ESTRATEGIA

Close Combat (Saga Completa)


Contents

Close Combat, Una de las Mejores Series de Estrategia para los Ordenadores Caseros Creada por la Desarrolladora Atomic Games, la cual se Caracteriza por Su Alto Grado de Realismo y el Manejo de Pelotones de Combate Durante las Batallas Más Importantes de la Segunda Guerra Mundial

El Combate Cercano Continúa

Bueno, a la hora de hablar de cualquier serie de videojuegos es inevitable entrar en detalle sobre algunos aspectos de gran importancia, los cuales permiten comprender mejor cual es la idea detrás de su concepción. Además de que lo anterior, puede llegar a permitirnos contar con un mejor conocimiento sobre todo lo referente a la evolución de la franquicia. De modo que, gracias a todos esos detalles que mayormente se refieren a la historia de desarrollo y al enfoque del equipo encargado de su realización, es posible disfrutar mucho más de cualquier videojuego. Siendo esto algo que aplica no solamente a los juegos que se centran en los conflictos bélicos, sino también a todos aquellos que corresponden a los demás géneros existentes para todos los sistemas y plataformas. Tales como los juegos de aventura, los RPG en todas sus variantes y hasta en el caso particular de los títulos de pelea. Aunque, desde que iniciamos la preparación de los primeros artículos sobre sagas completas, hicimos todo lo posible por equilibrar un poco la cosa. Empezando con algunos de los mejores shooters de guerra disponibles en mercado, para luego empezar a abordar con gran detalle las sagas de estrategia más importantes de todos los tiempos.

En relación a esto último, poco después de hablar sobre la popular serie Titanfall de Respawn Entertainment, nos pusimos manos a la obra con un artículo que estaría dedicado muyespecialmente a la serie Commandos. Siendo esta indiscutiblemente la mejor franquicia creada por la desarrolladora española Pyro Studios, la cual lamentablemente cayó en desgracia. Justo cuando intentó combinar parte de sus fundamentos de índole estratégico, con las características más básicas de los juegos de disparos con perspectiva en primera persona. Una decisión que quizás obedecía a la creciente popularidad de este último, en donde Medal of Honor y Call of Duty siempre fueron los principales exponentes, mucho después de que las legendarias franquicias de id Software hubiesen preparado el terreno para su llegada. De modo que, es realmente lamentable como uno de los más grandes referentes del género de estrategia terminó convirtiéndose en una leyenda olvidada. A menudo recordada, casi exclusivamente, por muchos de sus fans más acérrimos, quienes por cierto dedicaron horas interminables de sus vidas a la superación de toda una serie de complicadísimas misiones, transcurridas dentro del contexto de la Segunda Guerra Mundial. Mientras controlaban a un grupo de comandos especializados y utilizaban sus diferentes habilidades, en una clara muestra de lo que puede lograr trabajo en equipo. Aparte de que uno de los grandes atractivos de esta serie, consistía en el hecho de que no era necesario acumular recursos y menos aún construir bases de operaciones, para posteriormente producir tropas que serían utilizadas para devastar la posición del enemigo.

Por otro lado, Commandos era una serie que fue mucho más allá de los juegos de estrategia convencionales, introducidos en el mercado en la década de los 90. Ya que además de permitirnos jugar con un grupo de personajes muy simpáticos, también fue capaz de sentar las bases para el eventual establecimiento de un nuevo subgénero. Tras lo cual, los fundamentos del juego fueron imitados al pie de la letra por varias compañías desarrolladoras, quienes más tarde comenzarían a producir diversas propuestas que en la actualidad aún llevan la etiqueta de “juegos al estilo Commandos”. De modo que, es increíble que una empresa española de videojuegos haya logrado semejante hazaña, tomando en cuenta la experiencia y trayectoria de otras compañías de origen estadounidense o las que existen en otras áreas del continente europeo. Pero, más allá de todo esto, y de los tantos errores cometidos por la gente de Pyro Studios, la serie Commandos constituye una de las mejores franquicias de estrategia que aparecieron durante la década de los 90. Aunque, muy a pesar de su evidente superioridad frente a otros lanzamientos, lo cierto es que durante aquella época existían otras propuestas estratégicas que intentaban ganarse un lugar dentro del género. Mientras que otras más ya contaban con un firme sitial en él, además de contar con una enorme legión de seguidores a nivel internacional. Tal es el caso de la serie que abordaremos en el día de hoy y que muchos jugadores veteranos de ordenador conocemos bajo el nombre de Close Combat.

En vista de ello, tenemos que la primera versión de la serie Close Combat, consiste en un interesante juego de estrategia basado siempre en un sistema de tiempo real, el cual debutó por primera vez en el año 1996. De modo que, asumiendo el rol de un comandante, se nos invita a tomar el control cobre una fuerza de combate, representada en la forma de un pelotón completo. Compuesto principalmente por varios tipos de infantería y algunas armas de apoyo, tales como tanques de guerra, morteros y hasta cañones antitanque. Además de que, cada una las unidades a nuestra disposición, cuenta con una determinada cantidad de municiones. Al tiempo que pueden quedar fuera de combate en un momento dado, siendo asesinadas o heridas si son impactadas tan solo una vez. Mientras que, también puede llegar a experimentar cobardía, niveles extremos de valentía, o bien, una furia fanática que saldrá a relucir durante el desarrollo de los combates más intensos. Aparte de que, la moral de nuestras tropas, constituye el factor más determinante que establece quién sobrevivirá, y qué batallas serán ganadas o pérdidas.

Asimismo, en este juego se nos brinda la posibilidad seguir a nuestros hombres a través de varias campañas. Además de que, también podemos estar muy pendientes de su progreso a nivel de rangos y en lo relativo a su experiencia. Mientras que todo un conjunto de grandes campañas también están disponibles, donde se nos permitirá asumir el mando de grupos conformados por hasta un total de 32 unidades de combate. Tras lo cual, seremos libres de desplegarlos a través de diversas regiones de carácter histórico, tales como Normandía, Rusia, las Ardenas y muchas otras áreas que fueron cruciales durante el transcurso de la Segunda Guerra Mundial. De modo que, la lucha se extenderá a lo largo de las playas, montañas, bosques y muchas otras características geográficas, igualmente históricas. Al tiempo que existieron cientos de mods especialmente creados para la mayoría de las versiones principales. Por lo que, todos estos mods, aún están disponibles para su descarga a través de varios sitios en internet.

En relación a esto último, los mencionados mods realmente han sido muy capaces de crear la mejor experiencia de juego en tiempo real, expandiendo el alcance de Close Combat a prácticamente todos los teatros de guerra durante la Segunda Guerra Mundial. Aunque, lamentablemente, los juegos originales de la serie Close Combat ya no se venden en las tiendas especializadas que podemos encontrar ubicadas alrededor del mundo. Razón por la cual, la única manera de encontrarlos, consiste en revisar las ofertas en línea visitando sitios web enfocados en las ventas en línea, tales como Ebay o Amazon. De modo que, a través de dichas páginas, muchos usuarios venden copias nuevas o usadas, incluso los títulos originales en su caja. Además de que la gente de Matrix Games ha hecho el juego más disponible, rehaciendo los originales y vendiéndolos en línea buenos precios.

Por otro lado, tenemos que la primera entrega de la serie Close Combat fue desarrollada para ser una recreación virtual de un juego de mesa muy famoso. El cual por cierto fue creado por el gran equipo de Avalon Hill, siendo publicado en su momento bajo el nombre de Advanced Squad Leader. Por lo que, el consultor principal para todo lo relacionado con el modelo de la moral, fue un tal Dr. Steven Silver, quien resultaría ser un especialista en los diferentes traumas de combate. Aunque, si bien es cierto que la gente de Atomic Games ya habían tenido la oportunidad de llevar a cabo el desarrollo de otros títulos para los de Avalon Hill. Tales como Operation Crusader y un juego llamado Stalingrad. Pero, a causa de una grave crisis financiera que trajo como resultado la extinción de Avalon Hill, la gente de Atomic Games decidió seguir trabajando en lo mucho que ya tenían adelantado. Tas lo cual, hicieron todo el papeleo respectivo para desligarse de la licencia de Advanced Squad Leader. Logrando así terminar un juego completamente original para los veteranos de Microsoft.

De esta forma, los tres primeros juegos de la serie Close Combat resultaron ser lanzamientos muy notables para ese momento. Algo que se debió, principalmente, al hecho de que formaban parte de los pocos títulos que llegaron a ser introducidos en el mercado por la Microsoft. Aunque, si bien es cierto que los dos juegos finales de la serie terminarían siendo lanzados por los veteranos de Strategic Simulations, Inc. De modo que, las entregas Close Combat I y II fueron distribuidas tanto para los usuarios de la plataforma Windows de Microsoft como para los del Mac OS de la Apple. Mientras que las versiones posteriores fueron lanzadas con carácter exclusivo para el sistema Windows. Además de que, ya en el año 2005, la desarrolladora Atomic Games pasó a manos de una compañía conocida bajo el nombre de Destineer. Así que, los nuevos propietarios de la firma, aprobaron la licencia del juego para la gente de Matrix Games, quienes a partir de entonces comenzarían a desarrollar otros tres juegos, que también vendrían a formar parte de la popular franquicia Close Combat. Aparte de que, el equipo de Matrix Games también contrató a otras empresas, las cuales le brindarían todo el apoyo necesario durante el proceso de creación de las nuevas entregas.

En base lo anterior, bien podemos decir que los cinco juegos originales de la serie Close Combat consistían en juegos tácticos de guerra basados en el tiempo real, presentando en todo momento una perspectiva de arriba hacia abajo. Además de que, también contaban con la capacidad de soportar a dos jugadores humanos de manera simultánea. Al tiempo que cada uno de ellos, estuvo especialmente centrado en un momento específico y diferente, en relación directa con la Segunda Guerra Mundial. A la vez que, cada uno de estos juegos incluía una mezcla equilibrada de unidades de infantería y de vehículos blindados. Mientras que, las entregas posteriormente introducidas en el mercado, igualmente permitían la utilización de artillería, morteros y hasta el apoyo de carácter aéreo. Pero, muy a pesar de contar con una perspectiva de arriba abajo que era un poco limitante, las entregas más recientes fueron capaces de modelar de forma aducada la elevación del terreno. Incluyendo a su vez una gran cantidad de edificaciones que contaban con varios pisos y lados visibles. Aparte de que el enfoque a nivel general, logró hacer especial hincapié en un alto grado de realismo. Lo que fue posible, a través del modelado del estado emocional o físico de las unidades de infantería controladas por el usuario, al igual que las del pelotón completo.

Nombre: Close Combat

Año de Lanzamiento: 1996

Plataforma: Windows / Mac OS

Consiste en el juego para ordenador que, al igual que el primero de la serie Commandos, generó una nueva era dentro del género de estrategia táctica en tiempo real de carácter realista. Además de que, la primera versión de Close Combat, fue lanzada al mercado en el año 1996 por una desarrolladora conocida como Atomic Games. Al tiempo que las versiones originales nos devuelven al escenario de Normandía, justo entre los setos y los pueblos pequeños que se encontraban ubicados por aquella zona de carácter histórico. De modo que, la primera entrega de la afamada serie Close Combat, introdujo por primera vez los factores psicológicos, en relación a cada uno de los soldados que podíamos controlar dentro del juego. Mientras se les permitía a todos ellos ganar algunos puntos de experiencia, liderazgo o llegar a convertirse en verdaderos cobardes. Aparte de que, si alguno de nuestros soldados resultaba herido en un combate, todas sus características sufrían en gran medida. Aunque, actualmente es posible encontrar copias usadas y algunos duplicados del juego en sitios de ventas, tales como Ebay o Amazon.com.

Por otro lado, la fecha en la que el juego transcurre, corresponde al día 6 de junio del año 1944 (mejor conocido como el Día D). Así que nuestra misión, si decidimos aceptarla, consiste principalmente en tomar el mando de las fuerzas alemanas o americanas y reescribir la historia a nuestra manera. De modo que, la gente de Atomic Games, responsables directos de los famosos títulos de la serie V for Victory, lograron establecer una fuerte unión con los veteranos de la Microsoft. Lo anterior, con la finalidad de llevar a cabo la creación de una de las simulaciones de carácter militar más interesantes e innovadoras de todos los tiempos. Además de que, esta primera versión de la serie Close Combat, es perfectamente capaz de ofrecernos en todo momento un enfoque en tiempo real de la Segunda Guerra Mundial, brindándonos a su vez una experiencia de juego que probablemente nunca olvidaremos. Aparte de que, la característica única de Close Combat, consiste en el impacto de la psicología de combate en cada uno de los enfrentamientos que tendrán lugar en su interior.

En relación a ello, durante un período comprendido por tan solo seis semanas, las tropas a nuestra entera disposición serán capaces de ganar algunos puntos de experiencia. Además de que, también ascenderán o se hundirán en el camino del liderazgo, e igualmente pagarán un alto precio por las heridas que hayan recibido en un combate. De modo que, con nosotros en asumiendo el rol de su comandante, no vamos a poder simplemente ordenar a nuestras tropas arrojarse ciegamente a los brazos de la muerte. Puesto que, todas nuestras unidades reaccionan de una manera bastante realista, al estrés resultante de su participación en el campo de batalla. Aunque, si el giro de la psicología comienza a abrumarnos en algún momento, siempre contaremos con la posibilidad de realizar algunos ajustes para que nuestras tropas sigan al pie de la letra cada comando emitido, sin llegar a dudar ni por un solo segundo en obedecer.

Por otro lado, es igualmente importante resaltar que el aspecto en tiempo real de Close Combat hace de este un juego para ordenador muy fascinante. Debido al hecho de que nosotros daremos las órdenes desde el principio. Tras lo cual, será posible ver lo que sucede en consecuencia de forma inmediata. Además de que los distintos escenarios nos obligarán siempre a pensar con los pies bien puestos sobre la tierra. Aunque, si llegáramos a tomar malas decisiones durante la experiencia de juego, los gritos aterradores y realistas de nuestras tropas agonizantes nos afectarán en gran medida. Al tiempo que, el parloteo constante y el inevitable rugido de las armas en el campo de batalla, pueden llegar a aumentar nuestro nivel de estrés, así como el de nuestras propias unidades de combate. Aparte de que, el sistema de inteligencia artificial, mostrará en diversas oportunidades algunos destellos de brillantez, y hasta puede llegar a convertir a nuestras tropas en héroes. Así como también en verdaderos cobardes.

Igualmente, el Close Combat original tiende a verse muy liso la mayoría del tiempo. Además de que, justo al principio de la experiencia de juego, los numerosos paneles de la Pantalla Principal pueden llegar a parecer muy confusos. Pero, afortunadamente, un conjunto de tutoriales bien diseñados serán perfectamente capaces de mostrarnos cómo usarlos de una manera efectiva. Mientras que el control se basa en el método de arrastrar y soltar. De modo que, simplemente tendremos que llevar a cabo la selección de las tropas, para luego darles algunas órdenes básicas e indicarles hasta dónde deben dirigirse. Al tiempo que el campo de batalla resulta ser increíblemente detallado. Aparte de que, el humo y los cuerpos esparcidos cerca de los escombros nos darán una idea más clara de su progreso.

Sin embargo, es muy importante que los nuevos usuarios se den a la tarea de leer el excelente manual que viene junto con el juego, ya que el mismo proporciona mucha información valiosa sobre las tácticas y en relación a la historia de la invasión de Normandía. Lo cual, es realmente necesario conocer de antemano, antes de proceder a sumergirnos en el combate. Además de que, los veteranos de Microsoft y el gran equipo de Atomic Games, han logrado establecer un nuevo estándar para los juegos del género de estrategia. Mientras que el combate en tiempo real, las tropas capaces de pensar y una opción muy buena para el juego en red, tienden a proporcionar a los jugadores la oportunidad de descubrir qué tipo de comandantes son en realidad.

 

Nombre: Close Combat II: A Bridge Too Far

Año de Lanzamiento: 1997

Plataforma: Windows / Mac OS

La versión introducida en el mercado bajo el nombre de Close Combat II: A Bridge Too Far (Un Puente Lejano), se centra en las tropas aerotransportadas que descendieron en Holanda, durante la puesta en marcha de la fallida Operación Market Garden. Por lo que, es posible jugar asumiendo el control los soldados correspondientes a la facción americana, británica, polaca o alemana. Además de que, cada una de las batallas tiende a depender en gran medida de todas nuestras habilidades, como comandante a cargo de un pelotón completo de infantería. Aunque, si bien es cierto que no había tantos vehículos disponibles en la versión A Bridge Too Far, como en las que posteriormente serían introducidas en el mercado. Pero, aún así era posible jugar en diversas batallas, operaciones y campañas de carácter histórico. Mientras que algunas de las batallas incluían todas aquellas que tuvieron lugar en el área de Oosterbeek y Arnhem. Aparte de que la lucha se llevaba a cabo en mapas que contaban con unas dimensiones bastante reducidas, lo que eventualmente conducía a luchas muy intensas de carácter cercano.

De igual forma, el sistema de inteligencia artificial incluido en la entrega A Bridge Too Far constituye, muy probablemente, el mejor de la serie hasta la fecha. Además de que, Close Combat 2: A Bridge Too Far, fue introducido en el mercado durante el transcurso del año 1997, y lamentablemente ya no está disponible en las tiendas minoristas. Pero, aún así es posible encontrar algunas copias usadas y hasta duplicados en algunos sitios web, tales como Ebay o Amazon.com. Mientras que, con este seguimiento del Close Combat original, la gente de Atomic Games ha logrado crear lo que resultaría ser la secuela ideal, logrando así expandir las posibilidades del juego y añadir una enorme cantidad de características totalmente nuevas. Pero, eso sí, manteniendo intacto todo lo que hizo que el primer juego de la serie fuera tan entretenido e interesante. Al tiempo que, con la llegada de A Bridge Too Far, el alcance del juego se ha ampliado enormemente. Puesto que, mientras el primer juego se centró exclusivamente en el papel de las fuerzas estadounidenses y alemanas que lucharon arduamente en Francia, su secuela directa se centra muy especialmente en la fallida Operación Market Garden.

Asimismo, las fuerzas ahora incluyen unidades correspondientes al bando británico y polaco. Además, por supuesto, de las tropas estadounidenses y alemanas. Aunque, a partir de ahora existen más de 30 escenarios de carácter individual para jugar, junto con varios juegos de operaciones, consistentes en escenarios vinculados con un objetivo muy específico. Así como también algunas campañas completas. Mientras que las operaciones y las campañas incluidas tienden a ser especialmente desafiantes, debido al hecho de que debemos luchar en el nivel táctico. Manteniendo siempre la imagen estratégica en nuestra mente. Lo que incluye, por supuesto, a los suministros disponibles y a los reemplazos. Al tiempo que también será posible llevar a cabo la creación de nuestros propios escenarios de carácter personalizado. Pero, lo anterior debemos hacerlo a partir de los mapas que vienen predeterminados para cada uno de los campos de batalla. De modo que, el juego en cuestión resulta ser bastante simple, pero a la vez es muy desafiante. Aparte de que ordenar a una unidad realizar una tarea en específico, consiste en algo tan fácil como hacer clic con el botón derecho sobre ella y elegir la opción adecuada en el menú emergente.

Por otro lado, las órdenes del juego incluyen en su mayoría diferentes formas de movimiento, así como también varias opciones diferentes para el combate. Aunque, a diferencia de la mayoría de los juegos en tiempo real, disponibles para los ordenadores caseros, aquí no hay necesidad de cuidar a las unidades, ya que las mismas realizarán la orden dada por su propia cuenta. Por lo que, ahí es donde el juego realmente tiende a destacarse frente al resto. Además de que, la serie Close Combat, se distingue de todos los otros videojuegos de guerra, por el simple hecho de que el juego simula perfectamente el estrés y la fatiga que afecta a cada uno de los soldados que son controlados por el usuario. Lo anterior, significa que si pedimos a un francotirador hacerse cargo de un tanque de guerra, es muy dudoso que este se siga la orden encomendada al pie de la letra. Mientras que, esto también significa que siempre debemos usar el sentido común, y las tácticas aplicables al mundo real, si queremos obtener un avance significativo dentro del juego.

No obstante, hubo algunas quejas en relación al sistema de moral implementado en este título de la serie, ya que las unidades no se comportan como deberían. Siendo esto algo que puede resultar ser muy frustrante en algunas oportunidades. Pero, en realidad, siempre hay algo que decir a su favor en el momento de ver a un enemigo huir cuando utilizamos un lanzallamas. Aunque, si el factor de la moral termina complicando mucho las cosas, existen varios ajustes para que las unidades siempre sigan nuestras órdenes sin chistar. Pero esto afectará mucho el grado de realismo en la experiencia juego. Además de que, una cosa que debe enfatizarse aquí es que esta nueva versión de la serie no es un juego en tiempo real con elementos históricos, tal como lo fue el primer Age of Empires, sino que más bien se trata de un juego de guerra histórico. Igualmente dotado con una jugabilidad basada en el sistema de tiempo real.

Nombre: Close Combat III: The Russian Front

Año de Lanzamiento: 1998

Plataforma: Windows

La versión conocida como Close Combat III: The Russian Front (El Frente Ruso) nos traslada desde el primer momento al imponente frente oriental. Dando comienzo en los primeros años de la década del 40, y ofreciéndonos la oportunidad de comandar a un pequeño grupo de soldados alemanes durante el ataque inicial llevado a cabo dentro del territorio ruso. Aunque, a medida que vayamos avanzando en el rango tras ganar algunas batallas, será posible disfrutar de la elección de más equipos y hombres con los que luchar para alcanzar los próximos objetivos. Además de que, a medida que el tiempo avanza a través de las campañas incluidas dentro del juego, el equipo a nuestra disposición se actualizará, y nuevos equipos comenzarán a estar disponibles de forma inmediata. De modo que, siempre podremos descansar o reinstalar a nuestras unidades, a medida que estas se fatigan o son derrotadas en las batallas. Aparte de que, alternativamente, contaremos con la posibilidad de expulsar a los atacantes de origen germano con los tanques pesados ​​de Joseph Stalin. Mientras que, Close Combat III: The Russian Front, fue lanzado al mercado en el año 1998 y ya no está disponible en las tiendas minoristas. Sin embargo, se pueden encontrar copias usadas, originales y hasta duplicados en páginas como Ebay o Amazon.com.

Por otro lado, a primera vista, la entrega Close Combat IIII se parece mucho a su predecesor Close Combat II, el cual en sí mismo no es una cosa terrible. Además de que, el título en cuestión, se ejecuta muy cómodamente en el hardware antiguo y, afortunadamente, la gente de Atomic Games no ha saltado en esta oportunidad al vagón de “cada juego necesita ser creado en tres dimensiones“. Una tendencia que se ha vuelto tan penetrante en la industria a lo largo de todos estos años. Mientras que, gráficamente hablando, se ve como la entrega Close Combat II con la inclusión de terreno fotorrealista y unidades suavemente animadas. Al tiempo que, los efectos de sonido, parecen un poco más débiles que los presentes en los juegos anteriores de la serie. Aunque, si bien es cierto que todavía suenan muy bien a nivel general, pero la versión Close Combat III definitivamente no cuenta con la misma sinfonía de muerte que caracterizaba a la entrega anterior. Siendo esto algo que bien podría deberse a que la lucha es más intensa, gracias a la inclusión de mapas aún más grandes.

Asimismo, la longitud de los mapas, que por cierto son tres veces superiores en tamaño a los campos de batalla incluidos en la entrega Close Combat II, constituye la primera diferencia real que notaremos desde el principio. Además de que, ahora nos dan mucho más espacio para maniobrar, pero a expensas de un montón de prisa y desesperantes momentos de espera. Mientras que, la primera diferencia general que notaremos aquí, consiste en la enorme escala del juego. Pues, en lugar de centrarse en una sola operación militar de carácter histórico, la entrega Close Combat III hace especial énfasis en todo lo relacionado al frente oriental, desde el año 1941 a 1945. Lo anterior, abre un gran abanico de posibilidades en relación a las armas y a las tropas disponibles. Al tiempo que le otorga mucha variedad a este juego de estrategia en tiempo real. Aunque, si bien es cierto que la interfaz no ha cambiado de manera drástica, pero sí que se ha mejorado un poco. De modo que, ya no consiste en una cuarta parte de la pantalla ocupada por la barra de estado. Pues, en lugar de ello, se trata de una sola barra que nos informa siempre de todo lo que necesitamos saber en el momento, muy a pesar de que solamente se concentra en una unidad a la vez. Aparte de que, también existe una opción para expandir la mencionada barra, que permite incluir todas nuestras fuerzas.

De igual forma, al hacer clic con el botón derecho en una de nuestras unidades, se abre automáticamente la lista de comandos. La cual por cierto ahora incluye el comando “emboscada“, que permite a nuestras tropas ocultar y salir solamente cuando el enemigo se encuentra muy cerca de sus posiciones. Además de que, este particular comando y el comando “defender“, son evidentemente muy sensibles a la dirección. Siendo esta una característica realmente nueva dentro de la serie. Mientras que el cambio en la orientación direccional suele ser manejado adecuadamente. Por lo que, solo es necesario hacer clic en una unidad con el comando emboscar o defender, tras lo cual aparecerá un círculo alrededor de ella, con un arco resaltando su rostro. Posteriormente, debemos arrastrar el arco a donde deseemos que la unidad se dirija y luego habrá que hacer clic de nuevo. Aunque, lo anterior también resultará muy útil para posicionar a los tanques que se encuentren inactivos, con la intención de que no expongan sus lados más débiles al enemigo. Aparte de que se han añadido varios elementos de juego igualmente nuevos.

En vista de ello, ya no tenemos que preocuparnos de que nuestras tropas escojan el terreno más abierto cuando les ordenemos que se muevan de un lugar a otro. Debido a que nuestras unidades de combate pueden ser asignadas para moverse a través de una serie de waypoints, lo que permite elegir la ruta más ventajosa para llegar a su destino. Además de que, varias de las características nuevas, fueron tomadas directamente de los juegos de estrategia más convencionales, basados en la acumulación de recursos en tiempo real. Tales como la numeración de grupos, la selección de unidades por arrastre y las barras de estado que están ubicadas justo por encima de las unidades. De modo que, al principio, todas ellas bien podrían parecer una especie de truco o algún tipo de intento para hacer que la serie Close Combat sea capaz de atraer a un público mucho más amplio. Pero, afortunadamente, la inclusión de las características anteriormente señaladas, no significa que el juego haya sido degradado para adaptarse a las necesidades del mercado de masas. Pues, de hecho, llegaremos a darnos cuenta de que las anteriores características añaden un inmenso valor adicional a toda la experiencia.

En concordancia, la numeración de grupos resulta ser ideal para los equipos de mortero. Ya que solo hay que colocar un número específico sobre ellos, y en el calor de la batalla, en lugar de tratar de localizarlos recorriendo el mapa, solamente será necesario teclear el número respectivo. Tras lo cual, estaremos instantáneamente listos para atacar al adversario. Además de que, la selección por arrastre nos permite avanzar más fácilmente por secciones enteras de nuestra fuerza a la vez, o bien, para establecer una barrera de fuego que resulte ser más eficiente. Finalmente, las barras de estado nos pueden ayudar de dos maneras. Pues, debido al hecho de que se pueden cambiar para representar casi cualquier cosa, desde la salud de una unidad hasta su estado actual de munición, permiten una fácil conciencia situacional de nuestras fuerzas disponibles. Mientras que, en segundo lugar, en algunos campos de batalla, tales como los mapas cubiertos por la nieve invernal, las barras de estado facilitarán enormemente la localización de las unidades de carácter individual. Aparte de que Close Combat III nos permite jugar contra oponentes de carne y hueso, o bien, contra el excelente sistema de inteligencia artificial en varios escenarios de carácter único, operaciones (consistentes en una serie de escenarios vinculados), escenarios personalizados o hasta en algunas campañas completas.

Sin embargo, el título en cuestión gana realmente sus meritos en lo que respecta al Modo Campaña. Debido a que aquí es posible comenzar a jugar con un pequeño número de unidades, las cuales acumulan algo de experiencia a medida que la guerra va prolongando. Además de que, cuantas más batallas logremos ganar, más alto será nuestro rango y más tropas podrán ser comandadas más adelante. Mientras que, algo nuevo en la serie, consiste en la inclusión de diferentes cualidades para las tropas bajo nuestro mando. De modo que, ahora es posible elegir entre conscriptos, fuerzas estándar o de élite. Lo anterior, realmente cambia la forma de planear las batallas, especialmente si estamos liderando a una horda de conscriptos. Al tiempo que, entre cada una de las batallas, contaremos con la posibilidad de descansar a nuestras fuerzas, reponerlas con diferentes equipos, o bien, retirarlas de la campaña. Aunque, para los que nunca han tenido antes la oportunidad de sumergirse en un juego de la serie Close Combat, las batallas probablemente serán una verdadera sorpresa. Por lo que deberían esperar salvar al soldado Ryan y no a Rambo.

Igualmente, algunas de nuestras tropas serán lo suficientemente capaces de convertirse en verdaderos héroes. Mientras que algunas unidades correrán chillando desde el primer contacto con el enemigo. Además de que, el asalto perfecto, será dividido por esa arma antitanque que no pudimos ver con anterioridad. Mientras podríamos haber esperado a que el enemigo no tuviera tanques de guerra a su disposición, sólo para encontrarnos más adelante con una gran contingencia de ellos, enfrente de en nuestra línea. Al tiempo que un líder clave de nuestro pelotón morirá por el disparo certero de un francotirador enemigo en el momento más inoportuno. Aunque, a diferencia de otros juegos de guerra disponibles en el mercado, aquí no encontraremos a nuestras unidades reducidas a números de ataque, defensa y movimiento. Aparte de que tampoco hay hexágonos, ni hay turnos individuales para cada unos de los jugadores. Debido a que todo se juega en tiempo real, con cada acción calculada individualmente, y la moral que desempeña un papel clave.

Por otro lado, existen algunas quejas con respecto a este juego en particular. Aunque, si bien es cierto que las mismas deben ser vistas como opiniones de quienes ganaron un Porsche y no les gustar su color. De modo que, estos no son problemas per se, sino elementos que podrían haber sido alterados para hacer la experiencia aún mejor de lo que ya es. Así que, en el primer lugar de la lista se encuentra la manera en cómo se manejan las unidades artillería. Por último, las campañas se llevan a cabo en los mismos mapas que las batallas de carácter único, lo que nos permite practicar esencialmente la campaña. Pero, aún así hubiera sido muy agradable no tener conocimiento previo de los mapas, forzando tácticas las sobre la marcha.

Nombre: Close Combat IV: Battle of the Bulge

Año de Lanzamiento: 1999

Plataforma: Windows

La iteración denominada Close Combat IV: Battle of the Bulge intenta recrear, en la medida de los posible, la ofensiva alemana que fue llevada a cabo en las Ardenas, llamada Wacht Am Rhein. Además de que, la campaña del juego, comienza cuando los pesados ​​grupos de batalla alemanes se desbordan en los sectores controlados por los estadounidenses, logrando invadir a muchos de ellos. De modo que, luchando como los norteamericanos en los días de inicio, contaremos con muy pocos recursos para detener su avance. Aunque, como los alemanes deben ser siempre muy meticulosos en sus batallas, sus hombres y máquinas de guerra deberán sobrevivir hasta el final de una campaña que cuenta con una duración de unos 25 días. Mientras que Close Combat IV: Battle of the Bulge fue lanzado en el año 1999 y ya no está disponible en las tiendas minoristas. Pero, aún así es posible encontrar copias usadas, y hasta duplicados en sitios web como Ebay o Amazon.com.

Ahora, publicando a través de los veteranos de SSI, la gente de Atomic Games ha intentado hacer que la magia se extendiera para otra secuela, y en realidad ha tenido éxito en su afán una vez más. Por lo que, la versión Close Combat: Battle of the Bulge, será perfectamente capaz de atraer tanto a los veteranos de Close Combat como a aquellos que simplemente buscan hacerse con un buen juego de estrategia en tiempo real con tonos históricos. Además de que, la cuarta entrega de la serie, se centra principalmente en una batalla en la que Hitler lanzó sus últimas reservas en contra de los aliados. Lo anterior, en una apuesta desesperada para intentar romper la Alianza Occidental y así lograr una paz separada. De modo que, como muchos bien sabemos, Close Combat consiste en una serie de juegos tácticos de combate basados en la Segunda Guerra Mundial, los cuales son perfectamente capaces de simular el comportamiento de las tropas de infantería y de los vehículos individuales. Mientras, jugamos en un nivel de pelotón, en donde daremos un conjunto de órdenes a los grupos e individuos.

No obstante, el juego mantiene un seguimiento muy meticuloso de las acciones relativas a cada soldado individual y en la capacidad de lucha. Y es esta excelente simulación del comportamiento de los soldados lo que hace que la serie realmente se destaque frente al resto. Además de que, un escuadrón que toma demasiadas bajas, se desplomará inevitablemente de un momento a otro, o bien, puede que se niegue a obedecer órdenes tales como avanzar, y hasta podría incluso salir cobardemente del campo de batalla. Aunque, a diferencia de un juego tradicional basado en un sistema de tiempo real, aquí no podemos simplemente enviar a nuestras unidades hacia una muerte segura y hacer que sigan arriesgándose por más. Mientras que en el fondo, la cuarta entrega de la serie Close Combat es muy similar a los juegos de estrategia en tiempo real más tradicionales. Debido a que asignamos a nuestras unidades una serie de órdenes variadas, tales como moverse, moverse rápidamente, colarse, echar humo, emboscar, defender y disparar, con solo hacer clic con el botón derecho del ratón. Al tiempo que damos a las unidades un destino específico al cual dirigirse, haciendo clic con el botón izquierdo del ratón. Así de simple. Aparte de que el juego en cuestión mantiene un registro detallado sobre de todas nuestras unidades disponibles, por lo que solamente tendremos que preocuparnos por administrar nuestras diversas formaciones en el campo de batalla, en lugar de involucrarnos en detalles innecesarios, tales como asegurarnos de que cierto soldado esté recargando su respectivo mortero.

Por otro lado, la amplia gama de unidades del juego es otra de sus características clave. Debido al hecho de que todos los tipos de vehículos históricos, y los diferentes tipos de unidades, están presentes en su interior, desde simples francotiradores y equipos de ametralladoras, hasta los morteros pesados, ingenieros lanzallamas y tanques del modelo Panther. Además de que, cuando las unidades chocan en un combate táctico, el efecto es realmente muy intenso y nunca será del tipo caricaturesco. De modo que, esta cuarta versión de Close Combat modela la guerra y hace un buen trabajo la mayoría del tiempo. Mientras que, uno de los problemas con las campañas de la entrega anterior, fue que no se sentía como si estuviéramos influyendo en el curso mayor de la guerra al ganar nuestras batallas. Lo anterior, era algo que solamente podía esperase desde un punto de vista histórico. Al tiempo que, el Modo especialmente diseñado para un solo jugador, se sintió como un simple conjunto de escenarios combinados, en lugar de una campaña más coherente y significativa. Por lo que Battle of the Bulge soluciona el problema de su predecesor, mediante la implementación de un gran mapa estratégico. Donde vamos a poder mover a todas nuestras fuerzas e iniciar batallas.

En relación a ello, las unidades alemanas y estadounidenses se pueden mover alrededor de un mapa de las Ardenas que consta con más de 40 áreas diferentes. Además de que, cuando las fuerzas hostiles coexisten en una misma zona, se produce el combate. Aunque, debido al hecho de que el mapa estratégico se utiliza siempre para determinar la oferta, los objetivos posicionales se vuelven muy importantes. Al tiempo que, este nuevo elemento estratégico, está bien diseñado e igualmente tiene un gran efecto en el juego. Mientras que, la visión estratégica y la naturaleza tensa de la campaña, hacen que la cuarta entrega de la serie sea un juego de pulsaciones, en donde se nos obliga a hacer algo más que pelear en la siguiente batalla. Pero, en realidad, el verdadero atractivo del juego consiste en el combate táctico en sí. De modo que, los Panthers se desplazan por las carreteras boscosas, siempre con la intención atacar los blindados de origen americano. A la vez que los equipos de bazuca se encuentran esperando su oportunidad para actuar desde las aldeas nevadas belgas, e incluso el apoyo aéreo y los ataques de artillería están disponibles para el comandante, tratando de forzar ese avance crucial, o prevenirlo.

Por otro lado, el hecho de que cada batalla en realidad tiene una gran relevancia para la situación estratégica general, hace que el juego sea mucho más interesante de lo que habría sido como una típica simulación de batalla basada en la Segunda Guerra Mundial. Además de que, al igual que cualquier secuela exitosa, Close Combat: Battle of the Bulge no sólo recicla las características más sobresalientes de su predecesor, sino que también le añade algo de sabor a las mismas. Pero, lamentablemente, la cuarta entrega no escapa a algunos de los problemas que surgieron en los anteriores juegos de la serie. De modo que, el más notable de sus problemas, consiste en la inteligencia artificial del oponente controlado por la computadora. Debido a que el mismo puede llegar a ser absolutamente abismal cuando estamos jugando en el rol de los alemanes, especialmente con respecto al pathfinding de las unidades blindadas. De hecho, el pathfinding puede ser tan malo, que es prácticamente inútil para jugar como los Aliados en cualquier escenario que requiera que los alemanes ataquen primero. Mientras que la computadora es simplemente incompetente en las situaciones de ataque. Afortunadamente, la computadora es mucho más capaz al asumir la defensa. Aparte de que Close Combat III también tenía una tendencia a centrarse demasiado en el uso de los vehículos blindados.

En consecuencia, las unidades de infantería parecían ser inusualmente muy débiles, lo que claramente nos animaba a reforzar aún más nuestras fuerzas de combate con tanques de guerra, siempre que esto nos fuera posible. Por lo que la entrega Battle of the Bulge evita este problema reforzando considerablemente el poder de permanencia de nuestras unidades de infantería. Así como también, eliminando por completo el sistema encargado de la compra de unidades que podíamos encontrar presente en su predecesora. Así que, en lugar de invertir los puntos de experiencia en la adquisición de nuevas unidades, se nos dan las “piscinas de reemplazo” para elegir a las unidades. Mientras que, los tanques adicionales, no estarán del todo disponibles si una formación determinada ya presenta un complemento completo. Además de que, las combinaciones con carácter de reemplazo, hacen que el juego en cuestión se corresponda de una forma más estrecha con la campaña real. Al tiempo que representan una solución muy efectiva para la trampa de Close Combat III, que eventualmente condujo a formaciones especialmente centradas en blindaje, a medida que el juego avanzaba. Aunque, si bien es cierto que los reemplazos preestablecidos dificultan en gran medida el desarrollo de las partidas en el Modo Multiplayer, ya que contamos con la posibilidad de llevar a cabo la personalización de nuestras fuerzas de combate.

No obstante, la versión Battle of the Bulge también presenta algunos problemas algo extraños en relación directa con el orden de la batalla, tales como el lanzallamas omnipresente y los “half-tracks” de los cohetes, los cuales nunca fueron tan abundantes en la vida real. Aunque, muy a pesar de su exactitud histórica a nivel general, la serie Close Combat ha jugado siempre de una manera un tanto floja con los detalles relativos a los vehículos de combate y a las unidades de artillería. Pero, aún así, la presencia ocasional de una cierta inconsistencia histórica nunca detiene realmente a los juegos. Además de que, de una forma muy similar a sus predecesores, esta particular versión es, en última instancia, muy agradable al momento de jugar.

Nombre: Close Combat V: Invasion Normandy

Año de Lanzamiento: 2000

Plataforma: Windows

La entrega que fue introducida en el mercado mundial bajo el nombre de Combat V: Invasion Normandy, nos traslada de forma inmediata a las inmediaciones de las playas y los setos que proliferan en la región de Normandía. Por lo que, nuestras tropas aerotransportadas han aterrizado justo detrás de las playas, mientras que la principal fuerza atacante ha hecho todo lo posible para acabar de una vez por todas con los búnkeres alemanes que impiden nuestro avance. Además de que, uno de los cambios principales de la anterior entrega a la que conocemos como Invasion Normandy, consiste principalmente en la dependencia de la infantería una vez más. Así como también en la capacidad de personalizar al pelotón que utilizaremos para entrar en la batalla. Aparte de que, una buena parte de grupos de batalla a nuestra disposición, no contienen un gran número de tanques.

Por otro lado, el simple hecho de combatir y defender las ciudades con infantería a través de los setos, es capaz de otorgar una inmensa satisfacción a cualquier entusiasta de los videojuegos bélicos para ordenadores caseros. De modo que, quienes estén interesados en poseer esta versión de la serie, pueden llegar a tener algo de suerte y todavía encontrarla disponible en las tiendas especializadas alrededor del mundo. Siendo lo anterior, algo muy poco probable en la mayoría de los casos, ya que este juego fue lanzado a principios del tercer milenio. Pero, aún así, todavía existe la posibilidad de encontrar copias usadas y hasta algunos duplicados en sitios web, tales como Ebay o Amazon.com. Además de que, el quinto juego de la serie Close Combat, es capaz de llevarla de vuelta al lugar donde todo comenzó: la zona de Normandía, durante la puesta en marcha de la famosa Operación Overlord, que trajo consigo la invasión que pasaría a la historia como el Día D.

Pero, lo cierto es que la entrega Close Combat: Invasion Normandy no ha sido realmente facturada como Close Combat 5. Además de que, ha resultado ser bastante similar a sus predecesoras. Mientras que, los fans acérrimos de la serie, podrían llegar a confundir su contenido con los de un paquete de expansión especialmente diseñado para los juegos existentes. Aunque, debido al hecho de que la jugabilidad es casi idéntica a la de los juegos anteriores de la serie, toda la intensidad del sistema de Close Combat permanece intacta en la entrega Invasion Normandy. Por lo que, este sello del sistema será el principal atractivo para los jugadores, motivándolos a jugar otra entrega basada en la Segunda Guerra Mundial, la cual por cierto siempre transcurrirá en tiempo real. Al tiempo que el sistema básico de Close Combat es realmente notable por sus intentos de retratar los efectos de la moral sobre los soldados, cuando estos se encuentran participando en la batalla. Aparte de que, el juego se juega muy bien en base al sistema de tiempo real implementado, e igualmente nos permite emitir órdenes usando una interfaz bastante convencional, que puede ser manejada con el ratón. Lo anterior, siempre con la advertencia en mente de que nuestras unidades pueden simplemente negarse a hacer lo que les digamos. Siendo esto algo que ocurrirá solamente si nuestras órdenes les llevarían a su destrucción.

Por otro lado, las unidades que siempre toman bajas excesivas o que se quedan aisladas y son simplemente inexpertas, serán relegadas a la parte trasera, dejando a menudo sus líneas en un completo desorden. Por lo que, esta representación tan realista del elemento humano en la guerra, hace que la serie de Close Combat sea tan interesante y divertida. Aunque, la entrega Invasion Normandy no es una excepción a esta regla. Además de que, los primeros tres juegos de la serie ofrecieron en todo momento campañas de carácter lineal. Mientras que el predecesor de Invasion Normandy, la versión conocida como Battle of the Bulge, introdujo una capa estratégica en el combate táctico. Algo que, a final de cuentas, cambió el juego de ser apenas una serie de encuentros individuales, a uno en donde se tuvo que manejar una visión claramente más estratégica. Aparte de que, se intentaban explicar algunas cosas, tales como mantener líneas de fuente y guardar a las unidades.

Afortunadamente, Invasion Normandy no cambia esto de ninguna manera fundamental. Pero, sí cambia ligeramente la forma en la que elegimos a nuestras fuerzas de combate para una llevar a cabo una próxima batalla. Además de que, en la versión anterior, los grupos de batalla conformados por hasta un total de 15 unidades individuales, fueron establecidos. Mientras que en Invasion Normandy, existe a su vez un equipo de fuerzas para cada grupo de batalla disponible, desde el cual será posible seleccionar qué unidades serán las que lucharán en una batalla en particular. Lo anterior, permite una mayor flexibilidad que en el sistema implementado en su predecesora. Aunque, uno de los defectos más llamativos de Close Combat: Battle of the Bulge consistía en la pobre inteligencia artificial de los vehículos de combate. De modo que, los tanques de guerra eran a menudo completamente incapaces de cumplir adecuadamente con órdenes de movimiento muy simples o de encontrar su camino al pasar de un lado de un obstáculo al otro, sin la necesidad de una microgestión excesiva.

Sin embargo, la liberación de un parche subsiguiente, fue capaz de corregir algunos de los comportamientos más atroces a los que nos habíamos enfrentado previamente. Pero, el pathfinding de los tanques de guerra todavía seguía siendo algo muy problemático. De modo que, por desgracia para nosotros, parece que la entrega Close Combat: Invasion Normandy no ha mejorado el pathfinding más allá de lo que ya hemos visto, ya que los tanques incluidos en el juego, se convertirán aún en elementos irremediablemente confusos, a causa de las órdenes de movimiento simple. Además de que, un tanque de guerra a menudo solo se moverá hacia adelante y hacia atrás en distancias cortas, mientras gira de un lado al otro. Esto, sin saber cuál de sus flancos presentar ante la aparición de un enemigo potencial. Aunque, en el peor de los casos, lo anterior puede paralizar a nuestros vehículos e igualmente puede evitar que los liberemos de situaciones aún más peligrosas. Aparte de que también contribuye en retrasar la llegada de los refuerzos cruciales, mientras los tanques se quedan atorados en otra parte de la batalla.

No obstante, es un hecho que estos molestos problemas tuvieron un mayor impacto en la jugabilidad de la entrega anterior de la serie. Pero, muy a pesar de las tantas similitudes, y sobre todo, diferencias a nivel cosmético entre la versión Close Combat: Invasion Normandy y la que fue denominada como Close Combat: Battle of the Bulge, el juego es en realidad algo muy diferente. Además de que, obviamente, Battle of the Bulge involucró mucha armadura y vehículos en todo momento. Al tiempo que no estaba tan centrado en los vehículos blindados como su predecesor: Close Combat III: The Russian Front. De modo que, la combinación de vehículos y el terreno restringido, acentuó todavía más el mal camino e hizo todo el juego fuera percibido como bastante inconexo. Por lo tanto, el hecho de que hay menos vehículos en Close Combat: Invasion Normandy, inherentemente cambia el enfoque hacia las unidades de infantería, las cuales inmediatamente pasan a ser el punto fuerte del sistema de Close Combat. Si bien, esto podría sonar mucho como el original Close Combat, sobre todo porque la ubicación es básicamente la misma, es igualmente un hecho que la jugabilidad ha mejorado mucho desde entonces y hasta parece ahora más dinámica de lo que solía ser.

De modo que, gran parte de esto se debe a que los vehículos y el terreno han variado en cierta medida. Pero, también ocurre porque el componente estratégico permite opciones que simplemente no existían en las anteriores campañas de carácter lineal. Además de que, la flexibilidad de las campañas está socavada por el hecho de que el elemento estratégico sigue siendo bastante primitivo. Al tiempo que, no permite cosas básicas, tales como entrar en un mapa con fuerzas procedentes de múltiples direcciones, o incluso tener múltiples grupos de batalla por cada mapa. Por lo que, estos tipos de adiciones sobre la capa estratégica, habrían contribuido bastante en mejorar la experiencia de juego resultante. Aparte de que, el Modo Multiplayer de Close Combat, nos da la oportunidad de luchar contra un comandante humano en lugar de uno que esté siendo controlado por la computadora. Así que, es justo aquí donde la serie realmente tiende a sobresalir frente al resto.

Por otra parte, existen algunos nuevos giros en el juego. Pues, debido al hecho de que representa una invasión a gran escala, la entrega Invasion Normandy incluye el apoyo de artillería proveniente de los buques de la marina. Además de que, también es posible ver a los paracaidistas en el juego que comienzan justo detrás de las líneas enemigas. Al tiempo que se vinculan en cierta forma con las tropas amistosas, poco antes de que se queden sin suministros. Mientras que, también se nos brindará la oportunidad de efectuar aterrizajes en la playa, tal y como pudimos ver en el filme Salvando al Soldado Ryan de Steven Spielberg. Pero, aún así, estas son pequeñas adiciones, e igualmente no son más de lo que de esperaríamos encontrar en un paquete de expansión de bajo precio. De modo que, es muy probable que esta versión no sea muy capaz de sorprender a nadie. Debido a que todos los elementos antiguos permanecen casi intactos. Al igual que los gráficos, que básicamente no presentan cambios significativos, y el resto de las cosas sigue presentando una apariencia muy familiar.

Nombre: The Road to Baghdad

Año de Lanzamiento: 2004

Plataforma: Windows

En realidad, no existe una historia propiamente dicha para la entrega que fue denominada Road to Baghdad, ya que las misiones se basan en maniobras reales que se llevaron a cabo durante el desarrollo de la guerra iraquí. Por lo que, básicamente, el juego ofrece en todo momento varios escenarios para elegir, los cuales se centran en las maniobras tácticas hacia los puntos de mando controlados por el enemigo, denotados simplemente por una bandera. Aunque, una vez que hayamos concretado la captura de esa zona en particular, inmediatamente tendremos que movernos a la siguiente. Mientras vamos ganando cada vez más terreno dentro del escenario. Pero, desafortunadamente no hay mucho regocijo en esta otra entrega de la serie, ya que el juego tiene algunas buenas ideas que terminan perdiéndose en una experiencia muy problemática, que casi siempre es más frustrante que divertida. Además de que, otra desventaja de este juego consiste en que es bastante fácil de jugar desde el principio, ya que todas las misiones se basan en el bando de los estadounidenses. Aparte de que, las unidades se controlan siempre en agrupaciones preestablecidas. Razón por la cual, no hay un control individual sobre las tropas terrestres.

En vista de ello, aquí podremos llevar a cabo la selección de nuestra tropa conformada por unos 4 o 5 rifleros, morteros, entre otras unidades de combate. Tras lo cual, solo resta hacer clic derecho para tener acceso a los comandos. Además de que, dichos comandos van desde moverse, moverse rápidamente, abrir fuego, echar humo, realizar una emboscada y cavar, por nombrar unos pocos de ellos. Aunque, cada vez que deseemos emitir una orden, tendremos que seleccionar a las unidades disponibles y, a continuación, hacer clic derecho sobre las mismas. Posteriormente, habrá que buscar la orden que deseamos dar, de entre todas las que se nos mostrarán a través de lista desplegable, y luego, solo queda apuntar en qué lugar se ejecutará la orden seleccionada. De modo que, cuando señalamos, una línea recta seguirá inmediatamente al puntero y terminará cuando hagamos clic izquierdo para iniciar el comando.

Sin embargo, este particular método de dirección tiende a ser un poco engorroso y también contribuye a que el juego no sea tan deslumbrante después de todo. Aunque, si bien es cierto que esto pudo haber sido arreglado en la versión final, ya que el juego fue muy agitado en la versión del que logramos conseguir para su revisión. Además de que, al emitir órdenes a las tropas, experimentamos algunos retardos y pausas constantes, lo que claramente dificultó la ejecución de los mandos y, una vez ejecutado, el movimiento de las tropas parecía ser muy lento. De modo que, este tipo de inconvenientes deberían haber sido rectificados antes del lanzamiento oficial de una versión final, o bien, es probable que hayan sido actualizadas con algún parche especial, liberado poco tiempo después de su introducción en el mercado. Mientras que, a medida que avanzábamos a través de varias misiones, el sistema de inteligencia artificial no fue lo suficientemente capaz de proporcionar mucho en el camino de un desafío. En algunos puntos se le disparó a los enemigos no detectados, estos comenzaron a correr para cubrir o tomar venganza, sin embargo, en algunos puntos se puede tomar un tanque y eliminar a la gran mayoría de los objetivos. Pero, en realidad, este juego puede haber funcionado mejor con varias mejoras en su jugabilidad y otros aspectos específicos. Aparte de que, el título en cuestión contiene un elemento de carácter Multiplayer. Pero, lamentablemente no encontramos servidores disponibles para probar esta interesante característica.

Lo anterior, bien podría ser una calidad redentora para el juego, ya que un oponente humano podría ser mucho más divertido que jugar contra que un oponente débil controlado por la computadora. De modo que, para resumir, tenemos que la entrega Road to Baghdad cuenta con algunas ideas que podrían constituir un juego muy decente. Pero, a final de cuentas, las mismas terminan perdiéndose en una cornucopia de mala presentación, malos ángulos de cámara y una jugabilidad bastante mediocre. Además de que, las misiones se basan en las operaciones reales llevadas a cabo en Irak, por lo que podría haber un poco de atractivo en ellas, tanto así como para que los aficionados a la historia se sientan atraídos. Debido a que en cada misión se nos da una buena cantidad de información sobre las distintas amenazas a las que nuestras tropas se enfrentan. Aunque, por desgracia, esta propuesta no es nada original, al menos en comparación con las otras opciones disponibles en el mercado para este momento.

Nombre: Close Combat: First to Fight

Año de Lanzamiento: 2005

Plataforma: Xbox / Windows / Mac OS X / Wii

Para nadie es un secreto que en los últimos años se ha visto una creciente relación entre el Ejército de Estados Unidos y la industria del videojuego. Aunque, si bien es cierto que la mayor parte de la atención por parte del público, se ha centrado muy especialmente en los juegos desarrollados conjuntamente con este mismo organismo de índole militar. Por lo que, algunos títulos como America’s Army y Full Spectrum Warrior, que esperamos revisar más delante en futuros artículos, han sido creados específicamente para satisfacer las necesidades de esa rama del ejército en particular. Además de que ahora, los Marines de los Estados Unidos están entrando en el acto, con la introducción en el mercado de la entrega Close Combat: First to Fight. Pero, a pesar de que no ha recibido ninguna bendición oficial y menos aún el respaldo de la Infantería de Marina de los Estados Unidos, esta nueva iteración de Close Combat, se desarrolló con la ayuda de decenas de marines de la vida real, los cuales recientemente cumplieron con su deber en el Medio Oriente. Aparte de que, el juego en cuestión, consiste en un shooter competente basado en las escuadras, el cual es capaz de ofrecer a los usuarios un Modo Cooperativo muy interesante y divertido. Así como también, un sistema de inteligencia artificial que a veces tiende a ser bastante impresionante. Mientras que otras veces no cumple adecuadamente con lo prometido.

Por otro lado, tenemos que el trasfondo histórico de esta nueva versión de la serie Close Combat, gira en torno a los disturbios que tuvieron lugar en su momento en la ciudad libanesa de Beirut. De modo que, los insurgentes, han comenzado una rebelión en dicha ciudad que para aquel entonces se encontraba totalmente devastada por la guerra. Lo anterior, sumado a la participación de las fuerzas militares de las naciones árabes vecinas, ha complicado todavía más las cosas. Así que, en respuesta a esta situación tan crítica, los Estados Unidos tomaron la decisión de enviar a una unidad expedicionaria de Marines, como parte integral de un cuerpo para el mantenimiento de la paz, por parte de las Naciones Unidas. Razón por la cual, aquí se brinda la posibilidad de asumir el rol de un cabo a cargo de un equipo de combate conformado por apenas cuatro hombres, a los cuales conduciremos a partir de ese momento a través de varias misiones. Todas ellas llevadas a cabo dentro y alrededor de la ciudad de Beirut. Aparte de que, las seis misiones incluidas en este juego, se subdividen en varios niveles específicos, divididos a su vez en puntos de control que deberían tomar colectivamente la mayoría de los jugadores alrededor de unas 10 horas de juego.

Igualmente, los objetivos correspondientes a cada una de las misiones, van desde las patrullas estándar de búsqueda y destrucción, hasta el rescate de rehenes. Incluyendo también la eliminación o captura de los llamados “objetivos de alto valor”. Además de que estas metas de alto valor, son generalmente oficiales o generales que cuentan con un alto rango dentro del ejército enemigo. De modo que, como líder de un equipo de combate especializado, contamos con la posibilidad de hacer que nuestros hombres lleven a cabo algunas tareas específicas, tales como moverse a un área determinada, cubrir flancos o puertas específicos, o bien, establecer un fuego de supresión sobre un objetivo. Al tiempo que la acción tiende a moverse mucho más rápido en este nuevo juego de la serie Close Combat, que en títulos similares, tales como Brothers in Arms. Aunque, lo que es más, los enemigos no ganan bonificaciones específicas mientras se esconden detrás de los puntos de cobertura. Por lo tanto, a pesar de que teóricamente es posible llevar a cabo la maniobra de fijar y flanquear que pudimos haber aprendido en otros juegos del género, aquí casi siempre resultará ser algo innecesario y muy arriesgado.

Por otra parte, los controles en la versión para ordenador del juego, son un poco mejores que los que fueron implementados para la versión especialmente diseñada para funcionar en la Xbox de la Microsoft. Además de que, también existen otros comandos especiales que podemos dar a nuestros compañeros de equipo cuando nos encontremos justo en el interior de los edificios. Aunque, al igual que en el título SWAT 4, aquí es posible ordenar a nuestras tropas para luego apilarlas en una puerta y, a continuación, cargar o lanzar una granada en la primera antes de cargar y comenzar a limpiar toda la habitación. De modo que, estas maniobras de desmontaje en sala son extremadamente eficaces, pero por alguna razón, la opción de ejecutarlas no está disponible para nosotros en muchas puertas interiores. Mientras que como líder de un equipo de combate, también contaremos con la capacidad de radio para la ayuda de los equipos de francotiradores correspondientes a los Marines, las tripulaciones de mortero, y los artilleros Cobra. Por lo que, si nos encontramos con un nido de ametralladora o un vehículo blindado de gran potencia, por ejemplo, no tendremos que tratar de llevar a cabo un asalto frontal, y menos aún usar las granadas para acabar con estos objetivos. Pues, simplemente podemos hacer uso de la radio como una herramienta de ayuda. Tras lo cual, tendremos soporte de fuego de manera inmediata.

No obstante, las misiones de ida y vuelta entre las zonas interiores y exteriores constituyen uno de los mejores aspectos de esta nueva versión de la serie Close Combat. Además de que podemos encontrarnos luchando en un combate claustrofóbico, librado en una sala hasta una habitación, ubicada dentro de las entrañas de un complejo de apartamentos. Tras lo cual, de repente seremos trasladados a las calles de Beirut. En donde estaremos intentando hacer un balance de las amenazas, desde múltiples ángulos y elevaciones de carácter variable. Aunque, dado el hecho que nosotros o cualquiera de nuestros compañeros de equipo puede morir tras un sólo un par de disparos, esto puede presentar un gran desafío. Pero, afortunadamente, nuestro equipo de cuatro hombres tiende a ser generalmente muy inteligente, acerca de mantener un reloj de 360 ​​grados alrededor de ellos. Aparte de que, de vez en cuando, los enemigos realmente nos flanquearán o se escabullirán detrás de nosotros.

Sin embargo, nuestros compañeros de equipo suelen estar lo suficientemente alertas ante cualquier eventualidad, así como también para neutralizar a las posibles amenazas procedentes de la parte trasera o de los flancos. Además de que, nuestros compañeros de equipo, también son generalmente muy buenos para realizar tiros precisos. Mientras que, en la mayoría de las situaciones, vamos a poder contar con ellos. Pero, lamentablemente, nuestros compañeros controlados por el sistema de inteligencia artificial no siempre son tan eficientes y letales como deberían serlo. Debido a que a menudo exhibirán una conducta completamente idiota, la cual a final de cuentas puede llegar a hacer que el equipo sea posteriormente eliminado, poniendo fin a la misión en curso. Lo anterior, ocurre generalmente en las situaciones cercanas a los cuartos, donde solamente algunos pies separan a nuestros hombres de sus enemigos. De modo que, si pedimos a nuestras unidades entrar en una habitación a través de una puerta abierta, por ejemplo, estos tienden a desorientarse una vez que llegan al centro, e igualmente tendrán problemas para atacar a los enemigos que pueden descubrir en su interior.

Adicionalmente, descubriremos que el sistema de inteligencia artificial también muestra repentinos ataques de idiotez. Siendo esto algo que se puede aprovechar en algunas situaciones específicas. De modo que, un ejemplo de esto, consiste en la forma en la que los enemigos manejan las armas montadas. Pues, generalmente, si disparamos a un artillero mientras se encuentra operando el arma, un enemigo cercano inmediatamente tomará su posición. Además de que, en muchos casos, es posible utilizar este comportamiento basado en scripts, para reducir en gran medida la resistencia del enemigo. Aunque, a pesar de ofrecer una experiencia bastante decente para un solo jugador, esta versión de la serie Close Combat es probablemente mejor cuando se juega en su Modo Multiplayer. Al tiempo que el juego ofrece el deathmatch estándar por equipos, disponible para hasta un total de ocho jugadores. Mientras que este mismo Modo, como uno se puede llegar a imaginar, es bastante peatonal y la limitación de ocho hombres hace que el juego sea menos atractivo que la mayoría de los shooters para ordenadores caseros disponibles en el mercado, los cuales por cierto, son perfectamente capaces de soportar a un mayor número de participantes en una sola partida. Aparte de que, el Modo Cooperativo, especialmente diseñado para hasta cuatro jugadores, es la mejor opción de carácter Multiplayer incluida dentro de este juego de la serie.

Nombre: Close Combat: Cross of Iron

Año de Lanzamiento: 2007

Plataforma: Windows

La entrega Close Combat Cross of Iron hace todo lo posible con la intención de recrear la batalla por Rusia que comenzó a tener lugar en el año 1942. Además de que, la versión Cross of Iron no es más que un remake de la entrega publicada en su momento bajo el nombre de The Russian Front. Al tiempo que las principales mejoras en esta versión, fueron incluidas para hacerla todavía más compatible con los nuevos sistemas operativos. A la vez que también se llevaron a cabo algunas mejoras de carácter menor en relación al sistema de inteligencia artificial. Mientras que ese particular remake ofrece en todo momento un sistema de campaña tipo lineal, ya que al ganar o perder las batallas, la computadora decidirá a dónde enviarnos para participar en nuestra próxima batalla. De modo que, aquí podemos elegir seguir a nuestros hombres desde el año 1942 a 1945, a la vez que vamos mejorando al equipo a lo largo del camino. Aparte de que la mayor mejora consistió principalmente en la inclusión de una característica denominada MMCC3, lo que significa Massive Multiplayer Online Close Combat 3.

En relación a ello, a través del Modo MMCC3, es posible conectar el juego a una amplia variedad de servidores especiales para soportar juegos, e inmediatamente luchar en línea contra el sistema de inteligencia artificial implementado, o bien, contra un oponente humano por el control del Frente Ruso. Además de que, estas campañas en línea cuentan con una duración 24/7, lo que quiere decir que siempre podemos participar en la acción en casi cualquier momento que queramos.

Nombre: Close Combat: Modern Tactics

Año de Lanzamiento: 2007

Plataforma: Windows

Close Combat Modern Tactics consiste en el primer título de la serie Close Combat que   presenta a 5 vs 5 frente a frente. Además de que, nos permite jugar asumiendo el mando de las Fuerzas de los Estados Unidos, o bien, de una Fuerza Oponente ficticia (comúnmente abreviada como OpFor). Al tiempo que, no existe una campaña propiamente dicha, solamente el combate directo de gran intensidad. De modo que, estos enfrentamientos bien pueden ser en terrenos de entrenamiento modelados, a partir de bases reales de los Estados Unidos, o áreas ficticias, ubicadas en el interior del Medio Oriente. Mientras que las armas de la Fuerza Oponente ficticia son típicamente de origen soviético y chino, tales como los fusiles de asalto AK47 y los RPG. Aunque, aquí también contaremos con todo tipo de jeeps y de camiones americanos. Así como también con una amplia selección, en base a la mayoría de las armas modernas, que van desde el M1A1 Abrams, hasta armas automáticas y lanzagranadas. Aparte de que, otras mejoras incluyen la habilidad para que nuestras tropas caven una trinchera durante el desarrollo del combate, al igual que su carga y descarga en vehículos que transportan tropas, e igualmente contarán con varias misiones de apoyo durante una batalla.

Nombre: Close Combat: Wacht am Rhein

Año de Lanzamiento: 2008

Plataforma: Windows

La entrega Close Combat: Wacht Am Rhein comienza justamente en la mañana de la última gran ofensiva de Alemania. Por lo que, Wacht Am Rhein no es más que un remake de la versión original, Battle of the Bulge. Además de que, muchas de las grandes características del juego original, se han incluido aquí. Tales como las caídas de suministro, los grupos de batalla estadounidenses equivocados y el terreno difícil de las Ardenas. Al tiempo que los alemanes son muy pesados, ​​con grupos armados que vienen equipados con sus respectivos Panthers. Mientras que otros grupos de batalla pesados ​​están equipados principalmente con algunos vehículos de combate especializados. De modo que, varios grupos específicos de batalla alemanes también cuentan con la opción de reforzar, una característica que no se incluyó nunca en la entrega original, y menos aún en Invasion Normandy. Aparte de que la Gran Campaña se ha ampliado hasta contar con alrededor de unos 64 mapas, e igualmente se han agregado más grupos de batalla para cada una de las facciones involucradas en el conflicto.

Nombre: Close Combat: The Longest Day

 Año de Lanzamiento: 2009

Plataforma: Windows

Por su parte, la versión Close Combat: The Longest Day comienza con las primeras caídas aerotransportadas durante la puesta en marcha de la Operation Overlord. Además de que The Longest Day, constituye un remake de la versión original, enfocada en la Invasión de Normandía. Al tiempo que la Gran Campaña incluida dentro del juego se ha ampliado a todas las playas en el Día D. Mientras que, el original sólo cubre las playas americanas. Aunque, si bien es cierto que también se han creado nuevos mapas, batallas, unidades y sonidos para esta versión más reciente de la serie. Mientras que, algunos mapas de los mods especialmente diseñados para la versión centrada en la Invasión Normandía, tales como Gold Juno Sword y Bloody Omaha también fueron añadidos. De modo que, las principales novedades incluyen la lucha nocturna, la cual reduce considerablemente la visibilidad y añade la opción de desplegar la iluminación del mortero. Aparte de que, las mejoras gráficas de las pantallas de batalla, ahora muestran la cohesión y el porcentaje de las posiciones de victoria correspondientes a cada lado, e igualmente se muestran en la pantalla de resumen de la campaña. Finalmente, la versión original de Invasion Normandy ha sido incluida junto con la entrega el The Longest Day.

Nombre: Close Combat: Panthers in the Fog

Año de Lanzamiento: 2012

 Plataforma: Windows

Este juego, llamado Close Combat: Panthers in the Fog constituye en un título muy interesante, divertido y muy jugable. Además de que, los fans acérrimos de la serie Close Combat no se sentirán decepcionados en ningún momento, ya que este juego es un digno descendiente de los otros títulos finos de la serie. Mientras que aquellos jugadores más nuevos en el mundo de Close Combat podrían encontrar el precio un poco elevado para una propuesta de este tipo. De modo que, esta nueva entrega es un juego estratégico, operacional y de nivel táctico que representa el contraataque del ejército alemán llevado a cabo en el área de Mortain. Así que, justo después de que el Tercer Ejército de Patton hiciera lo suyo en Normandía durante la puesta en marcha de la Operation Cobra, el Alto Mando Alemán ordenó la realización de una contraofensiva con la intención de corregir la situación. Por lo que, usando cuatro divisiones Panzer, los alemanes se dieron a la tarea de atacar la 30ma División Americana al este de Mortain. La Operación Luttich, nombre con el cual la Wehrmacht bautizó a este ataque, fue diseñada para conducir a la costa y cortar al ejército de Patton fuera del resto de las fuerzas aliadas.

En concordancia, aquí se nos permite luchar en batallas de carácter individual y hasta en operaciones vinculadas, o bien, en una sola gran campaña asumiendo el control de los alemanes o de los estadounidenses. Además de que, las decisiones estratégicas y operacionales, tales como hasta que lugar moverse y qué unidades apoyar con ataques aéreos o de artillería, son realmente importantes y afectarán el resultado de los combates. Al tiempo que, el nivel estratégico y operacional, se convierte en base al movimiento de nuestras unidades y por medio de la toma de decisiones de soporte. Tomando en cuenta al mismo tiempo las acciones correspondientes al sistema de inteligencia artificial. De modo que, cuando lo anterior llega a su fin, los resultados se juegan a nivel táctico. Lo anterior, puede conducir a algunos resultados muy interesantes.

Por otro lado, al ser jugado en tiempo real, el nivel táctico del juego es realmente táctico. Además de que los equipos, las tripulaciones, los cañones individuales, los vehículos blindados y los tanques de guerra están siempre al mando del jugador. Al tiempo que un simple menú desplegable para cada unidad permite dar órdenes a cada unidad. Mientras que estas mismas unidades pueden emboscar, defender, deslizarse, moverse, moverse rápidamente o disparar sobre el enemigo. De modo que, en la fase de movimiento, el jugador arrastra un cursor con una línea adjunta hasta la ubicación que desea que la unidad se desplace, tras lo cual solamente será necesario hacer clic de nuevo. Aparte de que las órdenes afectan en cierta forma a las unidades. Pues, el simple hecho de correr demasiado lejos, agotará a los soldados. Al igual que tener compañeros de escuadra muertos o heridos reducirá bastante la moral de las tropas. Mientras que las unidades podrán quedarse sin municiones en un momento determinado, tras lo cual no van a poder seguir disparando.

De igual forma, las características particulares del terreno afectan la línea del sitio. Además de que, las unidades buscarán cobertura y ocultación en árboles y edificios aledaños. Al tiempo que las escuadras maniobrarán hasta los flancos, y la parte posterior del enemigo puede llegar a cerrar, y posteriormente, destruir a los oponentes. Lo anterior, es una característica que podemos encontrar presente en todos los otros juegos de la serie Close Combat. Aunque, a pesar de que los juegos de estrategia en tiempo real pueden llegar a convertirse fácilmente en meros festejos de clic y arrastre, mientras el jugador intenta superar rápidamente al sistema de inteligencia artificial. Esta nueva entrega de la serie evita esto limitando el número de unidades y permitiéndonos jugar en un verdadero tiempo real, lo que significa que un minuto en el juego, es realmente un minuto, y las unidades igualmente se mueven a velocidades razonables. Así que, cuando enviamos a un tanque a través de terreno áspero, las unidades viajarán más lento que cuando lo harían en una carretera bien pavimentada.

Asimismo, el juego es imperdonable a los errores en cualquiera de sus niveles. Ya que si los tanques de infantería son enviados solos al frente, es probable que sean diezmados por las tropas del enemigo. De modo que, si no apoyamos a nuestros blindados con la infantería, veremos cómo se quemarán los tanques cuando son exterminados por armas antitanques disparadas desde cualquier lugar del escenario. Aunque, para resumir, tenemos que Close Combat: Panthers in the Fog es un juego bueno que no es capaz de sobresalir más de la cuenta, al igual que sus predecesores en la serie. Mientras que, las nuevas características de niebla, el montaje de las unidades infantería y el remolque son realmente interesantes. Al tiempo que ayudan a mejorar el juego en cierta medida.

Nombre: Close Combat: Gateway to Caen

Año de Lanzamiento: 2014

Plataforma: Windows

La entrega Gateway to Caen, intenta recrear la Operación Epsom, la cual a veces es llamada la Primera Batalla del Odon. De modo que, Epsom fue la primera gran ofensiva británica llevada a cabo justo después de la invasión que tuvo lugar durante el Día D. además de que, fue especialmente diseñada para rodear la antigua ciudad de Caen, desde el sur en los valles del río Odon y Orne. Al tiempo que proporcionaba un punto de partida para una ofensiva final consistente en la captura de la ciudad. De modo que, la principal unidad aliada era el VIII Cuerpo Británico del General Richard O’Connor, conformado por la 11ª División Blindada, la 15ª (Escocesa) y la 43ª (Wessex). Todas ellas bien entrenadas pero muy inexpertas. Mientras que, los británicos esperaban que su oposición fuera la 12ª SS Panzer, así como también las divisiones Panzer y Panzer Lehr, las cuales habían sido agotadas por el reciente combate en Normandía.

Sin embargo, al iniciarla el día 26 de junio del año 1944, los británicos avanzaron muy bien durante el transcurso del primer día, muy a pesar de una decidida defensa por parte de los alemanes. Pero, en el segundo y tercer día de la puesta en marcha de la mencionada operación, los alemanes estaban contraatacando ya con cuatro divisiones de la Panzer SS, incluyendo a su vez algunas unidades que iban equipadas con los temidos tanques correspondientes al modelo Tiger. De modo que, ya para el 30 de junio, O’Connor terminó con la operación Epsom debido a la dura resistencia alemana y al agotamiento de sus propias unidades. Aunque, a pesar de que los británicos no habían logrado hacer un gran avance, lograron, inadvertidamente, interrumpir los planes alemanes de un contraataque a gran escala, para ser liderados por las divisiones SS Panzer. Además de que, los británicos infligieron alrededor de unas 3.000 bajas a los alemanes e igualmente destruyeron más de 125 ejemplares de tanques. Lo anterior, sumado a las pérdidas en hombres y material que los alemanes no podían permitirse. Aparte de que, los británicos perdieron poco más de 4.000 hombres que fueron asesinados, heridos o capturados por el enemigo.

En primer lugar, tenemos que los tutoriales son realmente muy fáciles y útiles para aprender todo lo referente al sistema de juego. Además de que, la interfaz de usuario (UI), resulta ser bastante suave y simple. Al tiempo que, las órdenes para las unidades en el nivel táctico, se suelen dar a través de un menú desplegable que aparecerá tras hacer clic en el botón derecho del ratón. De modo que, las escuadras, armas y vehículos pueden recibir órdenes para emboscar, defender, deslizarse, mover o moverse rápido de un lugar a otro dentro del escenario. Mientras que, al ordenar un movimiento, el jugador hace clic en la unidad, decide qué tipo de movimiento deberá realizar. Luego simplemente tendrá que arrastrar un cursor con una línea adjunta hasta la ubicación en la que quiere que la unidad vaya, y finalmente, hacer clic de nuevo. Al tiempo que la trayectoria de la unidad es lógica, con los hombres permaneciendo cerca de los puntos de cobertura, o siguiendo una carretera si se mueven rápidamente. Aunque, en el caso particular de la artillería, los morteros pesados ​​y los ataques aéreos, tenemos que todos ellos son controlados por medio de tres botones. Por lo que, el jugador selecciona el tipo de ataque a realizar, hace clic para colocar un marcador para el ataque, y en pocos momentos el asalto comenzará a tener lugar.

Asimismo, siempre se puede optar por luchar en batallas de carácter único, realizar operaciones vinculadas, o bien, jugar cualquiera de las seis grandes campañas que se han incluido. Además de que, el juego en cuestión, también viene con un editor de escenarios muy agradable para las batallas personalizadas. Al tiempo que los jugadores pueden elegir participar en la batalla como los británicos o los alemanes. Mientras que, también pueden seleccionar los niveles de fuerza para ambos lados y cuánto, o cuán poco, de la “niebla de guerra” se debe permitir. De modo que, en el segmento operativo de juego, siempre se nos permitirá emitir órdenes a los elementos del tamaño de un batallón para moverse, descansar o fusionarse. Tras lo cual, se asignan misiones de apoyo al fuego o se realizan misiones de interdicción en este mismo segmento. Mientras que los movimientos en el mapa operativo se resuelven de manera simultánea. Aparte de que, el movimiento en el mapa operacional, determina también dónde y entre qué unidades se realizará el combate a nivel táctico.

En concordancia, el nivel táctico, como con cualquiera de los juegos de Close Combat, es donde está toda la diversión. Ya que el jugador selecciona desde un menú de tipos las unidades pequeñas disponibles para combatir en la próxima batalla. Por lo que, una amplia variedad de unidades de infantería, armas y vehículos de guerra están disponibles. Además de que, en el curso de la batalla táctica, el objetivo es siempre maniobrar a nuestras unidades, así como también comprometer y destruir a las que estén siendo controladas por el enemigo. Esto para poder aprovechar los puntos de victoria, o bien, para romper la moral del enemigo y hacer que se retiren. Mientras que, el juego en cuestión, realmente brilla en su modelo de “factores humanos”. Debido a que, hasta en el soldado individual, factores como la resistencia física, proximidad de liderazgo y experiencia de combate son modelados. Al tiempo que determinan lo bien que un soldado resistirá las tensiones propias del combate. De modo que, hacer a los escuadrones correr por todas partes los agota y ver a sus compañeros de escuadra muertos o heridos les reduce considerablemente la moral. Aparte de que si se quedan sin munición, los soldados se retirarán e irán a cubierto, y así sucesivamente.

Sin embargo, a veces un soldado se convierte en un “héroe” y logrará hacer algo casi sobrehumano. Pero, la mayoría de las veces se suicidarán, o simplemente renunciarán al combate. Llegando incluso a rendirse, si se insiste demasiado. Lo anterior, significa que la mayoría de las veces los soldados no pueden recibir órdenes para hacer cosas realmente estúpidas o suicidas, tales como correr a través de campos abiertos frente a las ametralladoras enemigas. Además de que, esto también significa que el jugador debe luchar con una gran dosis de inteligencia, mover a sus hombres cuidadosamente y prestar una especial atención a su bienestar. Mientras que, el Replay Value es bastante alto, con los jugadores capaces de cambiar de lado, ajustar los niveles de fuerza y ​​seleccionar a las diferentes unidades que serán usadas para cada batalla. Aparte de que, los jugadores también pueden intentar diferentes esquemas de maniobra al repetir una batalla, con la intención de probar si pueden mejorar sus actuaciones anteriores.

Asimismo, el sistema de inteligencia artificial de esta entrega es, infelizmente, del mismo nivel que la presente en las encarnaciones anteriores del juego. Ya que en la defensa, este sistema es muy bueno, siendo capaz de colocar a sus unidades razonablemente bien y generalmente no cometerá horribles errores tácticos. Pero, al asumir la ofensiva, este mismo sistema simplemente no es capaz de organizar un plan de ataque coherente, y sólo ganará al atacar por contar con un poder de combate muy superior al del jugador contrario, o bien, si el jugador humano comete algunos errores realmente significativos. Además de que, el sistema de inteligencia artificial implementado en este juego es especialmente débil en el ataque. Aunque, si bien es cierto que todavía existen otras dos cosas molestas sobre este juego. En primer lugar, tenemos el hecho de que la incapacidad para acelerar el tiempo puede dejar al jugador esperando que las cosas sucedan, y en el segundo, el que no sea capaz de grabar en plena batalla, lo cual es algo en verdad muy exasperante.

Share this Story
  • ACCIÓN

    Ubersoldier (PC)

    Contents1 Übersoldier, Una Vez Más Seremos Trasladados al Rebuscado Escenario de la Segunda Guerra Mundial Para Luchar Contra los Nazis en ...
  • ESTRATEGIA

    Theatre of War (PC)

    Theatre of War, Siempre se Ha dicho que la Unión Hace la Fuerza, Por lo que la Alianza Forjada Entre la ...
  • VEHÍCULOS

    IL-2 Sturmovik (Saga Completa)

    Contents1 IL-2 Sturmovik, de Entre Todos los Simuladores de Vuelo y Combates Aéreos Disponibles en el Mercado, Sobresale Especialmente la Serie ...
  • ESTRATEGIA

    Making History II: The War of the World (PC)

    Contents1 Making History II: The War of the World, Estamos Frente a la Secuela Directa de la Entrega “The Calm & ...
  • ESTRATEGIA

    Steel Panthers (PC)

    Contents1 Steel Panthers y Steel Panthers II: Modern Battles , El Título Original y la Secuela Directa Respectivamente de Una de ...
  • ACCIÓN

    Brothers in Arms (Saga Completa)

    Contents1 Brothers in Arms, Otra Franquicia de Disparos para Ordenador Basada en la Segunda Guerra Mundial que Logró Captar la Atención ...
Load More Related Articles
  • ARCADE

    Metal Slug (Saga Completa)

    Contents1 Metal Slug, Una Gran Serie del Género “Run and Gun” que Hizo Su Aparición En los Gloriosos Tiempos de los ...
  • ACCIÓN

    Destiny 2 (PS4)

    Destiny 2, Después de una Larga Espera Por Fin se Ha Anunciado el Lanzamiento Oficial de lo que Vendría a ser ...
  • VEHÍCULOS

    World of Tank (Xbox One)

    Contents1 World of Tanks, Definitivamente Se Trata de La Mejor Experiencia Masiva Multiplayer a Nivel Online Enfocada en los Tanques de ...
  • ESTRATEGIA

    Fire Emblem (Saga Completa)

    Contents1 Fire Emblem, Los Genios de Intelligent Systems Sentaron las Bases de los Juegos de Rol Tácticos Mucho Antes de que ...
  • XBOX ONE

    Prey (Xbox One)

    Contents1 Prey, Volvemos al Espacio Exterior Gracias a esta Excelente Aventura de Ciencia Ficción que Llega a Nosotros Por Parte de ...
  • ACCIÓN

    Ubersoldier (PC)

    Contents1 Übersoldier, Una Vez Más Seremos Trasladados al Rebuscado Escenario de la Segunda Guerra Mundial Para Luchar Contra los Nazis en ...
Load More By tusjuegosdeguerra.com
Load More In ESTRATEGIA

Check Also

Metal Slug (Saga Completa)

Contents1 Metal Slug, Una Gran Serie del Género ...

Juegos