy bien, ofreciendo en todo momento un terreno bastante detallado y que fácilmente supera al que podemos encontrar presente en la competencia. Además de que, las ciudades y ubicaciones de recursos que pueblan el mapa global, también pueden indicar qué tipo de producción y bienes se pueden esperar de ellas. Mientras que, los modelos correspondientes a las unidades se reciclan de manera constante para cada uno de los países disponibles, dejando sólo un contador de base para fines de identificación nacional. Aunque, las animaciones para cada unidad también son muy lentas e igualmente repetitivas. Pero, a pesar de que el mapa se ve muy bien, las unidades que caminan sobre su superficie podrían contar con algo más de variedad a nivel visual. Ya por último, y en lo concerniente al apartado sonoro, descubriremos que el diseño a nivel de sonido es realmente aceptable. Pues, mientras que Making History II carece de notificaciones para los diferentes eventos en el juego, los efectos sonoros durante transcurso de las batallas y la música de fondo son definitivamente muy apropiados para cada situación y hasta nos han parecido muy funcionales. Así que, para ser un juego de estrategia para ordenadores basado en turnos, la entrega Making History II se ve mejor que la mayoría de los títulos de este tipo que podemos encontrar disponibles en el mercado.

Making History: The Calm & The Storm

El título conocido bajo el nombre de Making: History: The Calm & The Storm (traducido a nuestro idioma como Haciendo Historia: La Calma y la Tormenta) consiste en un juego de estrategia que tiene una interesante historia de fondo. Originalmente desarrollado como un juego de carácter educativo para el uso de profesores de historia, se ha convertido con el pasar del tiempo en un producto a gran escala de venta al por menor, basado en la Segunda Guerra Mundial.

Al igual que en los populares juegos de mesa, tales como Axis & Allies y Risk, esta propuesta conocida como Making History está fundamentada en un sistema de turnos con algunos aspectos tales como la gestión industrial, económica, de recursos, investigación y la diplomática básica incluida, siendo inspiradas muy probablemente en la serie Civilization para los ordenadores caseros.

A partir del parche 2.03, los usuarios pueden jugar como cualquier nación que tenía reconocimiento internacional a partir del periodo comprendido de 1936 a 1945. Aunque, al mismo tiempo se anima a los jugadores llevar a cabo la selección de una de las entidades con mayor alcance durante esta era, entre las cuales tenemos a la China nacionalista, Francia, la Alemania nazi, la Italia fascista, El Japón imperial, el Reino Unido, los Estados Unidos y hasta la extinta Unión Soviética.

Aparte de que, el juego en cuestión ha sido comercializado con éxito por sus desarrolladores como una herramienta de carácter educativo, siendo descrito en un artículo de diciembre de 2007 en Newsweek como parte del plan de estudios sobre la Segunda Guerra Mundial en más de 150 escuelas.

De igual forma, este es un juego de estrategia basado en turnos que se ve y se siente como si se tratara de un juego de mesa promedio, pero también cuenta con una buena cantidad de profundidad y control. Dicho esto, no es tan complejo o tan profundo como la serie completa de Paradox denominada Corazones de Hierro, pero para algo que está diseñado para enseñar los fundamentos más básicos de la Segunda Guerra Mundial, no tiene por qué serlo. Además, en su forma actual, Making History es definitivamente un juego interesante, aunque no sea muy emocionante después de todo.

En este mismo sentido, el título en cuestión nos permite experimentar con diferentes resultados históricos basados en la Segunda Guerra Mundial. Mientras que, no estamos necesariamente obligados a seguir los acontecimientos históricos tal y como sucedieron en realidad, así que esto significa que podemos reescribir la historia si eso es precisamente lo que deseamos; Imaginémonos, por ejemplo, si los Estados Unidos se hubieran mantenido neutrales durante el transcurso de toda la guerra, o bien, si Alemania y Francia se hubieran asociado para invadir a la Unión Soviética.

Sin embargo, la promulgación de estos escenarios, probablemente no nos dará ninguna respuesta definitiva, principalmente porque la inteligencia artificial no es muy convincente que digamos y también puede resultar un poco impredecible. Por ejemplo, en una campaña, tanto el Reino Unido como la Alemania nazi acabaron dominando el mundo, ya que se producían alianzas improbables y estas se rompían constantemente. Pero, aún así puede ocurrir que algunos escenarios históricos se vuelvan más salvajes.

Por otro lado, aquí se nos brinda la oportunidad de controlar a cualquiera de los principales combatientes de la Segunda Guerra Mundial, y los diferentes puntos de partida ofrecen a su vez distintos tipos de desafíos. Por lo que, el más antiguo de ellos, tiene al mundo saliendo de los apretones de la depresión económica, con cada nación intentando reconstituir su base económica y tecnológica, preparándose al mismo tiempo para la tormenta que viene. Aunque, si deseamos omitir todo el preámbulo y la acumulación, es posible comenzar desde el principio de la guerra misma, o incluso en el punto medio de la guerra. Aparte de que, nuestro trabajo es llegar hasta la cima, a través de la conquista, los medios diplomáticos, o una mezcla entre ambos.

Igualmente, el juego nos da control total sobre la industria de una nación determinada, la investigación científica, la producción militar, la maquinaria de guerra, y otros aspectos más. Mientras que tendremos, un control absoluto sobre todo, desde cuánto produce cada mina a la compra y venta de mercancías en el mercado mundial.

Además, el juego en sí requiere que hagamos algunos malabarismos con muchas demandas, desde la generación de ingresos suficientes a través de la producción y el comercio, hasta la realización de investigaciones a largo plazo, las cuales eventualmente pueden desbloquear desde armas nucleares a la tecnología de motores a reacción.

Por supuesto, aquí también tendremos que preocuparnos por la construcción de un gran ejército, todo al mismo tiempo. Esto pude llegar a sonar muy complejo, pero todo puede estar vinculado básicamente a las ciudades y territorios. Además, nuestras ciudades tienden a producir una gran variedad de cosas, tales como puntos de investigación, bienes de consumo, armas o unidades militares. Mientras que sus territorios pueden proporcionar recursos aprovechables, tales como alimentos, carbón, petróleo y hasta metales.

No obstante, hay un poco de micro gestión necesaria para hacer todo dentro del juego. Además, las órdenes de producción para cada ciudad deben ser pesadas y ajustadas regularmente si queremos maximizar nuestra economía. Mientras que, podemos ordenar varios tipos de mejoras de infraestructura en cada uno de los territorios, impulsando así la producción de alimentos, la infraestructura o las fortificaciones defensivas.

Además, las unidades militares deben ser constantemente producidas, agrupadas y ordenadas en el campo de batalla, ya sea para invadir un territorio o derrotar a un ejército o la marina enemiga. Al tiempo, que el comercio y la diplomacia, deben ser constantemente monitoreados y debidamente tratados.

En consecuencia, el juego tiene una curva de aprendizaje bastante empinada, y toma un poco de tiempo entender las relaciones causales entre los muchos aspectos del juego. Aparte de que, el intento de excavar más profundo en los aspectos de simulación, a menudo resulta en lotes y montones de números que a final de cuentas son muy difíciles de comprender.

Por otra parte, las capacidades Multiplayer de la entrega Making History: The Calm & The Storm nos permiten jugar contra o junto a nuestros amigos, usando los mismos escenarios que sirven de base para los juegos con carácter de un solo jugador. Aunque, también tenemos la opción de utilizar reproductores de computadora en los juegos Multiplayer si consideramos que es algo necesario.

Además, y siempre de acuerdo con los elementos educativos, existe un Modo de Observación en este título, desde donde se puede monitorear a los jugadores y comunicarse con ellos a través del sistema integrado de chat. Aunque, si bien es cierto que el sistema Multiplayer parece estar diseñado principalmente para el uso de LAN, fácilmente podríamos utilizar un programa como Hamachi, con la intención de crear un servidor de juegos basado en VPN (Red Privada Virtual) a través de Internet.

 

Share this Story
  • ESTRATEGIA

    Sudden Strike 4 (PS4)

    Indice de temas de este post1 Sudden Strike 4, La más Reciente Entrega de la Gran Serie Sudden Strike Llega para ...
  • ESTRATEGIA

    War Leaders: Clash of Nations (PC)

    Indice de temas de este post1 War Leaders: Clash of Nations, Una Propuesta Estratégica Bastante Similar a los Títulos de la ...
  • ACCIÓN

    Titanic: Adventure Out of Time (PC)

    Indice de temas de este post1 Titanic: Adventure Out of Time, Una Aventura del tipo Point-and-Click en donde es Posible Viajar ...
  • ESTRATEGIA

    Battles in Normandy (PC)

    Indice de temas de este post1 Battles in Normandy, Una Interesante Propuesta Estratégica que forma parte de la Popular Serie Decisive ...
  • ACCIÓN

    The Great Escape (PC)

    Indice de temas de este post1 The Great Escape, Reviviremos la Segunda Guerra Mundial desde la Perspectiva de los Prisioneros de ...
  • ACCIÓN

    Iron Front: Liberation 1944 (PC)

    Indice de temas de este post1 Iron Front: Liberation 1944, X1 Software nos Trae De Regreso al Frente Oriental con una ...
Load More Related Articles
  • ACCIÓN

    Wolfenstein II: The New Colossus (Xbox One)

    Indice de temas de este post1 Wolfenstein II: The New Colossus, La Más Reciente Iteración de la Serie Más Controversial y ...
  • ESTRATEGIA

    Ironcast (Nintendo Switch)

    Indice de temas de este post1 Ironcast, Un Videojuego de Estrategia Muy Interesante Ahora Disponible para el Nintendo Switch, Donde Podremos ...
  • ACCIÓN

    Ryse: Sons of Rome (PC)

    Indice de temas de este post1 Ryse: Son of Rome, Crytek nos Traslada a la Época del Imperio Romano a Través ...
  • ESTRATEGIA

    Sudden Strike 4 (PS4)

    Indice de temas de este post1 Sudden Strike 4, La más Reciente Entrega de la Gran Serie Sudden Strike Llega para ...
  • ESTRATEGIA

    War Leaders: Clash of Nations (PC)

    Indice de temas de este post1 War Leaders: Clash of Nations, Una Propuesta Estratégica Bastante Similar a los Títulos de la ...
  • ESTRATEGIA

    Praetorians (PC)

    Indice de temas de este post1 Praetorians, El Gran Equipo de Pyro Studios lo Hace de Nuevo con esta Propuesta Táctica ...
Load More By tusjuegosdeguerra.com
  • ESTRATEGIA

    Ironcast (Nintendo Switch)

    Indice de temas de este post1 Ironcast, Un Videojuego de Estrategia Muy Interesante Ahora Disponible para el Nintendo Switch, Donde Podremos ...
  • ESTRATEGIA

    Sudden Strike 4 (PS4)

    Indice de temas de este post1 Sudden Strike 4, La más Reciente Entrega de la Gran Serie Sudden Strike Llega para ...
  • ESTRATEGIA

    War Leaders: Clash of Nations (PC)

    Indice de temas de este post1 War Leaders: Clash of Nations, Una Propuesta Estratégica Bastante Similar a los Títulos de la ...
  • ESTRATEGIA

    Praetorians (PC)

    Indice de temas de este post1 Praetorians, El Gran Equipo de Pyro Studios lo Hace de Nuevo con esta Propuesta Táctica ...
  • ESTRATEGIA

    Battles in Normandy (PC)

    Indice de temas de este post1 Battles in Normandy, Una Interesante Propuesta Estratégica que forma parte de la Popular Serie Decisive ...
  • ESTRATEGIA

    Axis & Allies (PC)

    Indice de temas de este post1 Axis & Allies, La Genial Adaptación de Otro Famoso Juego de Mesa Creado por Milton ...
Load More In ESTRATEGIA

Check Also

Wolfenstein II: The New Colossus (Xbox One)

Indice de temas de este post1 Wolfenstein II: ...

Juegos