ESTRATEGIA

Advance Wars (Saga Completa)


Advance Wars, Los Grandes Genios de Intelligent Systems Lograron Ganarse el Corazón de los Occidentales con una Serie Estratégica de Carácter Portátil, la Cual Fue Especialmente Diseñada para el Game Boy Advance de la Nintendo

Guerreando desde Hace Varias Décadas en los Sistema de Nintendo

Como es bien sabido, la semana pasada centramos nuestra atención en todo lo relacionado a una de las mejores franquicias existentes dentro del género de la simulación. La cual, se fundamenta más específicamente en recrear diversos aspectos muy realistas de los aviones de combate utilizados durante el desarrollo de la infame y atrayente Segunda Guerra Mundial, considerada como el conflicto bélico más sangriento de entre todos los que han tenido lugar en este planeta.

Además de ser el tema más recurrente dentro de la industria de los videojuegos, debido al hecho de que este gran enfrentamiento cuenta con muchos elementos de gran interés para los usuarios, consistentes en la existencia de un enemigo específico, representado en la figura del Tercer Reich, donde el dictador Adilf Hitler hacía todo lo posible por hacerse con el control de toda Europa, con la excusa de restablecer la gloria de la legendaria Raza Aria.

En este mismo sentido, las grandes hazañas del ejército aliado, son la excusa perfecta para poner a los jugadores frente a la pantalla. Esto se debe a que las facciones integrantes de dicha alianza históricamente son consideradas como libertadoras, representando para todos los héroes de aquel gran drama que costó la vida de tanta gente en los diferentes frentes de batalla.

De modo que, aprovechando esta y otras ventajas, los desarrolladores pueden ofrecer a los usuarios un escenario de guerra bastante intenso, con una amplia variedad de armamentos realistas y una enorme cantidad de vehículos de combate.

Aunque, llegados a este punto, es un hecho que la mayoría de los juegos basados en la Segunda Guerra Mundial hacen un especial énfasis en el uso de las unidades de infantería, mayormente desde la perspectiva de un soldado solitario que debe enfrentarse a todo un gran ejército.

Pero, lo cierto es que hay excepciones a esta regla. Pues, series como Call of Duty y Brothers in Arms nos demostraron que se podía trabajar en equipo, tal y como realmente los hicieron los soldados durante la Segunda Guerra Mundial. Además de que, la inclusión de esta nueva e interesante característica, ofrecía a los usuarios la posibilidad de utilizar tácticas de combate reales en su constante esfuerzo por acabar con la amenaza nacional socialista.

Aunque, este género no tardó mucho en quedarse corto, pues una de las más grandes debilidades de los shooters con perspectiva en primera persona era cada más evidente, la cual consiste en su marcado carácter lineal. Herencia directa de los títulos de la primera generación, y que no sería abordada con mucho entusiasmo hasta mucho tiempo después.

Mientras que, más allá de la intensidad del género shooter, las simulaciones son capaces de brindar al jugador una experiencia un poco más interesante, pues le permiten manejar casi cualquier tipo de vehículos de combate, tales como aeroplanos, tanques de guerra, helicópteros, e inclusive hasta embarcaciones acorazadas y submarinos nucleares.

De esta manera, se aborda el conflicto desde una perspectiva muy distinta, pero lamentablemente son muy pocas las personas capaces de dedicarle muchas horas a este tipo de propuestas. Esto debido al hecho de que un simulador puede llegar a ser muy especializado, requiriendo un estudio previo del manual y de una serie de tutoriales de gran extensión.

Aunque, si bien es cierto que también existen algunos títulos de simulación con un estilo de juego más cercano al género Arcade, por lo que en ellos se dejan de lado los detalles en relación directa con el funcionamiento de los vehículos, para abrir paso a la acción inmediata.

Aparte de que, sacrifican el realismo en pro de la diversión, sobre todo para los jugadores casuales. Pero, en realidad las simulaciones de vehículos no representan el género más complejo dentro del ámbito de los juegos de video, ya que existe otra categoría igualmente interesante y que también requiere de toda la atención del usuario, representada en la forma de los juegos de estrategia en sus diferentes variantes.

En este mismo orden de ideas, nos internaremos nuevamente en este último género. Aprovechando la oportunidad de que hemos encontrado el título más reciente de una de las mejores franquicias para los sistemas portátiles, la cual fue liberada en el país del sol naciente bajo el nombre de Famicon Wars, en clara referencia al sistema que la vio nacer, tratándose de nada más y nada menos que del mítico Nintendo Entertainment System. La mejor consola de 8bits, disponible en la década de los 80.

Aunque, si bien es cierto que esta serie logró llegar a los territorios occidentales con el nombre de Advance Wars, ya que tuvimos la oportunidad de conocerla tras el lanzamiento de lo que fue su adaptación para el legendario Game Boy Advance de la Nintendo, considerada en su momento como una de las consolas portátiles más potentes y avanzadas.

Pero, en realidad es muy extraño pensar en Advance Wars como una serie especialmente centrada en la importación. Pues, después de todo, hemos visto las últimas cuatro entradas de la misma en Occidente, en algunos casos varios años antes de que fuesen lanzadas en su forma original en japonés.

Mientras que, el último título de la franquicia, conocido bajo el nombre de Days of Ruin, fue lanzado dentro del territorio de los Estados Unidos y Europa en el año 2008, justo después de un proceso de localización vertiginoso. Aunque, por alguna razón desconocida, los jugadores japoneses pudieron adquirir esta particular versión solamente a partir del mes de octubre de 2013.

Además, el primer título de la serie Famicom Wars, fue lanzado en el año 1988 en un sistema llamado Famicom, el cual apenas estaba empezando a ganar terreno dentro del territorio japonés, en un primer intento por parte del desarrollador Intelligent Systems en el motor que más tarde daría origen a los primeros títulos de Fire Emblem.

Por lo que, cada vez que aparecía un juego de la serie Famicon Wars, una entrega de Fire Emblem le seguía con seguridad. Esto debido a que ambas franquicias comparten muchas características fundamentales, siendo una de ellas la preparación ideal para el desarrollo de un posible sucesor.

Aunque, más notablemente, la entrega Super Famicom Wars terminó dando origen a Thracia 776 y Days of Ruin, a la vez que preparó el escenario para Shadow Dragon, por lo que es posible ver las similitudes existentes en sus sistemas reconstruidos. Además, como la mayoría de los juegos pre-Advance Wars, el título original de la serie era un asunto uno-a-uno, y la campaña siguió a la facción “Estrella Roja” (cambiada por “Estrella Naranja” en las versiones occidentales, aunque los sprites nunca fueron modificados) ya que derriba a las fuerzas de su contraparte, representadas en la figura del bando “Luna Azul”. Mientras que, todos los aspectos básicos de los juegos posteriores estaban presentes aquí, tales como la captura de edificios y los efectos para cada uno de los terrenos.

Pero, la idea consistente en los mapas pre-desplegados era algo que aparecerá mucho más tarde. De modo que esta primera entrega fue un rotundo éxito dentro del territorio japonés, e igualmente generó un comercial memorable que sería referenciado una y otra vez a lo largo de los años.

Por otro lado, el segundo título de la franquicia, denominado Game Boy Wars, fue lanzado en un momento en que la idea de las secuelas no estaba tan rígidamente definida como lo está ahora. Además, se trataba de un intento de trasladar la serie a la pantalla monocromática, al tiempo que se cambiaba al enemigo anterior por otra fuerza llamada “White Moon”, pero en gran medida logró encajar muy buen todos los sistemas del juego en el sistema portátil de menor resolución.

Aunque, el gran cambio, consistía en que utilizó filas de cuadrados desplazadas con la clara intención de producir un tipo de cuadrícula hexagonal de efecto, con cada mosaico tocando a otros seis. Esto se continuó fielmente en los demás juegos de Game Boy, dándoles una sensación muy diferente de los lanzamientos occidentales.

Aparte de que también cambia algunas de las mecánicas de captura, haciendo que el progreso permanezca si la unidad capturada muere, pero también necesita de más unidades y tiempo.

De esta forma, hace que la deserción sea más un factor y, con la defensa de más lados, algo más fácil de lograr. Lo que afortunadamente, hace que los mapas de Game Boy Wars se jueguen mucho más rápido, aunque tal vez no lo suficientemente rápido como uno podría llegar a esperar. Debido a que, tanto Famicom Wars como Game Boy Wars utilizaron mucho tiempo para que la computadora pudiera pensar en su próximo movimiento, llegando a ser una experiencia muy frustrante para la gran mayoría de los usuarios.

Pero, mientras que la gente de Intelligent Systems tomó un largo paréntesis de los juegos de Guerra, el desarrollador de Military Madness, representado en la figura de Hudson, intervino para dar un toque nuevo a los títulos portátiles.

En consecuencia, la entrega conocida como Game Boy Wars Turbo fue una actualización directa del juego que hizo acto de presencia en el año 1991, con varios extras: la característica Super Game Boy mejoró notablemente, se incluyeron varios mapas adicionales y hasta venía en una caja de aluminio.

Aunque, la razón por la que fue llama Turbo, consistía en que aceleró mucho el tiempo de reflexión. Mientras que fue una gran ayuda para aquellos que realmente querían terminar un mapa en este juego. Al tiempo que la secuela directa, un título llamado Game Boy Wars 2, añadió exitosamente la mejora Game Boy Color e igualmente lucía varios mapas totalmente nuevos, pero en realidad se trataba de una experiencia muy similar.

Por lo que, diez años después del último partido en casa, la gente de Intelligent Systems retrocedió con la publicación de la entrega Super Famicom Wars en el año 1998.

Sí, un lanzamiento para el Super Nintendo Entertainment System que apareció dos años después del lanzamiento del ya legendario Nintendo 64. Lo que claramente indica que el sistema no murió tan rápido en Japón, siendo reforzado a su vez por el sistema Nintendo Power para cartuchos de memoria y quioscos que les permitían a los usuarios comprar y descargar nuevos títulos.

Aparte de que, las entregas Super Famicom Wars y Fire Emblem: Thracia 776, fueron uno de los lanzamientos de cartelera para dicho servicio, y aunque este último consiguió una edición limitada para los coleccionistas en un punto determinado, Super Famicom Wars nunca vio un lanzamiento al por menor completo.

Así que, tal y como Thracia 776 realmente preparó el escenario para los juegos de Fire Emblem para el Game Boy advance, la entrega Super Famicom Wars comenzaba a parecer muy familiar para aquellos que tuvieron su primer encuentro con los lanzamientos occidentales. Introduciendo mapas con capacidad para cuatro jugadores, a los CO con poderes muy mucho más allá del glorificado ajedrez, e igualmente más cerca de algo con un atractivo todavía más amplio. Dicho esto, incluso si fuese lanzado antes, probablemente no habría llegado a Occidente sin algunos importantes rediseños en relación a los personajes.

Ahora, por supuesto, llegamos a un punto que se presta para la confusión. Pues, el juego que conocemos en esta parte del mundo como Advance Wars era inminente, pero lo cierto es que la Nintendo of Japan aún tenía algunas municiones disponibles para el Game Boy Color, representadas en cosas como el Mobile Adapter GB, el cual se trataba de una forma telefónica de Modo Multijugador en línea.

Al tiempo que Hudson había estado elaborando Game Boy Wars 3, un juego que intensificó sus ambiciones de la misma manera que Super Famicom Wars lo hizo en el lado de las consolas caseras. Pero, sólo estaría listo para su lanzamiento oficial justo a mediados del año 2001.

Así que, para darle un poco más de espacio en el calendario, el lanzamiento japonés de Game Boy Wars Advance (como se conocía en Japón) fue reconsiderado. Pero, como un juego Game Boy Color de una serie oscura no tenía ninguna oportunidad en Occidente, su lanzamiento se terminó adelantando según lo previsto.

Por lo que, Advance Wars fue introducido en los Estados Unidos el 10 de septiembre del año 2001. Aunque, después de los ataques del World Trade Center, otros lanzamientos regionales de la serie Advance Wars fueron puestos en suspenso. Mientras que, el juego llegaría a las tiendas de Europa al año siguiente, pero en Japón, su futuro fue irrevocablemente interrumpido.

No obstante, la entrega Advance Wars 2: Black Hole Rising se hizo con el público occidental en mente en el año 2003, y es considerado por muchos como el primer lanzamiento de esta franquicia. Mientras que, los consumidores de su país de origen, solamente llegarían a jugar estos dos títulos como una compilación de última hora, la cual fue publicada bajo el nombre de Game Boy Wars Advance 1 + 2, a finales del año 2004 como un preludio para el lanzamiento de la primera entrada del DS.

De modo que, Famicom Wars DS (conocido como Advance Wars: Dual Strike en occidente), sirve como la única instancia de normalidad dentro de la serie, siendo lanzado en junio de 2005 antes de un lanzamiento estadounidense que tuvo lugar agosto.

En este mismo sentido, luego siguió la desastrosa saga de Days of Ruin, con su tono evidentemente más oscuro. Por lo que, sin duda tenía por objeto aumentar el atractivo de la serie en los Estados Unidos y en el continente europeo, pero lo cierto es que la Nintendo no podría haber tenido la intención de sentarse en un título japonés completamente desarrollado durante un lapso de cinco años.

Además, toda esta irregularidad ha sacudido la seguridad en relación al futuro de la franquicia, y se ha agravado por los efectos secundarios de un maravilloso desarrollo, representado en la forma del creciente éxito de Fire Emblem, tanto en su país de origen como en el extranjero.

Aunque, es un hecho que las ventas se estaban desacelerando para los juegos de la serie Fire Emblem hasta que la entrega Awakening, con sus elementos innovadores y personajes entrañables, se convirtió en uno de los títulos más rentables de la compañía. Eso significó mucha demanda y presión para un posible seguimiento, y como los tiempos de desarrollo se hacen cada vez más largos, hay menos necesidad de alternar franquicias para evitar inundar el mercado.

Sin embargo, retomando el tema de la primera entrega de Advance Wars en occidente, tenemos que se anunció por primera vez en enero del año 2001, justo cuando Nintendo France reveló toda una serie de nuevas capturas de pantalla tomadas directamente de un Game Boy Advance. Todas ellas de forma exclusiva para los sitios de juego franceses, las cuales incluyeron imágenes de este juego particular juego de estrategia, que por aquel entonces era llamado Game Boy Wars Advance.

Aunque, en ese mismo instante muy poca información al respecto fue dada a los medios. Pero, lo que se sabe ahora, es que fue totalmente desarrollado por los grandes genios de Intelligent Systems, y finalmente publicado por los veteranos de Nintendo.

En este mismo sentido, el modo para cuatro jugadores fue confirmado antes de que tuviera lugar el E3 correspondiente al año 2001, y con él fue revelada una fecha de lanzamiento para el territorio estadounidense: 10 de septiembre. Mientras que, la versión japonesa de este juego, titulada Game Boy Wars Advance, fue originalmente programada para ser introducida en el mercado el día 12 de octubre del año 2001, un mes después de la versión especialmente diseñada para el público norteamericano.

Pero, como ya se dijo previamente, debido a los acontecimientos en relación directa con los ataques del 11 de septiembre, la Nintendo tomó la decisión de cancelar el lanzamiento originalmente programado para el territorio japonés. Aunque, finalmente logró ser lanzado en una compilación del tipo dos-en-uno en el año 2004 con su secuela directa, la entrega Game Boy Wars Advance 2.

De igual manera, el desarrollo de Advance Wars comenzó junto con los títulos de lanzamiento para la consola portátil Game Boy Advance. Pero, debido al hecho de que la Nintendo estaba tan ocupada con ellos, pidieron a la gente de Intelligent Systems que se encargaran de todo lo relativo a su desarrollo.

Además, el director Makoto Shimojo comentó que las primeras etapas de desarrollo suelen incluir a los Intelligent Systems con una mecánica de juego bastante única y, que al ser presentada a la Nintendo, inmediatamente se les dice que parece ser “demasiado sofisticado” o que “no es equilibrado para una audiencia general”.

Por lo que, a partir de ese momento, comenzaron a trabajar en los ajustes necesarios, trayendo como resultado que el juego en cuestión fuese diseñado con el público infantil de la Game Boy Advance en mente. Dando así al juego un “diseño pop”, con colores brillantes, personajes redondeados y un ligero toque de comedia.

Aunque, en cierta ocasión, el señor Shimojo comentó que a pesar de estos ajustes específicos, la mayoría de los compradores eran más que todo adolescentes. Así que, con la clara intención de hacer frente al hecho de llevar un juego de estrategia a una consola de mano para un público más joven, Shimojo y su equipo hicieron el juego con “olas de emoción”. Mientras que, él comparó esto con la forma en que las películas introducen períodos tranquilos para tener un buen ritmo.

En este mismo sentido, el señor Shimojo discutió sobre cómo varios de los reveladores introdujeron los elementos de sus géneros preferidos en el juego. Dando ejemplos que incluyeron a un revelador que era un fan de los shooters, pero más específicamente de aquellos que diseñaban el sistema de movimiento para trabajar de una forma distinta. Pues, permitían que los jugadores controlaran a sus unidades con una mayor precisión, así como también el caso de un revelador que era un fan de los juegos basados en el ritmo.

Además, la gente de Intelligent Systems también intentó satisfacer las exigencias de los que tenían un interés más serio en las armas y los diseños de traje. En consecuencia, siguieron una historia real en el desarrollo de estos aspectos, aunque hicieron versiones deformadas de estas armas en lugar de simples duplicaciones. Aparte de que la historia y el escenario del juego fueron diseñados de tal forma que no resultaran ser arenosos y serios, pero aún así manteniendo un alto nivel de sofisticación.

Así que, con el fin de asegurar que el juego fuese lo bastante equilibrado, los diseñadores del mismo tuvieron que jugar a través de los mapas en más de una oportunidad, para asegurarse de que los mismos no estaban desequilibrados. Pero, el señor Shimojo también comentó que, una vez llegó a ser más astuto en el juego, se le hizo muy difícil juzgar lo que sería para un principiante intentar superar este título.

Aunque, igualmente comentaba que su objetivo era asegurar que el nivel de dificultad fuese lo suficientemente bueno como para permitir a un mayor número de personas sumergirse en la experiencia. Después de ello, sus comentarios fueron enviados a otros miembros del personal, para asegurarse de haber hecho todo bien.

Por otro lado, Advance Wars fue originalmente pensado para seguir siendo exclusivo para el público japonés, al igual que las entradas anteriores de la serie. Las cuales se mantuvieron dentro del país del sol naciente debido a que la Nintendo percibía que los consumidores extranjeros no estarían interesados ​​en los juegos basados en turnos, o en títulos tan complicados. Por lo que, con el objetivo de aliviar esto, los desarrolladores hicieron la mecánica muy fácil de entender, agregando un tutorial muy profundo que no requiere leer el manual.

En consecuencia, cuando la División de Mercadotecnia de Nintendo en Estados Unidos jugó el juego, este les pareció genial, preguntándose por qué no podían venderlo en los Estados Unidos. Al respecto, el diseñador Kentaro Nishimura comentó que el éxito de Advance Wars logró cambiar la actitud de la Nintendo en relación a los gustos occidentales. Finalmente, añadió que si no fuera por Advance Wars, Fire Emblem, un título de estrategia que él también diseñó, nunca habría podido ser lanzado fuera del territorio japonés.

Nombre: Famicon Wars

Año de Lanzamiento: 1988

Plataforma: Family Computer (Famicon)

Famicom Wars es el primero de los títulos que conforman la larga serie conocida como Nintendo Wars, visto por primera vez fuera de Japón en el 2001 con el lanzamiento de Advance Wars para Gameboy Advance. Por lo que, al igual que Fire Emblem, es bastante extraño que no se localizara hasta el auge del Game Boy Advance. Aunque, a pesar de ello, este maravilloso título de estrategia demuestra que vale la pena los esfuerzos de importación.

Además, cualquiera que haya jugado algunas de las entregas de la serie Wars, probablemente los describirá como ajedrez en un campo minado, ya que cada acción o inacción por parte del usuario puede determinar en última instancia si el resultado de la batalla será una victoria gloriosa, o bien, una aplastante y contundente derrota. En este mismo sentido, el jugador asume en todo momento el papel de un comandante al servicio del ejército de la facción Estrella Roja (Estrella Naranja fuera de Japón), con la intención de derrotar a las fuerzas opuestas de Luna Azul y realmente no hay nada más que eso.

Pero, a diferencia de las secuelas, los COs del juego carecen de personalidad, diálogo o razón de lo que están haciendo. Por lo que, lo único que el jugador necesita saber es que esto es una guerra, y ahora se encuentra luchando en ella para ganar.  Aunque, muy a pesar de que los nombres dados a los ejércitos suenan como un cereal mágicamente delicioso, el juego es increíblemente profundo en todos los aspectos, siendo a la vez bastante participativo e igualmente muy divertido de jugar, por lo que la falta de cualquier historia real es algo perdonable después de todo. Igualmente, como el resto de los juegos de la serie, Famicom Wars tiene lugar en una rejilla con cada espacio de la misma representando un área específica de tierra, tales como ciudades, carreteras, llanuras, montañas, bosques o mares.

Además de que, el jugador interactúa con una amplia variedad de unidades, a través del campo de batalla una por una en cada turno. Mientras que, las batallas se condimentan un poco mostrando algo de animación cuando cada fuerza ataca y recibe un contraataque. Por lo que, a nivel general, los gráficos de esta primera entrega de la serie Wars son bastante simples, pero la simplicidad efectivamente ayuda a hacer el juego menos abrumador, y por lo tanto, resulta ser más agradable.

Aunque, como con la mayoría de los juegos clásicos de Nintendo, la mitad de lo que hace a Famicom Wars tan grande consiste en su música de carácter memorable. Pero, a pesar de que el tema de la facción Estrella Roja y el tema del bando Luna Azul son básicamente las únicas canciones incluidas en el juego, estas son agradables de escuchar y nos harán tararearlas una y otra vez hasta mucho después de haber dejado de jugar.

Mientras que, los efectos de sonido implementados en el juego se han manejado muy bien, ya que las balas suenan como balas, las explosiones suenan bastante decentes y la sirena que puede escucharse cuando el turno de cada jugador comienza, contribuye en añadir un sabor especial a la sensación de guerra que el juego nos brinda.

No obstante, el juego sobresale mucho más en otros aspectos.De modo que, Famicom Wars es un juego de estrategia basado en turnos donde se construyen unidades en bases, aeropuertos y puertos marítimos. Además, cada unidad presente en el juego tiene un propósito particular y una debilidad en concreto, por lo que la creación de unidades equilibradas es algo muy importante.

Por ejemplo, los soldados de tierra pueden llevar a cabo la captura de ciudades neutrales y enemigas, pero son especialmente vulnerables al fuego de los tanques de guerra. Mientras que, los tanques pueden ser fácilmente destruidos por los bombarderos, pero estos últimos a su vez, no son rivales aptos para combatir con los tanques antiaéreos y los misiles.

Asimismo, también se deben tener en cuenta los fondos de guerra. Pues, cuesta mucho más dinero fabricar tanques grandes que tanques pequeños. Por lo que, dejar a las unidades valerse por sí mismas no es una buena idea, ya que incluso los tanques más poderosos pueden ser dados de baja por un gran número de fuerzas enemigas más débiles. Además, también hay una opción para dos jugadores, donde un segundo jugador puede asumir el papel del ejército Luna Azul.

Mientras que, los controles funcionan muy bien la mayoría del tiempo, por lo que el D-pad sirve para mover el cursor alrededor del mapa, e igualmente al presionar B se abre un menú, el cual nos da opciones para construir diferentes tipos de unidades (sólo funciona en una base). De modo que, simplemente es necesario verificar una lista de sus unidades existentes, revisar una lista de todas las demás estadísticas, suministrar otras unidades (sólo funciona para unidades de transporte), tras lo cual se puede llegar al final del turno. Aunque, también es posible elegir otras opciones, incluyendo algunos ajustes generales, guardar y cargar la partida, y finalmente darle batalla a un oponente.

En este mismo sentido, el botón A realiza acciones y se utiliza normalmente para confirmar las diversas selecciones. Además, el botón Select se centra automáticamente en nuestro HQ, lo que puede ser muy útil para algunos mapas de mayor extensión. Mientras que, el botón Start extrañamente no hace nada y el aspecto más frustrante de este juego consiste en pasar varias horas en un solo mapa, hasta el punto en el que las cosas de repente se vuelven azules y terminas perdiendo.

Finalmente, podemos decir que Famicom Wars es un escaparate perfecto desde donde los grandes juegos de estrategia más modernos tienen sus raíces. Al tiempo que el título es una experiencia muy gratificante, es divertido de jugar y resulta ser muy desafiante. Aparte de que, el simple hecho de navegar por los menús japoneses puede ser un poco desalentador al principio, pero con un poco de experiencia con otros juegos de la serie como Advance Wars, los jugadores no deberían tener ningún problema para enfrentarse a esta gran obra maestra.

Nombre: Game Boy Wars

Año de Lanzamiento: 1991

Plataforma: Game Boy

 La entrega Game Boy Wars consiste en un simulador de guerra basado en turnos que fue producido por los veteranos de Nintendo y la gente de Intelligent Systems, siendo lanzado para el Game Boy exclusivamente para el mercado japonés en el año 1991. De modo que, no es más que la secuela directa del famoso simulador de guerra Family Computer (mejor conocido como Famicom Wars) introducido en el año1988, convirtiéndose en el segundo juego de la serie Wars de Nintendo. Mientras que una serie de secuelas directas del original Game Boy Wars fueron producidos más tarde por la Hudson Soft.

En este mismo sentido, el juego gira en torno a dos países ficticios, llamados Estrella Roja y Luna Blanca, respectivamente, los cuales constantemente pelean entre sí. Por lo que, el jugador tiene la oportunidad de asumir el control de cualquiera de las dos fuerzas en mapas de carácter hexagonal. Además, como comandante, el jugador debe dirigir sus fuerzas para llevar a cabo la destrucción de todas las unidades controladas por el enemigo, o bien, para concretar la captura de la capital contraria.

Mientras que, durante la búsqueda de este objetivo, el jugador intentará tomar el control de las ciudades, fábricas, aeropuertos y puertos ubicados en cada uno de los mapas, los cuales por cierto se extienden hasta un total de 36. Aparte de ello, el jugador y su oponente (representado en la forma del CPU u otro jugador humano) se turnan para mover su respectivo ejército, pudiendo desplegar hasta un total de 50 unidades.

Sin embargo, cada una de las unidades puede recibir tan solo una orden, tal como atacar a las unidades enemigas, prestar apoyo a las unidades aliadas o conquistar las posiciones hostiles. Además, estas unidades pueden ser de carácter terrestre, marítimo o aéreo y pueden ser desplegadas desde muy cerca de la capital del jugador, usando los fondos directamente obtenidos de cualquiera de sus propiedades.

Al tiempo que las unidades de tierra pueden ser enviadas desde las ciudades o las fábricas, unidades aéreas de aeropuertos y puertos de buques. De modo que, existe un total de 24 tipos diferentes de unidades que pueden ser desplegadas por ambos ejércitos. Aparte de que, una serie de secuelas del título original para el Game Boy aparecieron para este mismo sistema de entretenimiento portátil varios años después, las cuales fueron totalmente desarrolladas y publicadas por Hudson Soft, en lugar de Nintendo e Intelligent Systems.

Nombre: Game Boy Wars Turbo

Año de Lanzamiento: 1997

Plataforma: Game Boy

La versión Game Boy Wars Turbo no es más que una versión completamente mejorada de del título original, la cual fue lanzada al mercado el 24 de junio de 1997. De modo que, la principal novedad en la entrega Game Boy Wars Turbo consiste en que la CPU ahora cuenta con un mejor algoritmo de toma de decisiones durante sus turnos, permitiendo que las batallas procedan más rápido que en la versión original.

Además, la entrega Turbo también cuenta con alrededor de unos 50 mapas totalmente nuevos, así como también con el apoyo del sistema Super Game Boy. Mientras que, una versión alternativa de Game Boy Wars Turbo, fue lanzada en la forma de un sorteo promocional por la Weekly Famitsu, incluyendo un conjunto de mapas presentados en su momento por los mismos lectores de la revista.

Nombre: Super Famicom Wars

 Año de Lanzamiento: 1998

 Plataforma: Super Famicon

 Los genios de Intelligent Systems realmente aprendieron mucho entre el momento en que hicieron este juego y cuando llevaron a cabo el desarrollo de Advance Wars en el año 2001. Por lo que, fue una experiencia realmente genial, ya que los principiantes podían acostumbrarse a él fácilmente, mientras que los jugadores avanzados podían pasar meses hablando de diferentes métodos y estrategias.

Además, los gráficos son claramente una reminiscencia de la segunda generación de títulos para el Famicom, y el uso de color en ninguna parte se acerca a la verdadera capacidad del Super Famicom. Al tiempo que, la introducción es muy atractiva, pero también parece algo terrible en comparación con otros juegos disponibles para este poderoso y legendario sistema de 16bits, por no hablar de los gráficos presentes en la versión para el GBA.

Por otro lado, los COs son elegidos justo al principio de la batalla y no son las bellas personalidades altamente características de la entrega Advance Wars. Tratándose más bien de una imagen estática en una caja con malas animaciones durante el desarrollo de las escenas de batalla. Ahora, en lo respectivo al mapa, los colores son claros y los edificios son muy grandes pero se ven realmente horribles.

Aunque, más allá de las dos unidades de infantería, los iconos para los vehículos se ven tan mal, que uno puede llegar a confundirse y comprar erróneamente una unidad de artillería porque se parecía a un tanque de guerra. Mientras que, las escenas de batalla realmente muestran a todos los 10 vehículos controlados por el usuario, e igualmente muestran más detalles en aquellos especialmente diseñados para el transporte.

Sin embargo, Advance Wars y su respectiva secuela cuentan con sonido espectacular y algunas de las mejores canciones que hayamos escuchado en un sistema portátil producido por la Nintendo. Por lo que, uno puede llegar a pensar que todo esto ha sido heredado de alguna forma de la entrega anterior para el Super Famicom.

Afortunadamente, la respuesta es no. Debido al hecho de que la versión Super Famicom Wars cuenta con algunos de los peores sonidos que se hayan implementado en un título para esta misma consola. Evitando en todo momento las melodías impresionantes y pegadizas, así como también el muestreo realista de disparos, artillería y bombas, tan característicos de los juegos para el GBA.

En cambio, abraza las composiciones aburridas y monótonas, ni hablar del espantoso ruido generado por los disparos de las armas de fuego. Pero, lo peor de todo, consiste en el molesto sonido de la sirena que suele escucharse al principio de cada día. Mientras que, la mayor diferencia en el juego con respecto a las demás entregas de la serie, consiste en que las unidades siempre disparan al mismo tiempo.

Esto puede no parecer una gran diferencia, pero en realidad hace del combate directo un nuevo juego de pelota. Pues, ya no se puede jugar agresivamente y esperar que la brutalidad lo lleve a uno por buen camino. Además, se espera que hagamos un uso constante del terreno. Aunque, personalmente preferimos más la vieja idea, ya que también tiene más sentido y evita acampar, lo que ahora es muy necesario en este juego.

Por su parte, el terreno ahora es muy diferente. Debido al hecho de que se añadieron algunos ferrocarriles, que al final y al cabo son una idea genial, e igualmente hay más unidades disponibles. Además de que, muchas de las unidades actuales poseen diferentes funcionalidades. Mientras que, los tanques regulares y los medianos están de vuelta, siendo mucho más caros de lo habitual, lo que nos obliga casi siempre a invertir los fondos en el Mini Tanque, un vehículo de hojalata que es muy bueno contra la infantería.

Al tiempo que los APC son ahora Transportes y Camiones de Abastecimiento, y aunque nos gusta mucho el hecho de que los Transportistas tengan ametralladoras ahora, nos desagrada que ellos y los tripulantes de helicópteros ahora dañen a las tropas que viajan dentro si llegan a recibir un daño considerable.

Igualmente, los acorazados ahora también cuentan con potentes ametralladoras, muy a pesar de que estas son bastante inútiles. Aunque, más allá de sistemas antiaéreos y misiles, ahora contamos con la AA Artillery, que es bastante inútil teniendo en cuenta la gama de unidades aéreas presente en este juego. Mientras que, los submarinos ahora son prácticamente invencibles y el resto de las nuevas unidades, incluyendo al Giga Tank, el Assault Frighter y Rail Turtle, son mega-baratas.

De modo que, el GigaTank es imparable mientras esté en el suelo, el Assault Frighter es un híbrido entre un caza y un bombardero con un ligero rango de ataque y la capacidad de causar daño sobre las unidades de aire, tierra y el mar. Finalmente, el Rail Turtle puede disparar para causar daños masivos directos e indirectos. Por lo que, la gente de Intelligent Systems nos hizo un gran favor al momento de sacarlos y no incluirlos en las versiones especialmente diseñadas para el Game Boy Advance.

Asimismo, las unidades pueden subir de nivel. Por lo que esto también fomenta un estilo defensivo total del juego, siendo recomendable las unidades en buena forma en lugar de construir nuevas. Además, el CO que elijamos tiene poco o ningún influencia en nuestra manera de jugar. De hecho, sólo un CO tiene alguna diferencia notable en su juego, mientras que recibe 1000 de oro extra por turno o algo así.

Esto realmente limita nuestras opciones tácticas, ya que la gran mayoría de los usuarios de Advance Wars suelen basar su estilo de juego en torno a su CO favorito, tomando muy en cuenta sus respectivas ventajas y desventajas, entre otros aspectos similares. Aparte de que, en una nota similar, no hay ninguna historia que sirva como base para este juego.

Nombre: Game Boy Wars 2

 Año de Lanzamiento: 1998

 Plataforma: Game Boy / Game Boy Color

La entrega Game Boy Wars 2, constituye indudablemente la segunda de las secuelas para el Game Boy Wars de la Hudson Soft, siendo lanzado al mercado el 20 de noviembre del año 1998. Además, cuenta con soporte para el Super Game Boy y Game Boy Color, e igualmente el algoritmo de toma de decisiones de la CPU se ha mejorado una vez más.

Mientras que el juego ahora es capaz de mostrar los espacios en los que el jugador puede llevar a cabo el desplazamiento de sus tropas o atacar cuando está moviendo una unidad, lo que permite un proceso de toma de decisiones más claro para el usuario. Aparte de que también existe un total 54 nuevos mapas en esta entrega para las consolas portátiles de la Nintendo.

Nombre: Game Boy Wars 3

Año de Lanzamiento: 2001

Plataforma: Game Boy Color

Como es bien sabido, la entrega denominada Game Boy Wars 3, consiste en la tercera y última secuela directa del original Game Boy Wars producida por la gente de Hudson, la cual por cierto fue introducida en el mercado el 30 de agosto del año 2001. Siendo este un hecho que tuvo lugar tan solo un mes antes del lanzamiento de Advance Wars en suelo norteamericano, contando con un carácter exclusivamente para el Game Boy Color. Además, también es importante señalar que, el título en cuestión, fue conocido durante la fase de desarrollo bajo el nombre de Game Boy Wars Pocket Tactics.

Por otro lado, la mecánica de Game Boy Wars 3 es una salida de los títulos anteriores de la serie Game Boy Wars, siendo el modelo que serviría de base para la serie Nectaris de simuladores de guerra, los cuales también fueron producidos por Hudson. Por ejemplo, las unidades de ataque indirectas ahora pueden moverse y atacar al mismo tiempo en un mismo turno. Además, en un claro contraste con los títulos anteriores de Game Boy Wars, tener el fondo requerido no es suficiente para producir ciertos tipos de unidades. Esto debido al hecho de que el jugador debe proporcionar los materiales de construcción necesarios a las fábricas y también a las ciudades.

Así que, para poder lograrlo, el jugador debe desplegar las unidades de construcción hasta estos sitios en particular y comenzar a construir los materiales. Además, estas mismas unidades de construcción se pueden utilizar luego para cortar árboles y hasta para crear carreteras. Mientras que, la tercera entrega de Game Boy Wars cuenta con un Modo de Principiante, el cual le da al jugador un tutorial compuesto por un total de 16 partes, en donde se facilitan muchos detalles sobre cómo jugar. Así como también un Modo Estándar en el que el jugador puede luchar contra la CPU u otro jugador humano en uno de los 60 mapas disponibles.

En este mismo sentido, también existe un Modo Campaña en el que el jugador debe luchar a través de unos 45 mapas diferentes, los cuales son dictados en todo momento por una historia específica. Contando a su vez con varios puntos de ramificación, determinados siempre por el rendimiento del jugador. Además, una característica exclusiva que podemos encontrar presente en el Modo Campaña, consiste en la capacidad de reasignar unidades supervivientes de una batalla previa a la siguiente.

Mientras que, las unidades disponibles ganan puntos de experiencia a través del combate, permitiéndoles ser promovidos de uno de los cinco rangos disponibles (D, C, B, A y S), aumentando su fuerza en cierta medida. Aparte de que, las unidades que son capaces de alcanzar un rango S, pueden ser transformadas en un nuevo tipo de unidad.

Nombre: Advance Wars

Año de Lanzamiento: 2001

Plataforma: Game Boy Advance

Para nadie es un secreto que los simuladores de estrategia militar basados ​​en turnos no son un género bien representado en el mercado de los dispositivos portátiles. De hecho, Advance Wars de Nintendo para el Game Boy Advance ha sido una espera insoportable para muchos usuarios de esta consola, pero afortunadamente la noticia es muy buena, ya que la entrega Advance Wars es realmente impresionante y bastante adictiva. Por lo que, siendo desarrollado en su totalidad por los grandes genios de Intelligent Systems, Advance Wars nos impulsa a desempeñar el papel de un asesor militar en el ejército de la facción Orange Star.

En este mismo sentido, el juego se inicia con un ejercicio diverso en un entrenamiento de campo conformado por unas 14 misiones, las cuales profundizan en todos los aspectos del juego, incluyendo el despliegue, el desarrollo de las unidades, el rango de movimiento y la navegación bajo la niebla de guerra. Además, hasta que finalice este Modo, sólo las opciones de Modo Versus y Modo de Enlace estarán disponibles en el Menú Principal. Por lo que, el Modo Versus permite una competencia de cuatro jugadores con un solo cartucho en el mismo sistema. Mientras que el Modo de Enlace permite tanto las opciones de un solo cartucho, como las de varios cartuchos.

Aunque, debido a las limitaciones lógicas en relación a la memoria del sistema, la opción de enlace de un solo cartucho es simplemente una versión diluida del juego en general, contando con un mapa generado al azar y cada jugador con sólo un total de siete unidades. De modo que, para experimentar un juego Multiplayer completo, los cuatro jugadores deben comprar su propia copia original del juego, o bien, todos deben jugar en un solo sistema usando el Modo Versus.

No obstante, después de que conseguimos superar el entrenamiento de campo, descubriremos que cinco opciones adicionales del menú ahora están disponibles: Campaña, Cuarto de Guerra, Estadísticas, Mapas de Batalla, y Mapas de Diseño. Por lo que, la campaña especialmente diseñada para la experiencia de un solo jugador, ofrece en todo momento una búsqueda no lineal a través de las cuatro naciones de Alara, un continente actualmente devastado por la guerra.

Así que, en total, existen 30 misiones potenciales para jugar y ocho oficiales comandantes (comúnmente llamados CO) para controlar. Además, después de completar con éxito una misión, es posible volver a reproducirla en la sala de guerra del juego, o bien, podemos seguir las estadísticas, tales como victorias, pérdidas y rango, todas ellas en el área destinada a las estadísticas.

Igualmente, a medida que avanzamos en la campaña para un solo jugador, nuestro progreso se califica y somos recompensados con algunas monedas de Advance Wars, las cuales podemos gastar más tarde en la tienda de mapas de batalla. Esto con la intención de comprar mapas adicionales y algunos CO para las partidas del Modo Versus, War Room y los Multi-Modos de enlace presentes en este cartucho.

Además, en el caso en que los 150 mapas diferentes para el Modo Multiplayer y la Campaña Principal del juego no sean suficientes, también es posible crear, guardar e intercambiar nuestros propios mapas con la opción “diseñar mapas”. Mientras que, el editor está repleto de terrenos, unidades, y de diversas opciones de condición para las batallas. Al tiempo que se asegura de que todo se ajuste a nuestra imaginación.

Por otro lado, el cartucho tiene espacio para guardar sólo tres mapas. Aunque, así como Advance Wars tiene una abrumadora cantidad de opciones y características, el diseño general del juego es muy fácil. De modo que cualquier persona puede jugar este juego, siempre que comience con los conceptos más básicos, y sea lo suficientemente capaz de abrirse camino en las situaciones más avanzadas.

Además, al asumir el rol de un CO, el jugador comienza con un número específico de unidades bajo su mando. Por lo que, durante el transcurso de su propio turno, puede moverlos a ubicaciones que se encuentren dentro de su respectivo rango de movimiento, atacar a las unidades enemigas, unir a dos unidades, ordenar a tropas llevar a cabo la capturar de las ciudades, o bien, comprar nuevas unidades desde sus bases terrestres, marítimas y aeroportuarias.

En relación a ello, justo al final de cada turno, las unidades que descansan sobre las ciudades y bases aliadas son reparadas. Mientras que el dinero se va acumulando para cada ciudad que se encuentra bajo su control. Por lo que, en total, podemos encontrar en este juego a unas 18 unidades diferentes, las cuales han sido separadas en cuatro categorías distintas que son: tropas, vehículos terrestres, aviones y embarcaciones. Aunque, también es importante señalar que cada unidad viene de forma estándar con 10 puntos de resistencia. Además, cada una de ellas tiene sus propias limitaciones específicas con respecto a la armadura, el movimiento, el rango de ataque y la vista.

Por ejemplo, la infantería y las tropas mecanizadas pueden moverse sólo en distancias cortas, e igualmente deben atacar a los enemigos adyacentes. Pero, también son las únicas unidades que poseen la capacidad de llevar a cabo la captura de ciudades o bases enemigas. Mientras que los APC tienen una armadura muy gruesa y pueden transportar unidades de tropas a una gran distancia, pero lamentablemente no tienen una capacidad de ataque propia.

Finalmente, los bombarderos tienen un excelente nivel de alcance y un poder de fuego insensiblemente alto, pero tienen muy poca armadura y son especialmente vulnerables a las armas antiaéreas y los misiles. Combinado con la estrategia de las unidades, el tipo de terreno y el nivel de moral también afectan en gran medida el movimiento de nuestras unidades, la vista y las capacidades de ataque.

Por lo que, las montañas, los bosques y los arrecifes ofrecen un impulso defensivo y un aumento considerable de la vista, pero se tarda más en atravesarlos. Mientras que las carreteras ofrecen una ventaja de velocidad adicional a los vehículos terrestres, pero sólo a un costo de mayor vulnerabilidad y un evidente estrechamiento de la vista.

Aunque, si estamos jugando con la niebla de guerra habilitada, también podemos ocultar a las unidades dentro de los bosques y arrecifes para un elemento añadido de sorpresa. Además, la moral es un factor a tener muy en cuenta en este juego, ya que da a las unidades atacantes una ligera ventaja de fuerza sobre las del extremo receptor.

Esto por sí solo puede cambiar el rumbo de muchas batallas y, en general, Advance Wars es un juego muy equilibrado que es también muy fácil de aprender, pero está totalmente lleno de estrategia. Pues, ya sea que sobresalgamos con unidades terrestres, marítimas o aéreas, normalmente es posible encontrar una manera de explotar nuestras propias fuerzas inherentes en la batalla.

Sin embargo, para que el juego sea aún más interesante de lo que ya es, el comandante que elijamos también viene con sus propias fortalezas, debilidades y un poder de CO sumado a la ecuación. Por lo que, Andy, el primer CO con el que jugaremos, es bastante promedio en todos los aspectos, pero su potencia de CO, llamada “Híper Reparación”, es una habilidad formidable que puede reparar a todas las unidades aliadas, por una inversión de tan solo dos puntos de resistencia.

Mientras que, Eagle, otro CO, es conocido por sus unidades aéreas muy superiores, pero gana la mayor parte de su reputación a raíz de su poder de CO llamado “Rayo”, una habilidad que permite a todas sus unidades atacar dos veces en el mismo turno. Pero, afortunadamente, los poderes de cada CO son muy difíciles de abusar, ya que a menudo toman entre tres y ocho vueltas para poder recargarse, dependiendo siempre de cuántas ciudades capturemos o de cuántas unidades enemigas seamos capaces de destruir.

En general, el objetivo de cada misión incluida dentro de este juego, consiste en derrotar a los comandantes opositores, ya sea eliminándolos directamente o capturando sus cuarteles generales. Además, el grado de cada misión se divide siempre en tres categorías que son: velocidad, potencia y técnica. De modo que, la velocidad es una medida en base a la rapidez con que se completa cada conquista, mientras que el poder y la técnica son indicadores interrelacionados, los cuales miden cuántas unidades hemos podido acumular y cuántas fueron destruidas.

Como se puede ver, sólo un balance entre las tres habilidades nos permitirá ganar una calificación del tipo “S” al final de cada nivel. Además, las buenas calificaciones, tales como la S, A y B, son muy importantes porque influyen en la cantidad de monedas de Advance Wars que ganamos justo después de cada batalla. Lo que a su vez afecta cuántos mapas o CO podemos comprar en la tienda de mapas de batalla. Aunque, teniendo en cuenta todos los Modos, mapas, CO y la estrategia de Advance Wars, es bastante notable que el juego se vea tan hermoso.

En relación a esto último, antes de cada misión, las ilustraciones de personajes de estilo manga establecen la escena. Dando lugar finalmente a un mapa de vista superior de colores suaves, el cual está poblado con cientos de unidades nítidas y altamente animadas, todo ello con un caso de desaceleración o de parpadeo.

Además, los incidentes tales como las luces de las torres parpadeantes y las olas que se estrellan en las costas, también dan al juego una cierta aura de realismo. Pero, la verdadera elegancia de cada batalla, sólo se realiza durante las confrontaciones de unidad a unidad, justo cuando las escenas animadas muestran la naturaleza explosiva de la guerra.

Por otra parte, y en términos de audio, Advance Wars no es tan emocionante de escuchar como Castlevania: Circle of Moon o el gran Mario Kart Super Circuit. Pero, a pesar de todo es una experiencia muy agradable. Además, la misma música de fondo cargada de bajos acompaña cada una de las batallas, mientras que hay temas separados entre cada misión de un solo jugador y otras más para los menús.

Por lo que, en general, la música es bastante pegadiza y muy sólida. Aunque, si bien es cierto que puede resultar un poco pesada en el dramático backbeat. Aparte de que, los efectos de sonido en el juego, son la serie estándar que sin duda ya hemos escuchado de una amplia variedad de otros títulos basados en el mismo género.

Nombre: Advance Wars 2: Black Hole Rising 

Año de Lanzamiento: 2003 

Plataforma: Game Boy Advance 

La primera entrega de la serie Advance Wars fue la definitiva para el GBA. Lanzada prácticamente sin ningún tipo de fanfarria en el otoño del año 2001, este ingenioso juego de estrategia basado en turnos se reunió con la aclamación unánime de los críticos y pronto fue capaz de ganar un gran número de seguidores.

Además, la ejecución del juego fue en todo momento prácticamente impecable, desde su estilo gráfico distintivo, hasta su equilibrio de juego perfectamente ajustado. Así como también en todo lo referente a su tutorial bien integrado. Al tiempo que, Advance Wars era muy accesible y muy profundo, siendo a su vez simplemente un juego excepcional por cualquier estándar y era ideal para la forma portable del Game Boy Advance.

Ahora, los veteranos de Nintendo y el gran equipo de Intelligent Systems están de vuelta con una secuela directa del primer Advance Wars, la cual plantea la cuestión de cómo hacer que algo muy bueno se convierta en algo aún mejor de lo que ya es. Además, esta secuela directa es fundamentalmente muy similar a su predecesor, ofreciendo más del mismo juego adictivo y los mismos personajes memorables.

Pero, aún así Advance Wars 2 también se expande más allá del original de alguna manera sutil aunque ciertamente significativa, lo que quiere decir que se trata de un título técnicamente superior al primer juego, incluso a pesar de no ser tan innovador.

De todos modos, es considerado como un título imprescindible para los fans de Advance Wars, y también es ideal para cualquier persona que podría haber perdido la oportunidad de jugar la primera entrega. Además, al igual que su predecesor, esta secuela es muy fácil de dominar, independientemente de si el usuario ha jugado otros juegos de estrategia por turnos con anterioridad.

De modo que, como un oficial comandante de una pequeña fuerza militar, se nos invita a asumir turnos junto a un oponente moviendo a las unidades alrededor de un mapa táctico, capturando territorios, atacando a los enemigos y posicionando a las fuerzas de manera estratégica.

En este mismo sentido, el juego en cuestión nos enseña a jugar y todo lo que necesitemos saber sobre todas las diferentes unidades que se pueden usar en el contexto de las primeras misiones. Por lo que, esto será viejo sombrero para los jugadores veteranos del primer Advance Wars, pero es posible que estos últimos no quieran omitirlo, ya que los personajes de la segunda entrega son tan entrañables, y el diálogo está tan bien escrito como en la primera parte.

Aunque, este es un juego que no se basa mucho en la historia, debido al hecho de que el foco está en la jugabilidad, pero hay una buena cantidad de trama para dar continuidad a la campaña, consistente en una serie ramificada de escenarios estrechamente vinculados entre sí, los cuales componen el Modo Principal de juego.

En vista de ello, la premisa es simplemente que el Ejército de la facción Agujero Negro, contra el cual luchamos justo al final de la campaña presente en el juego original, ha vuelto en mayor número y está de nuevo tratando de hacerse con el control de la tierra. Así que las diferentes facciones que estuvieron en guerra durante el primer juego tendrán que permanecer unidas contra una amenaza común.

Aunque, muy a pesar del tema militar, el juego mantiene un tono muy ligero que casi cualquier persona desea, y los diversos CO para todas las facciones, cuentan con personalidades únicas que interactúan entre sí durante las misiones. Aparte de que influyen en cierta medida sobre las unidades disponibles. Sin embargo, tenemos que el mayor número de CO es una de las características clave de la entrega Advance Wars 2. Pues, en la campaña del juego anterior, solo llegamos a controlar al ejército de Orange Star y sus tres CO, representados en la figura de Andy, Max y Sami.

Mientras que, los CO enemigos contra los que pudimos luchar, incluían al espeluznante CO Olaf de Blue Moon y a un piloto de combate de la Tierra Verde, CO Eagle, los cuales por cierto eran desbloqueables para el Modo Escaramuza del juego. Pero, lo cierto es que eran principalmente nuestra oposición.

Ahora, la campaña nos ofrece la posibilidad de jugar desde la perspectiva de la mayoría de los CO originales del juego, además de una serie de personajes totalmente nuevos. Mientras que cada uno de los CO tiene sus propias fortalezas y debilidades como comandante, además de dos súper poderes diferentes.

Aunque, si bien es cierto que sólo tenían uno en Advance Wars, pero ahora también tienen un poder de nivel superior que lleva más tiempo en ser cargado. Aparte de que los súper poderes de algunos CO son considerablemente más fuertes que otros, pero como cualquier otro aspecto de Advance Wars 2, esto está bien equilibrado, ya que las superpotencias más fuertes toman más turnos para poder cargarlos.

Asimismo, los CO son muy interesantes y divertidos para jugar. Además, los fans del primer juego recordarán con especial cariño al reparto original, incluyendo a Kanbei, un CO samurái cuyas fuerzas eran más costosas de desplegar, pero estaban evidentemente mejor entrenadas e inclusive eran mucho más fuertes. Aunque, también esta Grit, un pistolero cuyas unidades de ataque indirectas, tales como los lanzadores de cohetes, disfrutaban de una tremenda variedad, pero sus fuerzas estándar eran débiles en batallas frontales.

Mientras que, los nuevos CO incluyen a oponentes muy duros como Adder, cuyas unidades son particularmente rápidas y pueden moverse más lejos en cada turno, y Flak, un comandante brutal cuyas unidades a veces infligen una cierta cantidad de daño adicional. Pero, al igual que en el primer juego para el Game Boy Advance, sólo hay un conjunto de unidades en esta secuela, las cuales por lo menos parecen muy diferentes para cada facción. Aunque, dependiendo de qué CO hayamos elegido para jugar, tendremos que aprovechar de la mejor manera posible sus puntos fuertes y tratar de compensar sus debilidades.

Por otra parte, sólo existe una nueva unidad en Advance Wars 2, la cual consiste en el poderoso Neo Tank, un devastador tanque del tipo araña que representa la unidad más poderosa a nivel terrestre y cuya única debilidad real es su alto costo de producción. Aunque, si bien el hecho de que la jugabilidad es básicamente la misma y que sólo existe una nueva unidad, inicialmente puede llegar a decepcionar a algunos fans del primer juego, quienes estaban esperando una secuela completamente revisada, o bien, al menos algunas unidades únicas para los diferentes bandos involucrados. Pero, pronto deberían darse cuenta de que el original Advance Wars realmente no dejaba mucho espacio para la inclusión de nuevos tipos de unidades.

Nombre: Advance Wars: Dual Strike

Año de Lanzamiento: 2005

Plataforma: Nintendo DS

La brillante y bien diseñada serie Advance Wars compuesta por un par juegos de estrategia ha encontrado un nuevo hogar en la Nintendo DS, y lo cierto es que no podría ser más bienvenida. Originalmente creado para el Game Boy Advance en el año 2001, Advance Wars ahora va por su tercera entrega, lo que amplía significativamente el alcance de esta serie muy profunda e increíblemente divertida.

Mientras que, hace todo lo posible por evitar cambiar los fundamentos que la hicieron tan grande. Por lo que, el resultado de este nuevo cambio de casa es la entrega Advance Wars: Dual Strike, el juego más grande y en muchos aspectos el mejor de toda la serie.

En este mismo sentido, la nueva iteración ofrece un valor realmente tremendo y está realmente segura de proporcionarnos hora tras hora de juego totalmente llenas de diversión, siendo sorprendentemente rápida para ser un título basado en turnos. Mientras que, una excelente presentación y toneladas de diferentes Modos de Juego, sumados a un gran soporte Multiplayer vía Wi-Fi, ponen esto de una manera que está por encima todo lo que habíamos experimentado antes. Por lo que, este es, sin lugar a dudas, el primer juego imprescindible para la Nintendo DS, y al mismo tiempo es una excusa perfecta para conseguir el sistema si alguno de ustedes aún no lo ha hecho.

Por otro lado, los fans de los juegos previos de la serie Advance Wars estarán en una experiencia cómodamente familiar con esta nueva entrega. Aunque, la misma agrega una serie de nuevas características, personajes, giros y ajustes, los cuales van mucho más allá de lo alcanzado en Advance Wars 2. Pero, aún así todo este nuevo contenido no es algo muy evidente al principio.

Así que aquellos que ya han pasado un montón de tiempo jugando a las versiones anteriores de la serie Advance Wars, bien podrían llegar a sentirse un poco desanimados cuando comiencen a jugar el Modo de Campaña de este juego. Esto, debido principalmente al hecho de que la flamante campaña no supone ninguna experiencia previa, iniciándote suavemente y enseñándonos la manera más adecuada de cómo organizar nuestras diversas fuerzas militares (incluso si ya conoces el ejercicio).

Lo anterior, se presenta a través de algunas misiones guiadas a lo largo de la historia, las cuales hacen un gran trabajo al mantenernos interesados en el colorido del juego a nivel de personajes. Aunque, para los veteranos de la serie Advance Wars, las primeras misiones de la campaña, y de hecho las siguientes dos docenas de misiones que conducen a la parte culminante, parecerán ser bastante fáciles.

Pero, independientemente de su nivel de experiencia, el jugador será capaz de apreciar la diversidad y las sorpresas que la campaña de Advance Wars: Dual Strike ofrece desde una misión a la siguiente. Aparte de que hay algún tipo de giro o ángulo único para cada una, por lo que uno se da cuenta durante el curso de las docenas de misiones que este juego tiene un montón de cosas interesantes.

En su núcleo, la jugabilidad de Advance Wars: Dual Strike es realmente muy similar a la de los juegos anteriores. Debió a que el jugador asume turnos con un oponente maniobrando a las diversas unidades militares sobre un mapa táctico, intercambiando aciertos con fuerzas opuestas, capturando fábricas y otros edificios, para finalmente tratar de destruir todas las fuerzas enemigas o capturar la sede de la facción enemiga.

Mientras que, a la entera disposición del jugador están todos los diferentes tipos de unidades militares que unos se puede llegar a imaginar, tales como: tropas de infantería, tanques de guerra, vehículos blindados para el transporte de personal, helicópteros de combate, acorazados, submarinos, aviones de combate y muchos más.

Asimismo, la entrega Advance Wars: Dual Strike ofrece todas las unidades que podemos encontrar presentes en los juegos anteriores e igualmente realiza una serie de adiciones clave. Tales como los luchadores furtivos, los portaaviones y el llamado Mega Tank, la cual es sin lugar a dudas la unidad más grande y más dura existente en Advance Wars.  Pero, cuyo poder de fuego está templado por un costo abrupto, un movimiento lento y municiones muy limitadas. Mientras que, el equilibrio perfectamente ajustado, es la clave de esta serie, después de todo, así que no hay una única unidad imparable en toda la alineación.

En este mismo sentido, cada una de ellas tiene un propósito valioso, pero ninguna puede ayudarnos a superar al enemigo. Además, muchas de las unidades son elegantemente simples y, muy a pesar de ello, resultan ser muy interesantes por derecho propio, tal y como piezas de ajedrez que empaquetan armas únicas, también cuentan con ciertas propiedades defensivas. Aunque, dado el hecho de que la gran mayoría de las unidades pueden tomar represalias automáticamente cuando son golpeadas, siempre tenemos que considerar las posibles repercusiones de cada movimiento.

Por otra parte, más allá de la larga campaña, la entrega Advance Wars: Dual Strike ofrece una sala de guerra, un modo versus, y un modo de supervivencia para experimentar todas las posibles variaciones en lo que respecta al juego estratégico. Además, a medida que ganamos las batallas de un solo jugador, iremos obteniendo créditos con los que vamos a poder desbloquear toneladas de nuevos mapas y muchos nuevos COs para su uso en los diferentes Modos de Juego disponibles. Mientras que, también es posible tener hasta un total de ocho jugadores en una batalla con sólo una copia de Advance Wars: Dual Strike.

En resumen, este nuevo juego de la serie Advance Wars, de alguna manera, tiene éxito en hacer una fórmula bien gastada tan fresca y excitante como siempre. Además, Intelligent Systems, el desarrollador de la serie, merece un tremendo crédito por elaborar una experiencia de juego tan profunda y accesible como ninguna otra.

Mientras que, aquellos que aún no han tenido la oportunidad de sumergirse en un juego de Advance Wars, no deberían dudar ni un solo segundo en comenzar con éste. Aunque, en el caso particular de los que son fans dedicados de la serie, estamos seguros de que estos descubrirán la existencia de un montón de cosas nuevas y fantásticas para jugar con sus amigos.

Nombre: Batallion Wars

Año de Lanzamiento: 2005

Plataforma: Nintendo Game Cube

La guerra es un tema que la gente normalmente no digiere con mucha facilidad. Pero, de alguna manera, al igual que los juegos de estrategia correspondientes a la serie Advance Wars que lo inspiraron, Batallion Wars del desarrollador Kuju para el Game Cube logra hacer exactamente eso.

Debido a que se trata de un juego de estrategia y acción muy bien hecho, el cual ofrece un estilo de arte muy caprichoso, lo que claramente le distingue de otros juegos que tratan de adoptar un enfoque mucho más serio. Pero, en realidad no deberíamos dejar que sus características de dibujos animados nos engañen, ya que incluso los jugadores veteranos obtendrán un desafío satisfactorio y serio a nivel de la campaña.

En este mismo sentido, para esta nueva oportunidad vamos a poder asumir el rol de un oficial de campo dentro del ejército de la Frontera Occidental. Además, tanto la Frontera Occidental como el vecino Imperio de Tundran comienzan el juego encerrados en una guerra fría de clases, al menos hasta que el lado de los Tundran pierde la paciencia y comienza un ataque preventivo.

Tras lo cual, la guerra estalla y hace estragos entre ambos rivales, sólo hasta que una tercera facción, conocida como los Xilvanianos, hagan acto de presencia y se aprovechen de actual estado de ambos bandos. Por lo que, la Frontera Occidental y los Tundrans, no tiene más opción que elaborar una tregua conveniente frente a esta nueva amenaza y eventualmente se unen para luchar contra el enemigo común.

En su núcleo, Battalion Wars es un shooter en tercera persona con una buena cantidad de estrategia en tiempo real mezclada. Pero, a pesar de que son dirigidas en todo momento por oficiales superiores y por nosotros mismos, en realidad las unidades no tienen una sola presencia física en el campo de batalla.

Aunque, si bien puede no tener mucho sentido lógico, esto nos permite, como una especie de inteligencia desencarnada, saltar libremente de un soldado a vehículo específico y controlarlos de la manera que creamos más conveniente. Además, la campaña del juego abarca alrededor de unas 20 misiones más o menos, con las primeras sirviendo como un tutorial que lentamente nos presenta a las 18 unidades diferentes incluidas dentro del juego.

Por otro lado, Battalion Wars es estrictamente un juego de combate táctico. Pues, no tendremos que preocuparnos por estar pendiente de ningún tipo de economía o producción. De modo que, lo que obtenemos al iniciar una misión, es todo lo que necesitamos para poder completarla, en su mayor parte.  Aunque, muchos de los niveles del juego incluirán algunos refuerzos, solamente si completamos ciertos objetivos secundarios. Además, las misiones son muy variadas, ya sea que estemos captando bases enemigas, defendiendo nuestra propia base al ser invadida por el enemigo, o bien, llevando a cabo un bombardeo sobre las operaciones mineras enemigas. Sea como fuere, estaremos cautivados con la campaña de principio a fin.

Nombre: Batallion Wars 2 

Año de Lanzamiento: 2007 

Plataforma: Wii

El Batallion Wars original parecía ser una gran idea. Principalmente, debido al hecho de que consistía en un spin-off de la serie Advance Wars con tanta acción como estrategia, donde se podía comandar la fuerza entera de un ejército, mientras se observaba todo desde la cabina de un helicóptero, o bien, durante un recorrido por el campo de batalla en el cuerpo de un soldado de a pie.

De modo que, fue un juego bastante genial sin duda alguna, pero por desgracia no estuvo a la altura de su verdadero potencial. Así que, como secuela directa, la entrega Battalion Wars 2 ofrece una campaña especialmente diseñada para un solo jugador, así como también un juego decente a nivel online para los propietarios de la Wii elusiva de la Nintendo.

En relación a ello, llega con varios de los mismos problemas que habían aquejado a su predecesor. Mientras que, la característica más inmediata consiste en el contexto mismo del juego, establecido una etapa global con seis facciones ficticias, la mayoría de las cuales están basadas en sus análogos del mundo real.

Por ejemplo, se supone que el Imperio Solar representa al Japón, con su Emperatriz vestida de kimono, contando con un armamento de alta tecnología y el comandante superior A-Qira. Aunque, más allá de sus semejanzas con el mundo real, el juego es en realidad el cuento de dos guerras, un conflicto anterior y uno más actual. Además, ambos son casos en que los xilvanianos dicen a una nación que otra está construyendo una súper arma, para luego usar el caos resultante con la intención de distraer al mundo de su propia investigación súper armónica.

Asimismo, la primera guerra terminó irónicamente cuando el Imperio Solar aniquila a los xilvanos con un arma nuclear metafórica, que en realidad se trata de un arma satelital, con la capacidad de liberar el poder del sol. Mientras que, este gran poder es aprovechado con un bastón, el cual la emperatriz decide destruir, y por lo tanto, usando la lógica hermética, ella lo hace caer desde un acantilado.

De modo que, los xilvanos ahora han regresado a sus viejos trucos y un nuevo conflicto ha comenzado. Además, a lo largo de las seis campañas que integran el juego, jugaremos a través de ambos conflictos como varias naciones, a pesar de que los controles y la mayoría de las unidades permanezcan muy similares.

En resumidas cuentas, a pesar de que la mayoría de las deficiencias del juego original todavía están presentes en Battalion Wars 2, este es realmente un producto mucho mejor al anterior gracias a sus gráficos mejorados, su buen ritmo y un intento decente de jugar en línea.

Nombre: Advance Wars: Days of Ruin

Año de Lanzamiento: 2008

Plataforma: Nintendo DS

La serie de estrategia por turnos desarrollada desde hace ya algo de tiempo por Intelligent Systems, vuelve a la Nintendo DS con la entrega Advance Wars: Days of Ruin, la cual es la entrada más divergente de toda la serie. Esto debido a que el juego en cuestión evita una actitud absurdamente feliz y suertuda hacia el conflicto militar, en favor de un tono mucho más oscuro, y evidentemente más pesado, lo que sugiere que la serie está pasando una etapa de adolescencia.

Mientras que, la jugabilidad en sí misma, seguirá siendo muy familiar para los jugadores que regresan a la serie, pero incluso los veteranos se darán cuenta de la existencia de un mayor nivel de dificultad. Por lo que, se trata de una experiencia un poco menos accesible que las anteriores. Aún así, Days of Ruin sigue siendo un juego de estrategia muy satisfactorio y que bien con una tonelada de contenido.

Por otro lado, el juego establece su tono sombrío ubicando las cosas justo después del fin del mundo. De modo que, los meteoros han golpeado la Tierra, trayendo como resultado un escenario bastante caótico y adecuado para contar una historia de índole post apocalíptico.

Mientras que, todas las formas de gobierno o servicios sociales han sido borradas y los supervivientes de la catástrofe recorren constantemente el planeta para refugiarse y abastecerse de las bandas salvajes de bandidos que han comenzado a aparecer. Por lo que, la historia del juego se centra en un joven llamado Will, quien en cierta ocasión es rescatado por un pequeño grupo de soldados sobrevivientes del ejército Rubinelle.

En este mismo sentido, a medida que se van abriendo camino a través de las desoladas tierras baldías, los jugadores se enfrentan a bandidos, políticos, y otros soldados que insisten en mantener sus rencores pre apocalípticos.  De modo que, este es un cambio bastante dramático en el tono de los juegos anteriores de la serie Advance Wars, los cuales eran fascinantes por su alto contraste entre el tono alegre y los asuntos sombríos, siendo ​​el nuevo enfoque un cambio realmente asombroso. Y por desgracia, la escritura del tipo anime en verdad no es lo suficientemente fuerte como para transmitir cualquier impacto real, en base las meditaciones de la historia sobre el costo de la guerra.

No obstante, los fans de la serie Advance Wars se darán cuenta de que un poco de reequilibrio ha hecho efecto en Days of Ruin. Esto debido a que algunas unidades han sido retiradas por completo y se han introducido algunas nuevas, tales como la unidad antitanque, la unidad de bengalas, el tanque de guerra y el hidroavión.

Además, también hay nuevos obstáculos a enfrentar en el campo de batalla, como los campos de energía producidos por los meteoros que causaron todo este lío en primer lugar. Mientras que, los poderes del oficial al mando también han sido reajustados, y a pesar de que el CO con el que hayamos elegido jugar aún tendrá un impacto en la batalla, lo cierto es que este aspecto resultará mucho más sutil ahora.

En concordancia, la campaña principal para un solo jugador de Days of Ruin consiste en unas 26 misiones con una duración variable. Así como también un número determinado de misiones para el entrenamiento de carácter opcional, las cuales a menudo son más castigadoras que las propias misiones de campaña. Aunque, para ser francos, todas las cosas realmente emocionantes en este juego existen fuera de la campaña especialmente diseñada para un solo jugador.

Mientras que, más allá del soporte Multiplayer local, la entrega Days of Ruin ofrece un juego en línea de hasta cuatro jugadores, el cual incluye hasta un chat de voz. Pero, si los 150 mapas que vienen con el juego no son suficientes, también hay un editor de mapas con todas las funciones que hace las veces de tándem con las habilidades a nivel online del juego, lo que nos permite cargar mapas personalizados y compartirlos con nuestros amigos.

 

 

Share this Story
  • VEHÍCULOS

    World of Tank (Xbox One)

    Indice de temas de este post1 World of Tanks, Definitivamente Se Trata de La Mejor Experiencia Masiva Multiplayer a Nivel Online ...
  • ESTRATEGIA

    Advance Wars (Saga Completa)

    Indice de temas de este post1 Advance Wars, Los Grandes Genios de Intelligent Systems Lograron Ganarse el Corazón de los Occidentales ...
  • ACCIÓN

    Mercenaries (Saga Completa)

    Indice de temas de este post1 Mercenaries, Una de las Series del Género de Acción y Aventuras Más Polémicas que Hayan ...
  • ACCIÓN

    Counter-Strike (Saga Completa)

    Indice de temas de este post1 Counter-Strike, La Historia y Evolución de Una de las Series Más Populares de Todos los ...
  • ACCIÓN

    Battlefield (Saga Completa)

    Indice de temas de este post1 Battlefield, La Saga Completa1.1 Conociendo los Orígenes de Battlefield1.1.1 Problemas Legales para Activision 1.1.2 Activision en ...
  • XBOX ONE

    Sniper Ghost Warrior 3 (Xbox)

    Sniper Ghost Warrior 3, Estamos a Pocos Meses del Lanzamiento Oficial de este Excelente Shooter Táctico que Pretende Otorgarnos Tres Experiencias ...
Load More Related Articles
  • ACCIÓN

    Wolfenstein II: The New Colossus (Xbox One)

    Indice de temas de este post1 Wolfenstein II: The New Colossus, La Más Reciente Iteración de la Serie Más Controversial y ...
  • ESTRATEGIA

    Ironcast (Nintendo Switch)

    Indice de temas de este post1 Ironcast, Un Videojuego de Estrategia Muy Interesante Ahora Disponible para el Nintendo Switch, Donde Podremos ...
  • ACCIÓN

    Ryse: Sons of Rome (PC)

    Indice de temas de este post1 Ryse: Son of Rome, Crytek nos Traslada a la Época del Imperio Romano a Través ...
  • ESTRATEGIA

    Sudden Strike 4 (PS4)

    Indice de temas de este post1 Sudden Strike 4, La más Reciente Entrega de la Gran Serie Sudden Strike Llega para ...
  • ESTRATEGIA

    War Leaders: Clash of Nations (PC)

    Indice de temas de este post1 War Leaders: Clash of Nations, Una Propuesta Estratégica Bastante Similar a los Títulos de la ...
  • ESTRATEGIA

    Praetorians (PC)

    Indice de temas de este post1 Praetorians, El Gran Equipo de Pyro Studios lo Hace de Nuevo con esta Propuesta Táctica ...
Load More By tusjuegosdeguerra.com
  • ESTRATEGIA

    Ironcast (Nintendo Switch)

    Indice de temas de este post1 Ironcast, Un Videojuego de Estrategia Muy Interesante Ahora Disponible para el Nintendo Switch, Donde Podremos ...
  • ESTRATEGIA

    Sudden Strike 4 (PS4)

    Indice de temas de este post1 Sudden Strike 4, La más Reciente Entrega de la Gran Serie Sudden Strike Llega para ...
  • ESTRATEGIA

    War Leaders: Clash of Nations (PC)

    Indice de temas de este post1 War Leaders: Clash of Nations, Una Propuesta Estratégica Bastante Similar a los Títulos de la ...
  • ESTRATEGIA

    Praetorians (PC)

    Indice de temas de este post1 Praetorians, El Gran Equipo de Pyro Studios lo Hace de Nuevo con esta Propuesta Táctica ...
  • ESTRATEGIA

    Battles in Normandy (PC)

    Indice de temas de este post1 Battles in Normandy, Una Interesante Propuesta Estratégica que forma parte de la Popular Serie Decisive ...
  • ESTRATEGIA

    Axis & Allies (PC)

    Indice de temas de este post1 Axis & Allies, La Genial Adaptación de Otro Famoso Juego de Mesa Creado por Milton ...
Load More In ESTRATEGIA

Check Also

Wolfenstein II: The New Colossus (Xbox One)

Indice de temas de este post1 Wolfenstein II: ...

Juegos